eldiario.es

Menú

En armas contra el nuevo centro comercial

Una empresa prevé construir un nuevo parque comercial en Castellón llamado Estepark, con una superficie dedicada a tiendas igual que la que actualmente ocupa el centro de La Salera

Los pequeños comerciantes se manifiestan contra el proyecto. Desde la Generalitat aseguran que "Estepark no es bienvenido", aunque confiesan no tener herramientas legales para pararlo

- PUBLICIDAD -
Una de las imágenes que ilustran la página web del proyecto de parque comercial Estepark en Castellón.

Una de las imágenes que ilustran la página web del proyecto de parque comercial Estepark en Castellón. Desde la empresa afirman que el diseño no es definitivo. eldiariocv

Un cartel en el extremo de un gran solar en el extrarradio de Castellón avisa de la próxima construcción de un nuevo parque comercial en la ciudad. El nombre del proyecto es Estepark, y el terreno sobre que se asentará ocupa 160.000 metros cuadrados, es decir, lo mismo que el total de la superficie que, según el Consejo de Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana, está actualmente disponible para dedicar al comercio en toda la provincia de Castellón.

Los promotores de la obra, una empresa llamada Estepark con sede en Mallorca, explican que los solares dedicados a tiendas serán solo 70.000 y el resto serán calles, aparcamientos u otro tipo de instalaciones que todavía no están definidas. Esta superficie equivale a la que ocupan las tiendas de la Salera, el centro comercial de referencia en la capital de la provincia. En cualquier caso, las dimensiones del proyecto han provocado el terror entre los pequeños comerciantes de la localidad, que ven amenazada su actividad.

Quejas y concentraciones espontáneas de los comerciantes

El proyecto ha sido el detonante para que estallen las protestas del sector, que lleva tiempo protestando por la accesibilidad al centro, que consideran deficiente. "El comercio no está atravesando una buena época. Y que casi que se dupliquen los metros cuadrados lo empeorará, porque llevará a un excedente de oferta", explica Teresa Esteve, de la patronal del pequeño comercio COVACO.

El enfado llevó a que , de manera espontánea, decenas de dueños de negocios del centro de la ciudad se concentraran el pasado martes a las puertas del Ayuntamiento, mientras varios representantes del sector se reunían con la concejala de Promoción Económica, Patricia Puerta. Es sólo una de las medidas de presión de los comerciantes, que desde hace días están llamando a las puertas de las administraciones para pedir que Estepark no llegue a construirse.

Primera noticia para las administraciones

Por su parte, las instituciones se han visto sorprendidas por la virulencia de las quejas. También por la misma existencia del proyecto, del que tanto el Ayuntamiento como la Generalitat aseguran no haber tenido noticia hasta que los medios de comunicación de la provincia publicaron la foto del cartel con el anuncio. Todo ello pese a que el consistorio aprobó la urbanización del solar en 2008, solicitada por la empresa MARBOPA Promociones. Y las obras de urbanización (apertura de calles e instalación de tuberías) comenzaron en junio de este año.

Sin embargo, en el Ayuntamiento explican que la ley no exige que la empresa urbanizadora detalle qué instalaciones en concreto se va a construir. Basta con que se ciñan al uso permitido para el terreno en cuestión. En este caso, el suelo es de uso industrial. De forma que, con la legislación en la mano, el Ayuntamiento no puede frenar el proyecto. Así las cosas, en la reunión mantenida con los comerciantes, los representantes municipales sólo pudieron repetirles su postura al respecto: que tienen que "cumplir con la legalidad" a pesar de que "nuestro modelo de ciudad no es el de centros comerciales en la periferia, sino el del pequeño comercio".

Ciudadanos, el único partido que podría apoyar el proyecto

El equipo de gobierno, formado por PSPV y Compromís, ha recibido en los últimos días la presión de Castelló en Moviment, el partido que desde la oposición facilita la gobernabilidad al bipartito, que por sí mismo no alcanza la mayoría absoluta. Los concejales de Castelló en Moviment piden que el Pleno apruebe una declaración en la que se solicite a la Generalitat que establezca una moratoria para la construcción del parque comercial. Los partidos tratan ahora de negociar un texto común, que podría presentarse en el Pleno de diciembre.

Por su parte, el PP municipal no detalló si se uniría o no a esta declaración. Sí explicó que su posición está "al lado del comercio local, como ha hecho siempre", afirmaron fuentes del partido. Recordaron que el pequeño comercio "genera un impacto económico anual de 800 millones de euros y 6.000 puestos de trabajo directos". Ciudadanos es el único partido que deja entrever la posibilidad de apoyar la construcción de Estepark: "Comprendemos la preocupación de algunos comerciantes pero ante las iniciativas privadas y los puestos de trabajo que puede generar habrá que valorar cómo se desarrolla el proyecto", afirmaron.

Rechazo y manos atadas desde la Generalitat

Los comerciantes también han dirigido sus quejas contra la Generalitat. Pero la situación de la administración autonómica es parecida a la del Ayuntamiento: afirman que les gustaría parar el centro comercial, pero no tienen instrumentos legales para ello. En concreto, es la Conselleria de Economia la encargada de dar la licencia comercial a este tipo de establecimientos. Una decisión que, para disgusto de los pequeños comerciantes, no se puede tomar para beneficiar un modelo en detrimento de otro.  Deben hacerlo en base a "criterios de impacto urbanístico, medioambiental o sobre el patrimonio, pero nunca por criterio de mercado (económicos o de competencia), según la legislación europea y estatal", según fuentes del departamento.

No obstante, la Conselleria ha hecho público un mensaje contundente de rechazo al parque comercial proyectado. Fue en una reunión que Natxo Costa, director general de Comercio, mantuvo ayer en Castellón con un centenar de comerciantes. Costa afirmó que "Estepark no es bienvenido. No apostamos por estos grandes establecimientos en la periferia, sino por un modelo de comercio urbano, pequeño, que es el que reparte riqueza". Costa aseguró que "seremos escrupulosos en la aplicación de la ley" una vez que la empresa promotora del parque comercial solicite de forma oficial el permiso a la Conselleria.

La Conselleria, además, prepara una ley de comercio sostenible que prevén tener preparada para el próximo año. Será después de que se apruebe el PATSECOVA, un plan de acción territorial de comercio que ya estaba previsto en la actual ley de comercio, aprobada en 2011. No obstante, ni ese plan ni la ley podrán poner limitaciones a la construcción de centros comerciales, sólo asegurarse de que se hace un "uso racional del territorio", afirman fuentes de la Conselleria.

El proyecto que, de momento, solo está en un cartel

Mientras todo esto sucede, desde la empresa promotora del parque comercial se confiesan sorprendidos por las consecuencias que ha tenido la colocación del cartel. Afirman que la presentación formal de Estepark está prevista para diciembre o enero. Por el momento, ni siquiera está definido el aspecto que tendrá finalmente el parque comercial. Tampoco se han presentado todavía las solicitudes de permisos necesarias.

Desde la compañía intentan trasladar un mensaje de tranquilidad al pequeño comercio: "Los temores no están justificados porque no venimos a ser competencia de nadie". Explican que no es un centro comercial al uso, porque las tiendas tendrán una media de 500 metros cuadrados. Afirman que intentarán que muchas de las grandes superficies que actualmente están establecidas en el polígono de Ciudad del Transporte se trasladen a Estepark, aunque de momento prefieren no detallar con qué firmas están manteniendo contactos. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha