eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Caso del Banco Minsheng pone a finanzas en la mira anticorrupción de Pekín

- PUBLICIDAD -
Caso del Banco Minsheng pone a finanzas en la mira anticorrupción de Pekín

Caso del Banco Minsheng pone a finanzas en la mira anticorrupción de Pekín

El arresto y posterior dimisión de Mao Xiaofeng, el presidente ejecutivo del Banco Minsheng, la primera entidad crediticia privada de China, ha puesto al mundo de las finanzas en el punto de mira anticorrupción de Pekín, que podría lanzar una campaña, dijeron hoy a Efe fuentes del sector financiero.

Aunque está por ver si será así y aún no se conocen las acusaciones concretas contra Mao, de 43 años y arrestado el pasado fin de semana por su relación con Ling Jihua, mando derecha del anterior presidente chino Hu Jintao (2003-2013), también detenido en diciembre, así lo hace pensar un segundo caso similar revelado hoy.

El Banco de Pekín anunció en la noche del lunes, en una comunicación a la Bolsa de Shanghái, que uno de sus directivos, Lu Haijun, antiguo presidente de una de las compañías que participan en el capital de la entidad, también está siendo investigado por las autoridades anticorrupción por una seria "violación de la disciplina".

Este es el eufemismo habitual, por parte de la Comisión Central para la Inspección de la Disciplina del Partido Comunista de China (PCCh), que investiga los tres casos mencionados, para referirse generalmente a prácticas corruptas, como las que destapó el caso de Mao, quien dio pensiones gratuitas a esposas de altos funcionarios.

Según el semanario económico "Caixin", Mao puso a la esposa de Ling en nómina del banco para ocupar un "puesto simbólico", por el que le daba pagos mensuales sin necesidad de trabajar, lo que llevó a los investigadores a destapar el llamado "Club de las mujeres VIP" de la entidad, que al parecer funcionaba desde hace años.

Sin embargo, ni estas prácticas ni el arresto de Mao parecen haber sorprendido a nadie en el sector bancario, donde se percibe que el caso se está llevando con discreción y, probablemente, de una manera incluso pactada, hasta cierto punto, con el banco, explicó a Efe un observador extranjero, que pidió no ser identificado.

Según esta fuente, que conoce de primera mano el mundo bancario chino, "por lo que he hablado con otras personas del sector, la mayoría no parecían estar especialmente sorprendidas, y mi impresión es que dan por hecho que esto ya estaba negociado".

De hecho, indicó, muchos creen que "la dimisión de Mao ya estaba más o menos acordada, entre otras cosas, y probablemente se hayan negociado los cargos sobre los que se le va a imputar y las prácticas que se van a dejar fuera" para no dañar a la entidad ni a la imagen del sistema financiero chino más de lo necesario.

"Lo que me parece más importante es que en este caso han apuntado directamente a la cabeza del banco, que aunque no sea de los más grandes, es uno importante, con presencia en todo el país, y se ha apuntado directamente al presidente", comentó la fuente, aunque recalcó que todo se hizo con bastante discreción, durante el fin de semana.

De ahí la percepción en el sector de que la entidad y las propias autoridades tratan de transmitir "cierta normalidad", evitar rumores que puedan conducir a una "fuga de depósitos que no le interesa a nadie" o a dañar la imagen del sistema financiero chino.

Pekín tiene el objetivo de que Shanghái sea un centro financiero mundial con la influencia internacional de Nueva York o Londres para 2020, y "la fuerza conductora clave para conseguirlo es contar con un sistema financiero muy limpio", por lo que puede que el caso de Mao sea sólo la "punta del iceberg" que queda por sanear.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha