eldiario.es

Menú

El 'boom' del ladrillo se ha comido un 30% de l'Horta en 25 años

El 20% de las tierras están abandonadas y el Plan de Acción Territorial de l'Horta prevé aumentar la protección sobre suelo agrícola en 1.500 hectáreas.

La ley que prepara el Consell creará el Ente Gestor de l'Horta y una marca de calidad para los productos valencianos.

- PUBLICIDAD -
Una imagen de la huerta valenciana / Per l'Horta

Una imagen de la huerta valenciana / Per l'Horta

La presión urbanística ha transformado en suelo urbano más de un 30% de suelo agrícola en l'Horta en los últimos 25 años y el 20% de los tierras están abandonadas.

Estos son algunos de los datos que ha comentado este jueves la consellera de Vertebración del Territorio, María José Salvador, antes de presentar el Plan de Acción Territorial de l'Horta en el que está trabajando el Consell ante ante el Tribunal de las Aguas, institución milenaria que fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad per la Unesco en 2009.

El objetivo del nuevo Gobierno valenciano es "poner fin al proceso de degradación que sufre este espacio y apostar por la protección y regeneración de este espacio vivo y productivo".

La consellera Salvador ha recordado que los problemas que sufren las acequias - que son más graves en los casos de las de Rovella o Mestalla - son prioritarios y se tendrán que abordar de manera urgente tanto en el Plan y la Ley que prepara el Consell como en el futuro Ente Gestor de l'Horta".

"El proceso de degradación que ha sufrido l'Horta durante estos 20 años pone en peligro la desaparición de muchas técnicas agrícolas tradicionales, fórmulas de gestión colectiva del agua y, en última instancia, la de este milenario tribunal", ha indicado.

El Plan amplía la protección de l'Horta en un 15%

Ante esta situación, el Pla de l'Horta pretende "proteger, regenerar y dinamizar" un de los espacios más emblemáticos de la Comunitat Valenciana, que define y singulariza a la comarca y el área metropolitana más pobladas de nuestro territorio, con más de millón y medio de habitantes, el 30% del total de la Comunitat.

El documento en el que está trabajando el actual Consell propone un modelo urbanístico sostenible que protege mucha más huerta que anteriores documentos que el antiguo gobierno no llegó a aprobar nunca.

De las aproximadamente 10.000 hectáreas que constituyen la Huerta, más de 1.500 las añade este plan "poniendo fin a expectativas urbanísticas desmesuradas que amenazaban con fragmentar l'Horta y su viabilidad futura".

La Ley de l'Horta

Por otro lado, respecto al anteproyecto de Ley de l'Horta, Salvador ha resaltado que este documento pretende reactivar la recuperación de aquellos espacios más degradados.

En este sentido, ha asegurado que con el fin de dinamizar la actividad agrícola, la ley propone un ente de gestión de la Huerta en el que estarán presentes las diferentes administraciones implicadas como las Acequias del Tribunal de las Aguas y de Moncada, la Generalitat, Diputación de Valencia, las asociaciones agrarias o colectivos en favor de la protección de la Huerta, entre otros.

"Este instrumento de gestión será el encargado de crear una marca de calidad de los productos de la huerta y de mejorar los canales de comercialización", ha explicado.

Nuevo modelo territorial

"Nos propusimos abordar el reto de llevar a cabo la planificación integral de nuestro territorio, desde la escala supramunicipal, con el fin de conservar y poner en valor nuestros principales activos territoriales para orientarlos hacia las necesidades y demandas del nuevo modelo productivo, reforzando la cohesión social y territorial", ha asegurado la consellera.

Según Salvador, se trata de un reto "que otros gobiernos del pasado no se atrevieron a asumir" y que el nuevo Consell está abordando de manera decidida.

Así ha mencionado que, en la presente legislatura, se ha aprobado el plan contra inundaciones (PATRICOVA), se está elaborando el Plan del Litoral, el Plan de l'Horta o el Plan Metropolitano de Valencia.

"Estamos, sin duda, ante un nuevo periodo que requiere de políticas diferentes basadas en nuestro territorio y en el desarrollo de nuestras potencialidades reales y diferenciales. No queremos más modelos económicos especulativos que destrozan el territorio y sus valor ambientales y culturales", ha concluido Salvador.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha