eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gobierno y sindicatos agrarios exigen que los terratenientes sin actividad no reciban ayudas de la PAC

En el documento conjunto, critican que el ministerio de Arias Cañete mantenga el viejo statu quo, que permite recibir importantes recursos de los fondos europeos sin mantener la actividad

España tiene asignados 44.000 millones de euros hasta 2020 y debe plantear un nuevo modelo y quién debe ser el beneficiario de las ayudas

Asturias exige que las subvenciones de la política agraríia vayan a ganaderos y agricultores activos que generen empleo

- PUBLICIDAD -
El gobierno y los sindicatos agrarios de Asturias defienden un nuevo un modelo de ayudas de la PAC.

El gobierno y los sindicatos agrarios de Asturias defienden un modelo que genere empleo.

Asturias exige al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, que en el nuevo modelo de reparto de los fondos de la PAC retire las ayudas a los terratenientes y agricultores que no tienen actividad, ni ingresos derivados de la misma, y que no generan empleo. Esta es una de las reivindicaciones que han suscrito la consejería de Agroganadería y los sindicatos agrarios, y que marcará la postura del Gobierno del Principado en el reparto de los fondos destinados a España procedentes de la Política Agraria Común (PAC).

El ejecutivo asturiano se ha posicionado al lado de las organizaciones sectoriales, que defienden que las ayudas directas sólo deben recaer en los agricultores y ganaderos “que mantienen una actividad y obtienen ingresos por el rendimiento de su actividad y no por el cobro de las ayudas”, recoge el documento firmado por la consejería y los tres sindicatos más representativos de la región.

Asturias es contraria a mantener el statu quo establecido, que favorece a cualquier solicitante de esta ayuda. Para el Principado, delimitar las ayudas y definir qué es actividad agraria “es transcendental, porque se liberaría gran cantidad de recursos para quienes realizan la actividad agraria en España y haría más atractiva la incorporación de jóvenes  y el rejuvenecimiento del sector.”

Aunque la Comisión Europea ha recortado en un 11% la cuantía de las ayudas, la asignación para España es de casi 44.000 millones de euros para la aplicación de la PAC, que estará vigente hasta el 2020. Por primera vez, Europa da un amplio margen de maniobra a los Estados sobre el modelo a aplicar y el destino final de las ayudas.

Según la consejería de Agroganadería, al contrario que en Francia, España tiene todavía cuestiones pendientes por acordar con las Comunidades Autónomas, que espera que se debatan y concreten en las reuniones que se celebrarán a lo largo de este mes de enero, como es la definición de agricultor activo y concretar quién podrá entrar a cobrar las ayudas.

Por la información que están recibiendo, tanto los sindicatos como la representante del ejecutivo asturiano critican que Arias Cañete no reconozca los modelos productivos que realmente tengan un efecto beneficioso sobre la conservación de los recursos naturales, como el que realizan las explotaciones ganaderas de montaña en Asturias. En este sentido, el gobierno autonómico se adelanta y exige que el nuevo modelo español reconozca la fragilidad de este tipo de producciones y “se protejan con recursos económicos de forma específica y que los pagos asociados no sea un pago estructural, sino una actualización de compensación de renta”.

Otro de los aspectos que Asturias defenderá en las próximas reuniones de la PAC es que se recompense a aquellas autonomías que han sabido ejecutar los fondos para el desarrollo rural, que en los últimos siete años han supuesto para la región ayudas por valor de 433 millones de euros, frente a otras que no lo han hecho, como Extremadura y Castilla-La Mancha.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha