eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Sacristán dice que seguirá haciendo proyectos sin caer en lo patético de apurar

- PUBLICIDAD -
Sacristán dice que seguirá haciendo proyectos sin caer en lo patético de apurar

Sacristán dice que seguirá haciendo proyectos sin caer en lo patético de apurar

"Seguiré haciendo proyectos que me ilusionen pero no soy de los que piensan que hay que morir con las botas puestas". Así de claro vive su momento actual uno de los grandes maestros de las artes escénicas españolas, José Sacristán.

La larga carrera del actor madrileño, nacido en Chinchón en 1937, que comenzó en el año 1960, sigue plenamente vigente con su presencia en una obra de teatro, en la serie televisiva "Velvet" y con una nueva película en cartera.

"Para mí, en este oficio hay que conocer las reglas y respetarlas y mientras tenga la posibilidad de elegir, encantado de seguir trabajando sin caer en la cosa patética de apurar", ha manifestado el intérprete en una entrevista con Efe.

El actor madrileño tiene claros sus objetivos: "No soy de los que piensan que hay que morir con las botas puestas ya que si uno no está en condiciones te tienes que apartar pero, de momento, aquí estoy".

El hecho de poder elegir los proyectos es su principal valor. "En este oficio poder elegir es muy complicado y yo lo puedo hacer de un tiempo a esta parte porque la incertidumbre y la inseguridad son compañeros permanente del actor".

Y dentro de esa opción de elegir, el reconocido y premiado actor apuesta por proyectos que le gusten: "Ahora tengo la tercera temporada de 'Velvet', voy a hacer una película con Miguel del Arco y seguiré con la obra 'Caminando con Antonio Machado' mientras tenga fuerzas".

No apuesta por cine, teatro o televisión. "Lo importante es la historia, los personajes y los compañeros porque el medio es secundario. Este oficio es vocacional".

Integrante del grupo de actores más taquilleros del cine español de los setenta junto con Alfredo Landa y José Luis López Vázquez, el madrileño se muestra muy crítico con el panorama actual en España a nivel cultural.

"La situación está fatal, la brutalidad y el atropello miserable del IVA al 21 por ciento... Es algo que aburre y confío en que con las elecciones algo cambie y que recuperemos la decencia y la dignidad, que se abra un panorama nuevo políticamente hablando. Al menos en eso confío", apostilla.

Con más de un centenar de películas a sus espaldas, no es de los que quieran mirar permanentemente al pasado. "Pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor es una sandez monumental porque yo he conocido tiempos mucho peores; lo que está pasando ahora no tiene nada que ver con lo que sufrimos antes".

Sin embargo, sí ve algo en común: "Lo cierto es que no acabamos de aprender del todo y enderezar la cosa, de crecer. Una cosa terrible que está ocurriendo es la consecuencia de esta crisis o una 'puta guerra' que es la resignación porque los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. Hay que proporcionar la desgracia de unos con la felicidad de otros. ¿Dónde está el progreso?".

Para José Sacristán, la situación actual evidencia que "parece que no les caemos bien en general, pero hablar de esto aburre. En este país tenemos talentos y tontos del culo por un tubo, hay de todo".

Valora el reconocimiento de la cultura española en otros países. "Hacer comparaciones es odioso pero sí es cierto que hay una mayor curiosidad por todo lo que se refiere a la cultura y el espectáculo en Buenos Aires, que es junto con Londres, Nueva York y Berlín las ciudades más importantes del mundo en lo que al teatro se refiere", comenta a Efe..

Actualmente comparte varios proyectos, pero se encuentra de gira por España con "Caminando con Antonio Machado, de los días azules a el sol de la infancia".

"Se trata de recuperar la obra poética de Machado así como el referente ético y moral que sigue siendo la voz y la mirada de este hombre. El vehículo es una sucesión de músicas que lo llevan de vuelta a su Sevilla natal y la verdad es que está teniendo muy buena aceptación", ha reconocido.

Acompañado por Aurora Martínez Piqué al violonchelo, la obra ha estado un año en Argentina y ya lleva más de uno en España. "Machado engancha porque al margen de que es un poeta próximo y cercano, es muy fácil de sentir, y es el maestro de escuela, una voz reconocida y reconocible... Un buen compañero de viaje".

Y su reflexión final, la siguiente: "Que ojalá recuperemos la dignidad y los buenos haceres", ha añadido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha