eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

A. Cañete aboga por un suministro energético seguro y asequible en toda la UE

- PUBLICIDAD -

El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, situó hoy la unión energética entre las prioridades de la UE para garantizar un suministro "seguro, asequible, sostenible y competitivo" a todos los ciudadanos de la UE.

"Ninguna parte de la Unión Europea debería sentirse aislada o vulnerable por sus suministros energéticos", subrayó el comisario en la Conferencia de la Unión Energética celebrada hoy en Riga, en el marco de la presidencia letona de la UE.

La dependencia del gas natural ruso fue objeto central de los debates de la Conferencia, pero el comisario español advirtió de que la unión energética "no es solo sobre el gas", sino que incluye medidas para reducir el consumo de combustibles fósiles y para incrementar la eficiencia energética de viviendas y empresas.

Sobre el gas, Arias Cañete consideró que la UE necesita consolidar sus relaciones energéticas con Noruega y crear una alianza con Turquía "como una ruta clave de tránsito de gas en el futuro", en referencia al corredor sur para importar gas desde los pozos del mar Caspio.

En su intervención no hizo mención expresa a la situación de países como España y Portugal, considerados "islas energéticas", pero la directora ejecutiva de la Agencia Internacional de Energía (AIE), Maria van der Hoeven, sí subrayó la necesidad de "incrementar las interconexiones" entre las redes europeas de electricidad.

Van der Hoeven advirtió también de que gran parte de las instalaciones de generación eléctrica se enfrentan al cierre sin que la puesta en marcha de nuevas avance al mismo ritmo.

Ante la necesaria diversificación del suministro de gas, consideró que el desarrollo de una planta de gas licuado en el puerto lituano de Klaipeda es un paso en la buena dirección que "incrementará la seguridad del suministro".

Los participantes en la conferencia subrayaron además la importancia de la eficiencia energética para reducir la demanda, teniendo en cuenta que en algunos países europeos esa demanda es cubierta con un único suministrador.

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para la Unión Energética, Maros Sefcovic, recordó que un incremento del 1 % en la eficiencia energética se traduce en una reducción del 2,6 % en las importaciones de gas.

Sefcovic alertó en este contexto de que la UE se está quedando atrás en investigación y desarrollo de tecnologías energéticas eficientes y consideró que debe esforzarse para convertirse en un líder en ese campo.

Fue la secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos, Bernadette Segol, quien recordó que es "crucial" en las políticas de la unión energética se tenga en cuenta "la dimensión social", para garantizar una energía asequible.

"El 10 % de los ciudadanos de la UE no pueden permitirse calentar por completo sus casas", apuntó Segol, quien subrayó que "los elevados precios de la energía son un factor de pobreza y desigualdad".

Destacó en este contexto también el impacto en el empleo de los cambios en las políticas y los mercados energéticos y, como ejemplo, recordó que han desaparecido ya dos tercios de los puestos de trabajo en las minas polacas.

"El panorama energético no puede cambiar sin impactar en los trabajadores y sus familias", recalcó Segol antes de advertir de que la solución no es poner el énfasis en la creación de "puestos de trabajo precarios y mal pagados" en el sector de las denominadas energías renovables.

En la Conferencia sobre la Unión Energética de Riga participaron alrededor de trescientos delegados, entre representantes de los gobiernos de los países miembros, de la industria y también de las ONG.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha