eldiario.es

Menú

La patronal de Obra Pública de Alicante respalda la exigencia de inversiones del Consell

La Federación de Obra Pública de Alicante reclama las inversiones no licitadas

Dicen que en todo 2014 el Ejecutivo Central no licitó ni un euro en nuevas infraestructuras

Demandan que las inversiones recuperen el déficit de los últimos años

El sector ha perdido en los últimos años la mitad de las empresas del sector

- PUBLICIDAD -
Maria José Salvador y Javier Verdú

Maria José Salvador y Javier Verdú Rubèn Peñalba / Alicante

Después de que en todo 2014 el Ministerio de Fomento no licitara un solo euro en inversiones en infraestructuras en la provincia de Alicante y de que el sector haya perdido la mitad de sus empresas, la patronal FOPA se ha situado junto al Consell en la petición de un nuevo sistema de financiación autonómico que traiga las tan esperadas inversiones.

El presidente de la patronal, Javier Verdú, ha indicado que conocían la falta de inversiones y que la habían denunciado y ha estimado que "el déficit de inversión es perentorio y viene de hace cuatro o cinco años". Así, ha reclamado un inversión proporcional  que recupere los déficits inversores de los últimos años en la próxima legislatura porque hay proyectos que "no acaban de licitarse" a pesar de incluirse en los presupuestos cada año. Entre ellos, ha puesto como ejemplo la situación de la variante de Benissa, en la Marina Alta.

Tras reunirse con la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Maria José Salvador, el presidente de FOPA ha dicho que harán "causa común" en reclamar a Madrid las inversiones que por población y PIB debería recibir Alicante y el País Valenciano.

En ese sentido, la consellera ha puntualizado que las inversiones autonómicas quedan este 2016 "aparcadas" mientras no se negocie un nuevo sistema de financiación que se ajuste al 11 por ciento que supone la comunidad para el resto del Estado. Además, ha lamentado que las infraestructuras futuras estén "lastradas" por el método alemán que, a pesar de estar en marcha, no se terminarán de pagar hasta el 2020.

Salvador ha dicho ser consciente de la necesidad de invertir en infraestructuras porque "la mejora cualifica el territorio, mejora la competitividad y genera puestos de trabajo" y ha apostado por buscar retos compartidos "ante las restricciones" económicas y financieras. Además, ha estimado que el futuro pasa por la rehabilitación y regeneración urbana y, por ello, el año que viene esa partida crecerá un 110 por ciento en materia de vivienda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha