eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Kate Morton: en España tengo más lectores hombres que mujeres

- PUBLICIDAD -
Kate Morton: en España tengo más lectores hombres que mujeres

Kate Morton: en España tengo más lectores hombres que mujeres

La escritora australiana Kate Morton, autora de exitosas novelas como "El jardín olvidado", reivindica su condición de escritora de misterio y huye de la clasificación de "literatura femenina" para sus obras, como lo demuestra, dice, el hecho de que en España tenga más lectores varones que mujeres.

"Eso dice mucho acerca de los hombres españoles", ha asegurado hoy en una entrevista esta autora superventas, que ha presentado en Madrid su nueva novela, "El último adiós", editada por Suma de Letras, donde vuelve a demostrar su gusto por lo victoriano y las tierras inglesas, en las que ha ambientado todos sus libros.

"A un autor que escribe de personajes masculinos nunca se le pregunta cuándo va a relatar historias de mujeres, es aceptable", ha señalado Kate Morton.

Una infancia en un clima subtropical como el australiano le hizo anhelar "los copos de nieve en las ventanas" y los paisajes británicos que aparecían en los libros de Enid Blyton o C.S. Lewis, ha recordado la escritora, a la que le gustaba "desaparecer del mundo" con esas lecturas.

Como también desaparece ahora con la escritura de sus novelas: "podría vivir sin publicar pero necesito escribir, incluso cuando me digo a mí misma que voy a hacer una pausa, me pongo a escribir. Si no estoy construyendo un mundo imaginario no estoy bien", ha recalcado.

En "El último adiós" regresan también el peso del pasado en el presente y los secretos familiares sobre los que Morton teje sus tramas, una fascinación que viene de una historia personal: su abuela descubrió a los 21 años que no era hija biológica de su padre, una realidad que ocultó a su familia hasta casi su muerte.

La novela transcurre en dos planos temporales, la actualidad y los años 30, en una mansión en el campo de la familia Edevane.

Es en una festiva noche de verano de 1933 cuando la familia de Alice Edevane, de 16 años y escritora en ciernes, sufrirá una dolorosa desaparición. Setenta años más tarde, Sadie Sparrow, investigadora en Scotland Yard y de permiso forzoso tras un caso, descubre una mansión abandonada y la historia de un niño desaparecido sin dejar rastro.

Mientras tanto, Alice Edevane, es una anciana y exitosa escritora de novelas policíacas, cuya planificada vida se verá interrumpida por las preguntas que la detective comenzará a hacer sobre su pasado familiar.

Todas sus novelas están parcialmente inspiradas en hechos reales y en esta ocasión es un suceso ocurrido en Australia y conocido como el de "los niños Beaumont", tres hermanos desaparecidos en una playa en enero de 1966, un caso que aún no se ha resuelto.

En la novela, Kate Morton habla del estrés postraumático tras las guerras y de sus víctimas y considera que la condición humana no está hecha para la violencia.

Por eso, y en relación a los atentados de París, la autora cree que los seres humanos "no estamos hechos para matarnos unos a otros" como lo demuestra, dice, que las personas pueden sufrir este estrés postraumático tras la violencia.

La autora australiana asegura que ya no se siente presionada por el éxito de sus novelas porque escribe "por amor".

"Escribir es muy duro y te lleva mucho tiempo. Por eso no puedes hacerlo por motivos cínicos. Soy una narradora y es peligroso intentar gustar a todo el mundo", sostiene esta autora.

Aunque señala que nunca ha podido leer sus novelas "como lectora", considera que la receta de su éxito puede estar en transmitir que se viaja a algún sitio, además de contar con unos personajes fuertes y con una trama bien narrada.

El objetivo es "hacer llegar al lector a un lugar donde, cuando cierre el libro, lo eche de menos", indica la autora, que prepara ahora otras dos nuevas novelas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha