eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bruselas vuelve a instar a Berlín a impulsar inversión pública y crecimiento

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) instó de nuevo hoy a Alemania a aprovechar el margen fiscal que tiene para impulsar más la inversión pública y promover así no solo el crecimiento del país, sino también el de toda la Unión Europea.

"Alemania realmente, con su amplio margen fiscal, podría y quizás debería usarlo para impulsar la inversión pública y el crecimiento", afirmó el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.

Tras presentar las opiniones de la CE sobre los proyectos presupuestarios presentados por los países de la zona del euro, salvo Grecia y Chipre, Moscovici recalcó que el presupuesto alemán cumple las reglas de disciplina fiscal europeas.

El eurocomisario indicó que las cuentas alemanas están en general "equilibradas" para 2014 y 2015, y se prevé que su deuda pública continúe disminuyendo a un ritmo mayor del marcado por Bruselas, para situarla por debajo del 60 % de su PIB.

Para la CE esto significa que Alemania dispone de margen para impulsar la inversión, algo que "tendría mucho sentido en un momento en el que los tipos de interés están históricamente bajos", dijo Moscovici.

"Sin embargo, los planes actuales para impulsar la inversión pública y las infraestructuras podrían estar más especificados y ser más ambiciosos con las existencia de necesidades de inversión", añadió.

En su opinión, la Comisión señala que los planes no son lo suficientemente "ambiciosos" para lograr una inversión anual adicional del 1 % del PIB en los próximos años, tal y como Bruselas considera necesario para "mantener y modernizar las infraestructuras públicas y eliminar los cuellos de botella".

"El considerable margen fiscal, las necesidades de inversión y los tipos de interés muy bajos, que implican que los beneficios sociales son mayores que en gran medida los costos de los préstamos, dejan margen para impulsar la inversión pública", reitera el documento.

En su informe del Mecanismo de Alerta sobre la situación económica de los Veintiocho, la Comisión insiste en esta cuestión y da otro toque de atención a Alemania sobre los desequilibrios que acumula su economía.

En concreto apunta a su elevado superávit comercial, que se ha situado por encima del 6 % del PIB desde 2007 y que la CE prevé que seguirá en torno al 7 % este año, el próximo y el siguiente.

El "persistente" y alto superávit por cuenta corriente es fruto de la baja demanda interna que presenta el país, incluidas las inversiones, así como de su gran competitividad, según el informe.

"La necesidad de hacer frente a la debilidad de la demanda y de la inversión, que está obstaculizando el crecimiento económico de Alemania, es de particular importancia dado el rol preeminente de la economía alemana y sus efectos potenciales de contagio en la Unión Europea y la zona del euro", destacó.

Alemania suspende tres de los once indicadores que mide la Comisión en este informe: la balanza por cuenta corriente, las cuotas en los mercados de exportación y la deuda de las administraciones públicas.

Los once indicadores que mide la CE son la balanza por cuenta corriente, la posición de inversión internacional neta, el tipo de cambio real efectivo, las cuotas en los mercados de exportación y los costes laborales unitarios nominales.

También los precios de la vivienda, el flujo de crédito al sector privado, tasa de desempleo, deuda del sector privado, deuda de las administraciones públicas y los pasivos totales del sector financiero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha