eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bruselas eleva el crecimiento de España por el petróleo pero augura un paro enorme hasta 2017

La Comisión Europea estima que España crecerá un 2,3% este año, seis décimas más de lo que pronosticó en noviembre

España incumplirá el déficit este año y el que viene y, en una aparente advertencia sobre Podemos, avisa de "riesgos" por el periodo electoral

El paro quedará en el 22,5% este año, frente al 23,5% que había previsto anteriormente

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La CE eleva al 2,3 % su previsión de crecimiento de España para este año

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. / Efe

El comisario europeo de Asuntos Económicos, el socialista Pierre Moscovici, ha presentado este jueves las tradicionales previsiones invernales con una singular lectura para España: se dispara el crecimiento en seis décimas frente a la anterior previsión de noviembre (hasta el 2,3%), pero el paro seguirá por encima del 20% hasta 2017.

La revisión al alza se debe, en buena parte, a la caída del precio del petróleo, según Moscovici. España "está ganando impulso" pero no cumplirá los objetivos de déficit público ni este año ni el que viene, y la incertidumbre sigue presente, entre otras cosas, por “la implementación de riesgos en año electoral”, en lo que suena a aviso en toda regla sobre Podemos manifestado con el siempre engolado lenguaje comunitario.

A este respecto, el comisario galo aclaró que él no se “inmiscuirá en procesos electorales en curso”. “Respetamos la democracia y la decisión de la gente, aunque los países tienen también que asumir las consecuencias de su elección”, dejó caer.  

“El crecimiento económico de España recoge el alza del consumo interno y la mejora en el mercado de trabajo, las condiciones favorables de mercado y los precios más bajos del petróleo”, señala la previsión invernal de la Comisión Europea. En la presentación, Moscovici ha atribuido fundamentalmente el crecimiento del PIB al crudo. “Es evidente que la caída de los precios del petróleo ha reactivado la demanda en todos los países de la UE y eso se nota en España”, dijo el comisario.

Las exportaciones netas, por el contrario, van a “enfriar” el crecimiento, aunque mejorarán gradualmente al final de este año y todo el 2016, siempre según las previsiones. “La competitividad española mejora”, señala el informe. “Al mismo tiempo, el déficit público debería seguir estrechándose”.

Incumplimiento del déficit

La pequeña caída del déficit público se debe principalmente a la perspectiva de recuperación económica, ha indicado el comisario francés. Pero este se incumplirá consecutivamente en 2015 y 2016, alcanzando, respectivamente, el 4,5% (en lugar del 4,2% pactado con la UE, cifra que no tiene en cuenta las ayudas a la banca) y 3,7% del PIB (frente al compromiso del 3%). 

Bruselas avisa de "riesgos" para las cuentas públicas en 2015 por "la incertidumbre del impacto de la reforma fiscal en los ingresos, los pasivos contingentes en el sector de las autopistas y los riesgos de aplicación en un año electoral". La Comisión calcula que el déficit en 2014 quedó en el 5,6%, mejor que el 5,8% impuesto por Bruselas pero una décima por encima del compromiso asumido por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Los "todavía considerables déficits presupuestarios" y el "bajo crecimiento del PIB nominal" provocarán que la deuda pública siga subiendo hasta el 101,5% este año y el 102,5% en 2016. La inflación caerá hasta el -1% de media este año debido a la disminución de los precios del petróleo y solo volverá a territorio positivo en 2016 (1,1% de media). 

En lo que respecta al déficit, España tendrá que recortar prácticamente un punto más del PIB en 2015 y 2016 para cumplir los objetivos, lo que supone una carga más de ajuste ordenada desde la capital belga. “La reducción del déficit se ve limitada por el tenue crecimiento del PIB nominal, que está actuando como un lastre para la evolución de los ingresos”.

Bruselas celebra la reducción del paro del 27% (primer trimestre de 2013) al 23,7% al final de 2014, “ayudada por la moderación salarial y el moderado aumento de los costes laborales unitarios”. Al cierre de 2016, la Comisión prevé un paro del 20,6%. “Soy consciente de la tasa de paro tan grande que padece España”, argumentó Moscovici.

Según las previsiones de Bruselas, España crecerá en 2015 muy por encima de la media de la eurozona (1,3%) y de la UE (1,7%) y superará ampliamente a Alemania (1,5%), Francia (1%) o Italia (0,6%). Las previsiones de Bruselas superan a las que hizo en enero el Fondo Monetario Internacional (2%). El 2% sigue siendo la previsión oficial del Gobierno, en la que se basan los presupuestos de 2015, aunque el Gobierno ya ha avanzado que revisará al alza esa cifra, previsiblemente el próximo abril, cuando se actualice el Pacto de Estabilidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha