eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Contactar con desconocidos en la red, factor de riesgo en el acoso a menores

- PUBLICIDAD -
Contactar con desconocidos en la red, factor de riesgo en el acoso a menores

Contactar con desconocidos en la red, factor de riesgo en el acoso a menores

El riesgo de un menor a ser acosado sexualmente por un adulto en internet se dispara si utiliza sus redes sociales para conocer gente nueva, publica en ellas información personal con mucha frecuencia o la facilita a desconocidos.

Así lo advierte, en declaraciones a Efe, la investigadora del Centro Crimina para el estudio y prevención de la delincuencia de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, Nuria Rodríguez Gómez, autora del trabajo 'Online Child Grooming', que ha obtenido el Premio Estudios de Ciencias Policiales 2015 de la Asociación de Jefes de Policía Local de la provincia de Alicante.

El objetivo de esta obra es exponer, desde una panorámica criminológica, una visión sobre el fenómeno del "online grooming" o ciberacoso sexual a menores.

"Se trata de determinar cómo influyen ciertos comportamientos de los menores en el ciberespacio, concretamente la inclusión de datos personales y el contacto con desconocidos y dar cuenta de la vulnerabilidad que tal conducta genera en relación con las dinámicas de victimización del online grooming", explica.

Pero ¿cuál es el grado de peligro en los menores a ser acosados sexualmente por un adulto en la red? ¿Es elevado, preocupante, amplio, puede aumentar en un futuro?.

"El peligro existe, pero es distinto dependiendo de varios factores influyentes que determinan cuál es su grado. Si un menor usa sus redes sociales solo para agregar a su familia y amigos, y las tiene configuradas como privadas, el riesgo es mínimo", expone.

En cambio, señala, si las emplea para "conocer gente nueva, publica información personal con mucha frecuencia o tiene sus redes públicas, el riesgo se dispara".

"De hecho, como se estableció en un estudio de Crimina de 2014, CiberApp, contactar con desconocidos aumenta el riesgo de ser victimizado en un 78 %, especialmente a través de redes sociales", apunta, a la vez que revela que "facilitar información personal a través de internet incrementa el riesgo en un 81 %".

Algo que le "preocupa especialmente" a esta investigadora es "el empleo que hacen los menores de Instagram, red social muy de moda donde suben fotos propias de forma pública y se exponen a ser engañados o seducidos por acosadores que utilizan perfiles falsos para acercarse a ellos o, simplemente, para 'consumir' el propio material que los menores introducen libremente en la red".

Rodríguez Gómez considera que "los menores tienen cada vez más fácil el acceso a las nuevas tecnologías a edades muy tempranas" y se les facilita "una herramienta muy poderosa sin ningún tipo de pautas ni de información sobre los riesgos que entraña la red, básicamente porque los padres y educadores no saben cómo responder e intervenir ante este tipo de peligros".

"Por ello, hay que trabajar duro en la proporción de mecanismos para el enfrentamiento y resolución de los problemas que se pueden generar de los peligros de internet y de las nuevas tecnologías", ha opinado.

Además de brindar información y mecanismos a los padres y educadores para que sepan "cómo enfrentarse" a los potenciales "peligros de internet", éstos deberían trasladar ese conocimiento a los menores en casa y la escuela, según Rodríguez Gómez.

Estima "fundamental" aplicar "unas medidas que sean más directas e impactantes para los menores" como la aparición de ventanas emergentes de manera periódica en el perfil del menor que adviertan de los posibles peligros que pueden entrañar sus actos en la red con mensajes claros y cortos.

Otra de las medidas que propone en su trabajo dirigida al potencial "groomer" (acosador), es "la de introducir, como requisito indispensable para la creación o mantenimiento de la cuenta o perfil en la red social, la identificación mediante el DNI electrónico, no visible para usuarios pero sí para los servicios que gestionan la red social".

La finalidad es, en primer lugar, "reducir la sensación de anonimato que puede impulsar al ciberagresor a cometer el delito", argumenta.

"En segundo lugar, esto equivaldría a una mayor eficacia y rapidez policial a la hora de capturar a cybergroomers que ya hayan actuado", según esta investigadora.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha