eldiario.es

Menú

Compromís aplaza el debate sobre su futuro para hacer campaña con Podemos

Mónica Oltra (Iniciativa) y Enric Morera (Bloc) dan su apoyo a Joan Baldoví, que será el cabeza de lista de la alianza

Los críticos trabajarán para conseguir el mejor resultado electoral y luego pedirán la refundación de la coalición valencianista

Ambos sectores dan por aparcada la crisis hasta después de las elecciones generales del 20 de diciembre

- PUBLICIDAD -
Los representantes de Compromís Mónica Oltra, Joan Baldoví, Enric Morera y Juan Ponce

Los representantes de Compromís Mónica Oltra, Joan Baldoví, Enric Morera y Juan Ponce

Compromís ha cerrado provisionalmente todos sus debates internos para centrarse en la campaña electoral del 20 de diciembre, donde la coalición valencianista competirá de la mano de Podemos bajo el nombre "Compromís-Podemos. És el moment". Este viernes, Enric Morera, secretario general del Bloc, el partido con más militantes de la marca, y Mónica Oltra, de Iniciativa, junto a otros dirigentes de la coalición, han apoyado públicamente la candidatura de Joan Baldoví.

Éste, diputado en la actual legislatura, será la cabeza de cartel de Compromís-Podemos como número 1 por Valencia, "hemos esperado 30 años pero hace falta que entremos en el Congreso con un grupo valenciano propio para poner el problema valenciano sobre la mesa, y lo haremos con fuerza y con aliados".

"Es fundamental que Compromís sea decisivo en las elecciones generales y en el cambio político que se avecina", ha apuntado Oltra, mientras que Morera ha destacado la necesidad de trabajar desde los gobiernos y desde las instituciones.

Un pacto cerrado en el último minuto

La alianza con Podemos, cerrada horas antes del límite para presentar candidaturas, ha generado malestar en parte de Compromís, un partido compuesto por tres formaciones (el Bloc, Iniciativa, VerdsEquo) y los militantes independientes de Gent Compromís. Éstos y la militancia del Bloc votaron en referéndum contra el pacto con la delegación valenciana de Pablo Iglesias. Ésta finalmente salió adelante tras una decisión de la dirección reforzada de Compromís -el Consell General- que autorizó la conformación de una oferta electoral progresista que incluyera a Podemos y otras fuerzas progresistas. La negativa de Esquerra Unida a integrarse frustó esa plataforma amplia.

Ese desenlace ha provocado un movimiento de protesta en el Bloc, un partido fundado en 1997 por varias fuerzas nacionalistas que ha ido modulando su mensaje hasta presentarse como una fuerza valencianista, progresista y ecologista. Los críticos, entre los que hay eurodiputados (Jordi Sebastià), diputados autonómicos y alcaldes critican la "falta de democracia" y la "vulneración de la voluntad de las bases" en el proceso que ha desembocado en la alianza con Podemos.

Crisis en el Bloc

Por ello, piden que una gestora asuma la dirección del Bloc para convocar un congreso extraordinario que, a su vez, sería el preludio de un congreso constituyente de Compromís. La coalición ahora funciona como una suma donde los partidos que la componen tienen autonomía. El objetivo sería crear una organización unitaria donde se superen "las actuales carencias de democracia y representatividad".  

Muchas voces de las distintas patas de Compromís piden la superación de la actual estructura, que provoca interminables debates a la hora de diseñar las primarias, pactar alianzas o elegir cargos. Sin embargo, los críticos del Bloc parecen en minoría a la hora de acelerar esos eventuales cambios en la coalición. El miércoles la ejecutiva del partido votó en contra de convocar un congreso extraordinario pese a la dimisión de seis miembros. La crisis del Bloc, producto del complejo funcionamiento de Compromís, parece cerrada.

Cierre de filas en torno a Baldoví

Es más, los críticos del Bloc cierran filas con el resto de la organización. Pese a su descontento, trabajarán sin fisuras para que Compromís y Podemos logren el mejor resultado electoral posible en las generales de diciembre. "Joan Baldoví es nuestro candidato y nos movilizaremos para conseguir el mejor resultado posible. No estamos contra el pacto con Podemos sino contra la adulteración de la voluntad de las bases de Compromís que ha hecho una minoría", la cúpula del partido.

En este mismo sentido se expresaba Baldoví, quien reconocía que el pacto ha sido complicado, "como todos", con voces críticas. Sin embargo, apuntaba el ya candidato que "se ha acabado todo, las diferencias se aparcan para trabajar todos juntos de cara a lograr el objetivo de conseguir al menos los cinco diputados que permitirían la formación de grupo parlamentario propio en el Congreso".

Con ello se aplaza la crisis hasta después de las elecciones, "después del 20 de diciembre hemos de replantearnos muchas cosas, hablar mucho y escuchar mucho para seguir dando pasos adelante en el proyecto de Compromís", sentenciaba Baldoví, quien ha descartado que haya "grietas" en la coalición a pesar de las dimisiones, "de no ser así, no me apoyarían. Tenemos un objetivo común más importante que los intereses individuales".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha