eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Erin Knight: “Las insignias virtuales serán más eficaces que el CV para encontrar empleo”

La responsable de Open Badges, tecnología impulsada por Mozilla, nos explica cómo funcionan y por qué van a impactar en la construcción de nuestra identidad digital

Son una oportunidad para impulsar el fenómeno de los MOOC y también de la enseñanza presencial: varias universidades de EE.UU. ya las usan con sus alumnos

- PUBLICIDAD -
Las insignias, chapas o 'badges' llevan con nosotros mucho tiempo: ahora sirven también para demostrar habilidades. Imagen de Aaron Gustafson @Flickr cc BY-SA

Las insignias, chapas o 'badges' llevan con nosotros mucho tiempo: ahora sirven también para demostrar habilidades. Imagen de Aaron Gustafson @Flickr cc BY-SA

No son un invento de hoy, no hay duda: los militares las usan para distinguir grados en los ejércitos desde hace siglos. Y seguramente casi todos nosotros, aunque no hayamos hecho la 'mili', hemos lucido alguna: en nuestra pechera, solapa o mochila; de hilo cosido o chapa con imperdible. Estas últimas llevan ya unos años de moda como un complemento más en el vestir para mostrar nuestras ideas políticas, qué música nos gusta o, simplemente, lo molones que somos (o creemos ser). ¿Qué tal si te dijera que quizá mañana sirvan también para encontrar trabajo?

Aunque siempre estuvieron ahí, empezando por los videojuegos, las insignias (que a menudo leerás como 'badges', de su palabra en inglés) irrumpieron en las identidades digitales de las personas hace no muchos años. Una de las aplicaciones que extendió masivamente su uso y comprensión fue Foursquare, con miles de personas compitiendo en todo el mundo por obtener la insignia que les acredita como el 'alcalde' de un lugar. Ha llegado a haber más de 200. Cada una reconoce una habilidad o un logro en esta 'app' móvil de geolocalización. Las 'badges' están ligadas a un fenómeno mayor, la 'gamificación', un cruce de caminos entre el marketing y la psicología del comportamiento cuyo objetivo es utilizar las mecánicas del juego en contextos a priori ajenos a éste para lograr que las personas adopten un determinado comportamiento: por ejemplo, no aburrirse de una web o 'app' y pasar mucho tiempo navegando por ella, generando muchas páginas vistas y engrosando el negocio, como pasa en Foursquare. O, en el otro extremo, ayudar a los científicos a luchar contra el sida en la vida real jugando con moléculas como si fueran piezas de un puzzle.

Básicamente, pues, relacionadas con la identidad digital de una persona, las insignias sirven para "demostrar" que ésta ha logrado algo: un objetivo en un juego, acumular cierta cantidad de puntos o cierta cantidad de conocimiento y habilidades. Y yendo a esto último, si en Foursquare podemos demostrar que somos el cliente más fiel de la disco de moda, ¿por qué no puedo acreditar en LinkedIn que soy el mejor programando en cierto lenguaje? ¿O un hacha traduciendo del chino al catalán? ¿O, simplemente, el mejor en unas asignaturas concretas de la carrera, esa que le interesa a mi empleador ahora, aunque en el conjunto global mi nota media no fuera tan buena? Esto es lo que pretende Open Badges: obtener reconocimiento por habilidades o aprendizajes que has adquirido en cualquier parte. Por concretas o pequeñas que sean. Aunque no haya diplomas de por medio. Y conseguir con ello fardar en tu web, tus redes sociales o, por qué no, deslumbrar a un posible empleador. En lugar de un carísimo diploma, cientos de 'badges' bien concretas.

Open Badges es un sistema de insignias virtuales que, como su nombre indica, es abierto. Abierto a la interoperabilidad entre instituciones, aprendices, estudiantes, empleadores... Un formato libre impulsado por la organización sin ánimo de lucro Mozilla Foundation, la misma que hace posible el Firefox como navegador y ahora también como sistema operativo para smartphones.

Hablamos con Erin Knight, Directora de Learning en Mozilla Foundation y responsable de Open Badges.


ENTREVISTA


PREGUNTA: ¿Cómo surgió la idea de crear los Open Badges? ¿Qué experiencia concreta les hizo pensar que eran necesarias?

RESPUESTA: La idea inicial vino de un objetivo muy específico: reconocer y estimular en la gente las habilidades de desarrollo web. Mozilla quiere más desarrolladores de código abierto y nos dimos cuenta de que la mayoría de los mejores no aprendieron sus habilidades en el aula, sino a través de aprendizaje entre iguales, compartiendo código y apaños. Nada de esto estaba siendo reconocido, por lo que era difícil encontrar buenos desarrolladores web, y también lo era ayudar a la gente a encontrar maneras de desarrollar esas habilidades. Las insignias o ‘badges’ son una manera de capturar y comunicar fácilmente esas habilidades. Después de profundizar en las ‘badges’, nos dimos cuenta muy rápidamente de que éstas encerraban el potencial para algo más grande, para legitimar y conectar verdaderamente el aprendizaje a través de la web. Queríamos asegurarnos de que las ‘badges’ permanecieran abiertas y estuvieran conectadas e interoperables para los estudiantes y por eso escribimos un libro blanco sobre la idea y desarrollamos el primer prototipo de la infraestructura de Open Badges.

P: ¿Cuándo se lanzó la iniciativa finalmente y en qué momento está ahora? ¿Cuántas variedades de Open Badges existen? ¿Se pueden crear nuevas Open Badges de una manera distribuida?

R: Lanzamos oficialmente la versión pública 1.0 de Open Badges en marzo de 2013, y antes estuvimos en fase beta durante un año. Open Badges actualmente consta de dos partes. La primera es el estándar de Open Badges, que es la definición de la información que se debe incluir con cada insignia. Esto asegura que cada insignia lleva toda la información necesaria para entenderla, así como que las insignias procedentes de varios emisores son interoperables para el alumno. La segunda es el software libre y de código abierto llamado ‘Backpacks’ [las mochilas] y sus APIs, que permiten a cada alumno recolectar y almacenar ‘badges’ a través de diversas experiencias de aprendizaje y luego compartirlas con las principales partes interesadas, como posibles empleadores. Actualmente hay unos 1.000 emisores únicos y más de 100.000 ‘badges’ en el ecosistema.

P: ¿Qué tipo de instituciones pueden emitir Open Badges? ¿Cuáles son los requisitos?

R: Cualquier institución puede suministrar Open Badges, el requisito principal es adaptar cada insignia con el estándar de Open Badges, por lo que una vez más, las insignias son interoperables con otras ‘badges’ en el ecosistema. Esta información incluye los criterios para la insignia, así como, opcionalmente, la evidencia que la respalda. Somos los más interesados ​​en que las Open Badges representen habilidades y logros reales, y por lo tanto pueden ser relevantes de cara al empleo, por lo que tenemos ‘badges’ de las instituciones de educación superior, escuelas, proveedores informales de formación, sitios educativos abiertos, instituciones culturales, organismos gubernamentales y más.

P: Vivimos en un gran momento para la enseñanza a través de los MOOCs. ¿Están pensando en llegar a algún tipo de acuerdo con alguna de las plataformas que ofrecen este tipo de formación, como por ejemplo Coursera, para usar las Open Badges?

R: Estamos trabajando con una serie de proveedores de cursos MOOC para ayudarles a adoptar Open Badges. En este momento muchos MOOCs emiten certificados de aprovechamiento del curso en formato PDF. Sería muy fácil y valioso convertir ese certificado en una Open Badge, o emitir una en paralelo al certificado tradicional. Esto posibilitaría que ese certificado o credencial se hiciera más transferible y relacionable con otros logros. Es también una oportunidad para que los MOOCs capturen y muestren una mayor gradación en el aprendizaje de diferentes habilidades dentro de un mismo curso y, por lo tanto, complementen el certificado final con insignias menores que muestren más acerca del camino seguido por el estudiante en este aprendizaje.

P: ¿Han hablado sobre Open Badges con los centros de formación tradicionales, como las universidades? ¿Qué tipo de respuesta han recibido? ¿Estarían dispuestas a adoptar las Open Badges?

R: Sí, estamos trabajando con una gran cantidad de universidades para ‘badgetizarlas’ y hay muchos casos diferentes de uso y exploración de Open Badges. Algunas, como la DePaul University, están interesadas ​​en el uso de Open Badges para reconocer el aprendizaje previo del alumno y aceptarlo como crédito universitario, de forma que el estudiante pueda superar con mayor rapidez los requisitos de entrada al programa de estudios. Otros, como la Purdue University, están utilizando las insignias para complementar las calificaciones y certificados con las experiencias de aprendizaje en el aula o en actividades extracurriculares. Otros, como la Southern New Hampshire University, están explorando nuevos modelos basados ​​en la competencia que se alejan del programa estándar de grado o de las estructuras típicas de los cursos para ir hacia un mayor micro-aprendizaje que se puede montar en diferentes formas para diferentes propósitos.

P: Las redes sociales profesionales como LinkedIn son cada vez más el comienzo y el final de la carrera profesional de los ciudadanos. ¿Esperan que este tipo de sitios reconozcan las Open Badges como instrumentos eficaces para el Curriculum Vitae?

R: Creemos que muy pronto las insignias complementarán los currículos con información verificada sobre habilidades y niveles alcanzados en éstas, incluyendo las habilidades sociales. Es algo que los empleadores están pidiendo. A más largo plazo, a medida que haya disponibles más insignias para más habilidades, creemos que las ‘badges’ van a ser más eficaces que el propio CV actual. Actualmente, los CV los escriben los propios interesados y son imposibles de comprobar al cien por cien, mientras que las insignias son verificables, basadas en la evidencia y orientadas hacia las habilidades, así que pueden contar una historia más fiable y completa sobre el candidato. Los empleadores están desesperados por conseguir mejores herramientas para poder juzgar de una forma más fácil y confiable a los candidatos y las insignias pueden dar solución a esta necesidad.

P: La tecnología detrás de Open Badges es abierta. ¿Cuál es el nivel de seguridad de esta tecnología? ¿Es posible que los usuarios engañen o exageren a través de las Open Badges? ¿Hay una comunidad de desarrolladores independientes trabajando en el proyecto? ¿Cuántos? ¿Qué tipo de tecnologías están involucradas?

R: La tecnología de Open Badges sirve como la "fontanería" para el ecosistema de las insignias y, como decía antes, incluye la definición de la ‘badge’ o el Open Badge estándar, así como las ‘Backpacks’ y las API para introducir o extraer las insignias en cada contexto. Mediante el uso de una infraestructura compartida, podemos verificar fácilmente las insignias para asegurarnos de que un emisor emitió realmente una insignia concreta y que no fue simplemente copiada del sitio o perfil de otro usuario con esa misma insignia. Así que nuestra tecnología incluye de serie una validación de bajo nivel. Sin embargo, la insignia no tiene sentido sin algo detrás de ella: aprendizaje, logros reales y alguna forma de evaluación. Cada emisor de insignias debe diseñar buenas experiencias de aprendizaje y evaluaciones sobre las que se puedan emitir ‘badges’, así que está en la mano del emisor poner controles y equilibrios para frenar las trampas y garantizar que sus insignias son representativas de lo que dicen ser. El software de Open Badges está construido y mantenido por un pequeño equipo de desarrolladores de Mozilla y un número creciente de miembros de la comunidad de desarrolladores. Se basa principalmente en Node.js y está disponible en github.


Consulta aquí las respuestas originales de la entrevistada en inglés.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha