eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

John Elliott: "El mundo es global, tenemos que dejar la historia parroquial"

- PUBLICIDAD -
John Elliott: "El mundo es global, tenemos que dejar la historia parroquial"

John Elliott: "El mundo es global, tenemos que dejar la historia parroquial"

El hispanista inglés John Elliott ha asegurado hoy que la globalización deja obsoleta la historiografía que explica de forma aislada los sucesos de países o regiones, por lo que ha asegurado: "El mundo es global, tenemos que dejar la historia parroquial".

Durante una conferencia en la editorial RBA, el catedrático emérito de Oxford, de 83 años, ha sostenido que "un historiador tiene que estar al día de lo que pasa en todo el mundo" para poder interpretar lo que pasa a nivel local.

Elliott ha reivindicado la relación entre presente y pasado, algo que ha asegurado es palpable en España, ya que ha apuntado que el Estado de las autonomías de la Constitución del 1978 bebe directamente de la monarquía de los Austrias de los siglos XVI y XVII.

"Este sistema pluralista ya funcionó más bien que mal durante dos siglos", ha señalado el Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales.

El autor de "La España Imperial" -que ha confesado que se le ocurrió el título de la obra mientras estaba en la bañera- ha relatado su fascinación temprana por la historiografía española y catalana, que ha subrayado que siempre ha intentado analizar "desde la imparcialidad de un inglés".

Así, ha explicado cómo al llegar a Barcelona en los años cincuenta quedó "impresionado" por el país, pese a la "miseria y pobreza" de los años de la posguerra.

"Sentí un ambiente asfixiante", ha continuado Elliott, que ha resaltado que "la censura y la prohibición de la lengua" que imponía la dictadura franquista chocó con su experiencia en Inglaterra, donde estaba "acostumbrado a la libertad".

Para entender la realidad española, el inglés se integró en la sociedad catalana y empezó a frecuentar a intelectuales autóctonos, como Ferran Soldevila y Jaume Vicens Vives.

Con este último fraguó una gran complicidad, en cuanto los dos entendían la historiografía como un trabajo de contraponer los datos y las interpretaciones acerca del pasado.

"Cada sociedad necesita sus mitos y esto está bien para construir un sentimiento colectivo, pero a la vez necesita a historiadores para desmitificar, que es lo que hacía Jaume Vicens Vives", ha resuelto.

Elliott ha defendido que la relación entre España y Cataluña durante el siglo XVII está plagada de grises, y ha censurado a quienes buscan explicar la historia de cualquier parte de el mundo como un contraste de "blancos y negros".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha