eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Alberto Shommer más desconocido llena de flores y paisajes el Retiro

- PUBLICIDAD -

El trabajo más desconocido del fotógrafo Alberto Schommer, aquel que realizó entre 2004 y 2014, llena de luz, color y texturas el Centro Cultural de Casa de Vacas del Retiro de Madrid con la exposición "Schommer. Al natural", donde a través de su objetivo homenajea la belleza y el poder de la naturaleza.

"El objetivo de esta selección es mostrar todas las facetas de un Shommer que era polifacético a más no poder como persona y como artista. Creo que todo el mundo se había quedado con su faceta de retratos y paisajes negros, pero estuvo muy activo hasta el final de su vida", ha contado Alejandra Irigoyen, comisaria de la muestra.

A través de 63 fotografías, la exposición hace un recorrido por estos años en los que el fotógrafo vasco (Vitoria, 1928 - San Sebastián, 2015) no "dejó de experimentar", por lo que se podrá ver, desde mañana hasta el 24 de octubre, un recorrido que abarca desde paisajes a primeros planos de fotografías transformadas en obras pictóricas por medio de iluminaciones, pinturas o superposiciones.

"Son fotos sacadas en viajes y son más desconocidas. La muestra es un homenaje a su persona y a su visión tan particular del arte", ha puntualizado la comisaria, quien ha recordado cómo Shommer nunca se "encontró cómodo al 100 %" en el mundo digital. "Cogió sus pinceles -ha añadido- y se puso a experimentar, a raspar, cortar y superponer las diapositivas. Es un trabajo muy experimental".

Además de sus "retratos psicológicos" de flores, en la exposición también se exhiben fotografías de paisajes de países de otros continentes vistos a través de su ojo, como los desiertos de Libia o las junglas tropicales de la India, pertenecientes respectivamente a sus libros "La belleza oculta" (2004) y "El paraíso" (2005).

Completan la muestra fotografías de paisajes de la península Ibérica, donde su objetivo captura luces, sombras, claroscuros y gamas de grises de lugares anónimos y los convierte en territorios misteriosos, mágicos e irreales.

En palabras del presidente de la Fundación Schommer, Íñigo Casla, "Shommer. Al natural", la tercera exposición de su obras tras su muerte, forma parte de uno de los objetivos de esta fundación: difundir el trabajo artístico de este fotógrafo reconocido con el Premio Nacional de Fotografía 2013, que supo "elevar la fotografía al nivel de la pintura".

"La fundación nació antes de que muriera Shommer porque él y su mujer Mercedes se dieron cuenta de que al no tener descendientes alguien tenía que difundir su trabajo cuando ellos faltaran. Pero la fundación también tiene otro objetivo, que era una de las obsesiones de Alberto: constituir un Museo Nacional de Fotografía en España", ha reconocido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha