eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La actriz Teresa Lozano culpa a su propia película de "hacer comedia de una violación"

Teresa Lozano, que participó en el largometraje Ligones estrenado el pasado 28 de julio, acusa a su propio filme de promover la cultura de la violación

La película, dirigida por José Teixera, cuenta la historia de un peluquero que con su experiencia ha conseguido entender a las mujeres y convertirse en un seductor

64 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La actriz Teresa Lozano en la película 'Ligones'

La actriz Teresa Lozano en la película 'Ligones'

La actriz española Teresa Lozano estuvo promocionando con normalidad la película Ligones hasta que, al acudir al estreno de su propia película, decidió no hacerlo más. Su razón es que el largometraje dirigido por José Texeira promueve la cultura de la violación. " ¿Con qué cara puedo autodenominarme feminista?", se cuestiona la profesional en una publicación de su Facebook personal. 

La cinta, estrenada el pasado 28 de julio, documenta el viaje de cinco amigos "inadaptados" de Madrid a Mérida "con el único objetivo de ligar". De todos ellos, Javier es el único que tiene "un conocimiento privilegiado del género femenino" debido a tratar a diario con mujeres en su trabajo como peluquero y maquillador. Auspiciados por su líder, la cuadrilla recorrerá cada noche los bares de la capital extremeña poniendo en práctica diferentes consejos de seducción.

Según publica Lozano, un personaje viola a una chica ebria sin consentimiento en una escena de la película. Tras verlo en pantalla, la actriz renunció a lucrarse con la promoción y antepuso sus principios, aunque fuese "echando piedras sobre mi propio tejado". "El caso es que el pasado jueves se me cayó el alma a los pies. La película está plagada de machismo, y perpetúa, desde el minuto uno, esa imagen de los hombres cazadores, que sólo quieren carnaza y las mujeres locas, inseguras y que les va la marcha", escribe.

Su texto cuenta con más de 500 comentarios en Facebook y ha sido compartido por 2.000 personas. La gran mayoría muestra su apoyo a la valentía de la intérprete, pero hay quienes le acusan de no haberlo pensado antes. "Somos bárbaros todos los que somos cómplices de ello en algún momento de nuestra vida, a veces sin darnos siquiera cuenta. No puedo negar que mi responsabilidad como actriz era la de leer el guión antes de aceptar precipitadamente", reconoce Lozano.

La actriz describe con detalle la escena en la que se le pusieron "los pelos de punta", porque "intentar que una violación sea comedia es una salvajada". Cuenta también que, tras la proyección, se le acercaron dos amigos para expresar su desagrado y decirle que el gag "les había recordado al caso de la violación de San Fermín".

Por último, Teresa Lozano asegura que advirtió al director y guionista de que iba a publicar la denuncia en Facebook y que "sus intentos por defender esa escena y la película fueron bochornosos". "Afirma que la relación sexual es consentida puesto que el violador afirma que disfrutó. Es decir, que yo NO LO HE ENTENDIDO BIEN, que ella es consciente de la relación sexual (en sueños, será, y con la consiguiente amnesia. Vamos, lo normal)", redacta.

Ilustrada con una fotografía que reza End rape culture (Fin a la cultura de la violación), Lozano concluye su discurso expresando su "pánico al pensar que un grupo de chavales de 16 -18 años (la película es para mayores de 16) puedan ir a ver la peli y piensen QUE VIOLAR A UNA MUJER INCONSCIENTE ES TENER SEXO CON ELLA Y QUE TIENEN DERECHO A HACERLO, QUE NO PASA NADA Y HASTA PUEDE QUE ELLA LO DISFRUTE". También se lamenta de que la película haya pasado por festivales internacionales y que "no haya habido nadie con dos dedos de frente para parar esto". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha