eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El BEI comenzará en mayo a financiar pymes del "plan Juncker"

- PUBLICIDAD -

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) comenzará a financiar a pymes a partir de mayo con parte de los 5.000 millones de euros que va a aportar al "Plan Juncker" de inversiones para la Unión Europea (UE), aunque la cifra concreta que se adelantará no ha sido aún desvelada.

La decisión supone que las pymes podrán acceder a financiación en efectivo, no garantías, a través del Fondo Europeo de Inversiones del grupo del BEI en torno a cuatro meses antes de lo previsto, en lo que supondrá las primeras operaciones del "Plan Juncker" propiamente dicho.

"Este es un gran día para las pequeñas empresas europeas. Esta noticia del BEI significa que para el verano, las pymes y empresas de mediana capitalización innovadoras de toda Europa que están hambrientas de efectivo podrán beneficiarse de una inyección de capital que tanto se necesitan", dijo el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, en un comunicado.

El BEI cubrirá el riesgo de las transacciones hasta que se configure el fondo que constituye el núcleo del "Plan Juncker", el conocido como Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (EFSI, en inglés), previsto para septiembre.

Para ello, los países de la UE tratarán de acordar una postura sobre el EFSI en marzo, finalizar las negociaciones con la Eurocámara en mayo y adoptar el reglamento del fondo en junio, de modo que esté operativo en septiembre.

La decisión anunciada hoy permite adelantar a antes del verano las primeras operaciones de financiación del "Plan Juncker", que en principio tendrían que haber esperado a la constitución del EFSI gracias a la decisión del BEI de asumir temporalmente el riesgo.

Los proyectos de infraestructuras también se beneficiarán de operaciones de financiación similares antes de que este fondo se constituya, pero más tarde que las pymes, explicó la Comisión en el citado comunicado.

En paralelo, los ministros del Finanzas y Economía de la Unión Europea, el Ecofin, han mostrado su preferencia mayoritaria a que ningún país contribuya con aportaciones directas al EFSI, una opción que daría un asiento al país en cuestión en el consejo de dirección del fondo, su núcleo duro decisorio.

"Tenemos que evitar cualquier burocracia innecesaria. Y no compartir con los Estados miembros el consejo directivo", dijo el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, en el debate público del Ecofin.

La mayor parte de los países, encabezados por Alemania, se inclinan por participar en el "Plan Juncker" a través de sus bancos nacionales de promoción, como el Instituto de Crédito Oficial (ICO) en el caso español.

Estos bancos no pueden aportar capital al fondo, sino que podrían destinarlo a plataformas de inversión paralelas al mismo o a proyectos concretos, lo que supone que los países no lograrían representación en el consejo de dirección.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, abogó por "sacar provecho" de esa red de bancos nacionales de promoción y desarrollo, por lo que saludó la idea de crear una plataforma o una ventanilla única de los diferentes ICO, también para promover inversiones en proyectos transfronterizos, como en la energía.

Varios socios, como Polonia y Lituania, sí pidieron que las contribuciones que se hagan a través de los bancos nacionales de promoción cuenten con las mismas ventajas que las aportaciones directas al fondo en términos contables, es decir, que no computen a la hora de evaluar el cumplimiento de un país del objetivo de mantener el déficit por debajo del 3 %.

Los inversores privados también podrán contribuir al plan aportando capital en las citadas plataformas de inversión, que podrán ser generales, orientadas a un sector concreto -por ejemplo, para proyectos de desarrollo de la eficiencia energética- o para una zona geográfica específica.

Esto significa que los inversores privados tampoco estarán representados en el consejo de dirección.

La Comisión Europea mantiene contactos con inversores internacionales de países como Abu Dabi, Hong Kong, Singapur, Canadá, Noruega o China que han mostrado interés en el "Plan Juncker", a la vez que Katainen lleva a cabo varias visitas para presentar el proyecto en países europeos.

Tras visitar Alemania y Rumanía, Katainen prevé acudir a España, República Checa y Croacia en las próximas semanas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha