eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

(Amp)Hidalgo dice ya hay datos "positivos" de la reforma laboral que "descartan efectos apocalípticos"

Asegura que se ha "frenado el ritmo de aumento del paro", que el 90% de las medidas de flexibilidad fueron acordadas con los trabajadores

- PUBLICIDAD -
(Amp)Hidalgo dice ya hay datos "positivos" de la reforma laboral que "descartan efectos apocalípticos"

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha afirmado este miércoles que ya hay datos "positivos" sobre los efectos que está teniendo la reforma laboral que permiten "descartar los efectos apocalípticos" que aventuraban algunos miembros de la oposición, si bien ha pedido tiempo para poder evaluar los resultados de la reforma con profundidad.

Así se ha pronunciado durante su comparecencia ante la Comisión de Empleo del Congreso, donde durante más de una hora ha desgranado las principales acciones de su departamento, con mención especial a la reforma laboral tal y como había solicitado el PSOE.

"Los efectos de la reforma tardarán en producirse en su totalidad y dependerán de la evolución económica. Es necesario darle tiempo. Aunque considero que es pronto para hacer balance de la reforma, hay datos positivos que descartan por completo que haya producido los efectos apocalípticos que algunos auguraban: ni se ha disparado la conflictividad laboral, ni ha habido despidos masivos, ni los empresarios han dejado de buscar el acuerdo con los trabajadores para las medidas colectivas", ha defendido.

SE HA FRENADO EL AUMENTO DEL PARO

En este sentido, ha señalado que "en los últimos meses se ha frenado el ritmo de aumento del paro", que ha sido "similar al de 2011 y sensiblemente mejor al de 2009", además de apuntar que la evolución negativa de la contratación "no es atribuible a la reforma laboral" sino a los procesos de "racionalización" de las administraciones públicas, porque el empleo privado "se ha incrementado", el autónomo ha perdido menos cotizantes y se han firmado 57.000 empleos de apoyo al emprendedor (el 15% del total de indefinidos en el periodo), más de la mitad a jóvenes.

Para este colectivo, que sufre tasas de paro superiores al 50%, el Ministerio de Empleo está preparando un plan específico que implica a todos los ministerios y que podría recavar recursos del Fondo Social Europeo. "No se trata de pedir dinero adicional, sino de ver qué aspectos no se han ejecutado o qué programas se pueden obviar porque el empleo juvenil es más importante y reajustar y reasignar los fondos", ha puntualizado, señalando que este plan se presentará "en las próximas semanas".

Por otra parte, Hidalgo ha dicho que el 90% de las medidas de flexibilidad "siguen adoptándose por acuerdo entre la empresa y los trabajadores" y "no se ha generado más conflictividad", mientras que los despidos se han causalizado más (fueron el 44% de los que hubo en mayo, frente al 18,6% de mayo de 2009( y se han reducido los casos improcedentes de los 182.000 que hubo entre marzo y mayo de 2009 a los 91.000 de ese periodo en 2012.

Todo ello a pesar de que las últimas medidas de ajuste del Gobierno han anulado prácticamente todas las bonificaciones por contratación, algo que a juicio de Hidalgo era necesario para "racionalizar" una partida que "supone mucho dinero" y, así, "diseñar las futuras bonificaciones y evaluar de forma continua qué pasa con ellas".

MENOS ERES DE DESPIDO

Además, ha puntualizado que los expedientes de regulación de empleo (ERE) de los primeros meses de 2012 han afectado a más trabajadores que en el mismo periodo del año pasado, si bien es "una diferencia coherente con la situación económica actual".

"De hecho, se puede destacar que el número de trabajadores afectados por EREs de despido ha bajado del 19,3% de enero al 13% de junio, mientras aumenta proporcionalmente el uso de medidas alternativas como las reducciones de jornada o las suspensiones temporales", ha dicho.

En este punto, Hidalgo ha afirmado que "no ha habido ningún cambio en los datos estadísticos" sobre los EREs sino un "error informático" que "atribuyó por defecto el carácter de no pactado a las medidas incorrectamente identificadas". "Una vez detectada la incidencia se eliminó de la web y se advirtió públicamente del error", ha dicho.

"La evaluación de la reforma deberá hacerse con detenimiento. Los informes precipitados, basados en pocos meses y sin tener en cuenta las circunstancias económicas no son útiles para valorar los efectos de la reforma", ha añadido, recordando que el texto "ha tenido una muy buena acogida entre los organismos comunitarios e internacionales".

FORMACIÓN PARA EL EMPLEO

Por otra parte, la secretaria de Estado ha reconocido que en las cuentas de 2012 hubo una reducción de los recursos destinados a políticas activas de empleo como la formación, si bien ha señalado que gran parte de ese dinero "subvencionaba empleo público" pese a los intentos actuales por "racionalizar las administraciones públicas".

Además, ha defendido que "hay muchísimo margen para conseguir que realmente el dinero que se destina (a formación para el empleo) se use bien, llegue a quien tiene que llegar y afecte al empleo" y ha pedido la máxima colaboración de las comunidades autónomas, que tienen competencias en la materia.

ANÁLISIS A FUTURO

La secretaria de Estado también se ha comprometido a observar cómo evoluciona la negociación colectiva a partir de los datos de convenios de empresas, trabajadores afectados, acuerdos de descuelgue o instrumentos de flexibilidad interna. "Y habrá que ver si esas medidas siguen siendo por acuerdo mayoritariamente", ha apostillado.

"Estaremos muy pendientes de los efectos de esta reforma. Elaboraremos indicadores adecuados para hacer el seguimiento, y para eso se ha creado un grupo de trabajo interno en el Ministerio de Empleo con todas las unidades directamente involucradas en la generación de datos. Se realizarán trabajos técnicos para identificar y usar la información de la máxima calidad referida a la reforma", ha añadido.

Asimismo, ha asegurado que su departamento trabaja en el desarrollo reglamentario de las medidas incluidas en la reforma, pero que obtener el máximo de sus efectos requiere de "la colaboración de los agentes sociales". "No es una reforma a corto plazo ni un plan de choque. Era urgente no porque fuera a resolver la situación en pocos meses, sino porque no podíamos continuar por más tiempo en un marco de rigidez que generaba tanto paro. Había que cambiar las reglas para empezar a funcionar de otra manera y buscar vías alternativas al despido", ha defendido.

Para apoyar sus argumentos, ha recordado que "por primera vez" la CE no ha enviado ninguna recomendación a España sobre su mercado laboral, porque "las debilidades del mercado laboral no obedecían sólo a circunstancias coyunturales" de la crisis, sino que tenía problemas estructurales de paro, temporalidad y "escasa flexibilidad interna".

"La reforma laboral es parte de la agenda reformista del Gobierno para dar un giro a la situación económica del país, superando la crisis. Su objetivo es frenar la destrucción de empleo en el corto plazo y sentar las bases para la creación de empleo estable y de calidad en el medio y el largo plazo", ha concluido Hidalgo, defendiendo que si este cambio normativo ha conseguido reducir el nivel de crecimiento económico necesario para generar empleo --que hasta ahora era dos puntos superior al de otros países europeos-- habrá sido "un paso de gigante en la buena dirección".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha