eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Cuatro preguntas para entender qué es la gestación subrogada y por qué causa tanta polémica

Respondemos a la petición de Carlos, un socio de eldiario.es que quiere tener una idea clara de la gestación subrogada, sus ventajas y sus implicaciones legales. 

37 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La llegada de un hijo genera un cambio en la rutina, la mentalidad y la forma de pensar. (DP).

DP

Carlos nos escribe: "Os propongo un artículo sobre gestación subrogada, ya que son varias las noticias que nos llegan a través de la prensa sobre esta práctica de vientres de alquiler y el debate de si conviene legalizarla o no. No estaría nada mal elaborar un artículo sobre la gestación subrogada, con sus pros y sus contras". 

Esperamos que el siguiente artículo satisfaga tu interés y el del resto de lectoras y lectores. Aquí van  cuatro preguntas para entender qué es la gestación subrogada y por qué causa tanta polémica

1. ¿Qué es la gestación subrogada?

La gestación subrogada es un sistema de reproducción que tiene dos vertientes, una médica y otra legal. La vertiente médica comprende un conjunto de técnicas de reproducción asistida: por un lado, están las de reproducción in vitro, donde se fecunda una serie de óvulos dentro de una probeta en un laboratorio y se selecciona uno los embriones viables para introducirlo en el útero de una mujer. Dicho útero se estimula para que acoja el embrión y geste el feto que se desarrollará.

Por otro lado, están las técnicas en las que se fecunda un óvulo por inyección seminal en la vagina de una mujer que ha sido estimulada ováricamente y que también desarrollará el embarazo. Pero a diferencia de otros métodos de reproducción asistida, en la gestación subrogada el vientre que acoge el embrión no siempre es el de la mujer propietaria del óvulo fecundado. 

En ocasiones es el de una segunda mujer que se presta, ya sea de manera altruista, por motivos personales o comerciales, a gestar el embarazo. Una vez se produce el parto, entra en juego la vertiente legal de la gestación subrogada. La misma puede implicar la cesión del bebé gestado a la propietaria de los ovarios y su pareja, que lo filiarán después en el registro, o bien al propietario del semen fecundador y su pareja.

Es decir que la vertiente legal implica asignación de la maternidad, o parte de ella, a otra persona. Es por ello que también se denomina a este procedimiento 'vientre de alquiler', puesto que en algunos países las mujeres pueden prestarse a gestar los embriones de otras mujeres por motivos económicos: alquilan su vientre y luego ceden a la criatura. 

2. ¿Quiénes pueden querer practicar la gestación subrogada?

Hay dos grupos principales que pueden estar interesados en la gestación subrogada como método reproductivo. En primer lugar están las parejas heterosexuales -el más numeroso con diferencia- en las que la mujer posee ovarios pero no puede gestar el embarazo por diferentes motivos, generalmente médicos: la gestación y el parto entraña un peligro para su salud o le falta el útero o este no es apto para retener al feto.

Con los óvulos de la mujer y el semen del hombre se realiza la fecundación in vitro y se obtiene, al menos, un embrión viable que se instalará en el útero de la mujer que hará de gestante.

Otro grupo que puede estar interesado son las parejas homosexuales masculinas con deseos de ser padres. Estas pueden recurrir a la inseminación de una mujer que se ofrezca voluntaria, por altruismo o por motivos económicos, y que gestará el feto. Generalmente el esperma es de uno de los padres y posteriormente la pareja filiará el hijo en el registro, renunciando la mujer a sus derechos de maternidad. 

Foto: AFP

Foto: AFP

3. ¿Es legal en España?

La gestación subrogada no es legal en España y se considera nulo cualquier contrato en este sentido. La Ley de Técnicas de Reproducción Asistida 14/2006 establece en el artículo 10 que será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero. 

Adicionalmente, en el Informe Anual 2014 el Parlamento Europeo tildó a la gestación subrogada de forma de explotación de las mujeres, aunque dos años más tarde matizó está afirmación limitándola a los casos donde solo hubiera un interés comercial e instando a cada país a regular los casos especiales.

Actualmente hay una cierta presión desde partidos liberales como Ciudadanos para que se regule la gestación subrogada y así se permita este sistema en casos donde la actuación de la madre gestante sea totalmente altruista. El Partido Popular prefiere no pronunciarse al respecto y PSOE y Podemos piden un debate abierto y sensato al respecto.

Adicionalmente, 50 asociaciones de diversas tendencias -también hay colectivos LGTB- se han pronunciado estos días abiertamente en contra una posible regulación legal de la maternidad subrogada al considerarla una explotación sexual de la mujer. Además, han anunciado movilizaciones contra una próxima feria, que se celebrará en mayo en Madrid y donde acudirán hospitales y médicos de países donde la gestación subrogada es legal para contactar con posibles clientes españoles.

La intención de esta feria es que las parejas españolas viajen a estos países, contraten una fecundación in vitro, donen los óvulos a una madre de alquiler y regresen al cabo de un año a España con la niña o el niño adoptado. Esta práctica es relativamente frecuente y genera problemas legales en la administración española, al tener que asumir la existencia de un niño adoptado pero procedente de un método ilegal en España. Frente a ella, los colectivos sociales proponen la adopción

EE.UU. tiene en observación a 150 embarazadas con posible infección de zika

EE.UU. tiene en observación a 150 embarazadas con posible infección de zika EFE

4. ¿Por qué es tan polémica?

La gestación subrogada genera polémica porque por un lado es evidente que es un método que se presta a la explotación de todo tipo de mujeres en países donde la aplicación de sus derechos es muy laxa, y su coyuntura económica y social es propicia a la explotación de sus órganos sexuales por parte de bandas mafiosas.

Pero por otro lado hay quien considera que hay casos en que existen las motivaciones altruistas y estas se ven frustradas por la falta de legislación. Sin embargo, los contrarios a la gestación subrogada creen que estas motivaciones altruistas muchas veces esconden un afán comercial que no recogen los contratos y que se satisface bajo mano.

Finalmente, un tercer grupo opina que la falta de una regulación legislativa con la opción comercial plenamente legal, propicia precisamente la existencia de grupos mafiosos que exploten a colectivos femeninos vulnerables. Alegan que en cuanto se legaliza el alquiler de los vientres -Estados Unidos, Rusia, Ucrania o la India lo han hecho- desaparece el peligro de explotación mafiosa; también que el precio de la gestación subrogada es alto y puede suponer un gran impulso económico para mujeres que, de otro modo, sí son vulnerables a la explotación.

Los contrarios a este argumento alegan que legalizando la gestación subrogada se corre el peligro de hacer del sistema un modo de vivir para muchas mujeres e incluso que el exceso de oferta de vientres de alquiler podría hacer baja r drásticamente los precios hasta desaparecer el impulso económico que salve a las mujeres del peligro de ser explotadas por su vulnerabilidad económica.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,  suscríbete a nuestros boletines

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha