eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Peter Greste dice que seguirá siendo periodista pese a su odisea en Egipto

- PUBLICIDAD -
Peter Greste dice que seguirá siendo periodista pese a su odisea en Egipto

Peter Greste dice que seguirá siendo periodista pese a su odisea en Egipto

El periodista australiano Peter Greste, quien llegó esta madrugada a Australia tras ser deportado de Egipto, dijo hoy que si bien no tiene claro su futuro a mediano y largo plazo sabe que quiere seguir siendo un hombre de prensa.

"No quiero dejar este trabajo, soy un corresponsal, es lo que soy", aseguró el corresponsal de la cadena catarí Al Yazira que pasó 400 días en prisión en Egipto condenado por dañar la imagen de ese país y apoyar a los Hermanos Musulmanes.

"Cómo lo haga y si realmente continuaré con él, no lo sé", enfatizó en una conferencia de prensa en la ciudad australiana de Brisbane retransmitida por los medios australianos.

Lois Greste, la madre del periodista que junto a su padre Juris y sus hermanos Andrew y Mike lo acompañaron en la rueda de prensa, comentó que si bien apoya que sus hijos "sigan sus sueños", no está dispuesta a pasar por la misma angustia que le provocó su detención.

Greste señaló que no sabe qué hará en el futuro, aunque considerará algún proyecto que probablemente surja de la reclusión que vivió desde que fue detenido a finales de 2013 junto a sus compañeros de la cadena catarí Al Yazira, el egipcio con pasaporte canadiense Mohamed Fahmi y el egipcio Baher Mohamed.

El reportero también insistió en que seguirá luchando por la liberación de sus dos compañeros, aunque admitió de que se trata de un proceso legal complicado que "tomará algún tiempo" y que "requiere esfuerzo".

En su presentación en la que habló de cómo apreció "las pequeñas cosas" de la vida como sentir el agua en los pies o el apreciar los atardeceres y las estrellas, también remarcó que le fue muy difícil dejar atrás a sus compañeros, aunque se había contemplado la posibilidad de que uno de ellos dejara pronto la cárcel.

Esos momentos en prisión en los que le pareció una "experiencia cerca de la muerte", pero que también suponen un "renacimiento" y una especie de "bautizo de fuego" le ayudaron a "mirar en retrospectiva" su vida, comentó Greste quien no se cansó en agradecer la campaña a favor de su liberación y el esfuerzo de su familia en esta cruzada.

Asimismo aseguró que durante el tiempo de su reclusión, en la que estudió una maestría en relaciones internacionales, hizo ejercicio y meditó, fue tratado "con dignidad".

Respecto a la situación de Egipto, Greste acotó que el país "está atravesando por momentos difíciles política, económica y socialmente".

Previamente, el primer ministro australiano, Tony Abbott, expresó que todo el país está "emocionado" por el retorno de Greste.

"Queremos ver a sus colegas de regreso en sus casas también, pero estamos muy satisfechos por el retorno de Peter Greste", dijo a los periodistas en Melbourne.

Greste, Fahmi y Mohamed fueron condenados a entre siete y diez años de prisión por dañar la imagen de Egipto y apoyar a los Hermanos Musulmanes y, aunque una corte de apelaciones ordenó el mes pasado que se les volviera a juzgar, rechazó ponerlos en libertad.

El domingo pasado Greste fue deportado de Egipto a Chipre, pero no sus dos compañeros, aunque se cree que Fahmi podría ser deportado pronto a Canadá después de que éste renunciara a su ciudadanía egipcia.

Tras meses de presión de varios gobiernos, organismos internacionales y una campaña en las redes sociales, el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi aceptó el traslado de Greste en virtud de una ley aprobada en noviembre pasado que permite expulsar a sus países de origen a los extranjeros que estén siendo juzgados en Egipto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha