eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La Raíz: Hace 15 años no habríamos podido cantar contra la monarquía

- PUBLICIDAD -
La Raíz: Hace 15 años no habríamos podido cantar contra la monarquía

La Raíz: Hace 15 años no habríamos podido cantar contra la monarquía

Hay fenómenos que se gestan lentamente en los sustratos más humildes de la pirámide musical y explotan inesperadamente a ojos de los medios de la cúspide, como sucedió en el cierre del último Viña Rock, en el que el grupo La Raíz se proclamó vencedor con un disco que justamente reclama alzar la voz.

En el autoeditado "Entre poetas y presos" demandan desde un punto de vista satírico, al más puro estilo Sex Pistols, que "Ruede la corona", una canción que lleva un millón de reproducciones en Youtube y que, según afirman a Efe, "no hubiese sido posible hace 15 años".

"Puede ser discutible que sea mejor un sistema u otro, pero como mínimo deberíamos poder decidir sobre algo que viene impuesto desde una dictadura", defienden los once miembros de esta multitudinaria banda valenciana, que alega además que, pese a los avances, "hoy en día todavía hay que tener cuidado con ciertas cosas que se dicen".

De eso va su sexto álbum (séptimo, si se cuenta el seminal "Sumere", de 2009), que se abre con estos versos: "Quisiera saber por qué estoy en esta cárcel metido, tratado como un bandido que no quiero ser ni soy".

"Es un poema que tiene mucho tiempo y que procede de una época muy oscura del país, pero que puede extrapolarse al presente: el ser tratado como un bandido por alzar la voz más de lo que toca", denuncian.

Esos versos los recita la abuela de Pablo, uno de sus integrantes, con un sentimiento que nace del presidio padecido por su padre "junto a Miguel Hernández y otros presos políticos".

Fue esa historia la que dio pie al título, "Entre poetas y presos", que es también el nombre del primer corte del disco, definido como la "cizalla" contra medidas como la "Ley Mordaza" y un grito para "abrir conciencias y liberar el pensamiento".

En sus formas, se perciben sus dos años de creación calmada, lo que resulta en "un disco más elaborado en cuanto a arreglos y estilos" y también en un tempo "más pausado, menos rock".

"Estábamos en un punto en el que queríamos que el disco fuese muy bueno", afirman, en relación con el momento que vive el grupo dentro de la escena alternativa.

Como muestra, este "Entre poetas y presos" entró al número 21 de la lista de ventas a pesar de que desde su web se regalaba el disco (aceptan la "voluntad", de la que destinan el 50 por ciento a la Plataforma "Defender a quien defiende").

Los aforos de sus últimos conciertos en Madrid y Barcelona se agotaron semanas antes de la fecha y se alzaron como grandes protagonistas de la clausura del último Viña Rock (el segundo festival más multitudinario del país).

"Con el amparo de una multinacional esto habría estallado antes, pero La Raíz no sería lo que es. Todo habría sido más efímero", destacan.

Los festivales, el boca-oreja y su acción en redes, explican, han tenido "muchísima importancia en el crecimiento de la banda", que nació en 2002 con una formación y un estilo diferentes.

Fue en 2006 cuando el grupo giró un poco más al rock y hacia las formas por las que se les reconoce hoy en día, por lo que su desarrollo ha ido muy parejo a lo peor de la crisis económica. "Escribimos mucho sobre lo que nos rodea y, como todos, hemos sufrido la crisis en nuestras carnes", alegan.

La Raíz llega mañana a la sala Prince de Granada para actuar con todo el aforo vendido, igual que en su concierto de Murcia de este sábado en Garaje Beat Club.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha