eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Corte Inglés se despide de su misterioso socio local en Portugal

Compra la pequeña participación, del 0,442%, que todavía tenía un accionista minoritario no identificado en su filial lusa

Esa familia participaba en la subsidiaria desde su constitución; en 2001, cuando se inauguró el gran almacén de Lisboa, tenía un 1,24% que se fue diluyendo tras sucesivas ampliaciones de capital

En 2015, el grupo aumentó sus ventas en el país vecino un 2,9%, hasta 429,6 millones, y ganó 19,2 millones, un 3,8% más

- PUBLICIDAD -
Imagen del centro de El Corte Inglés en Lisboa. Foto: El Corte Inglés

Imagen del centro de El Corte Inglés en Lisboa. Foto: El Corte Inglés

Los caminos de El Corte Inglés y su misterioso socio local en Portugal se separan. El gigante de los grandes almacenes ha comprado la participación minoritaria (muy minoritaria: apenas un 0,442%) que todavía conservaba un inversor local en El Corte Inglés-Grandes Armazéns, SA, su filial lusa. 

“Durante el presente ejercicio se ha adquirido la participación minoritaria de El Corte Inglés – Grandes Armazens, S.A. hasta alcanzar el 100% de la filial portuguesa”, explica la compañía en su informe financiero anual del ejercicio 2015, cerrado el pasado 28 de febrero.

Fuentes del grupo explican que se trata de una familia portuguesa, no identificada por razones de confidencialidad, que participaba en el proyecto desde sus inicios. En 2001, cuando se inauguró el primer centro en el país, los grandes almacenes de Lisboa, ese socio tenía un 1,24% que posteriormente fue diluyéndose tras sucesivas ampliaciones de capital.

Es habitual que el Corte Inglés se alíe con socios locales para expandirse en el exterior. Lo ha hecho con Sfera, su enseña de moda femenina, tanto en México (de la mano del líder local Liverpool) como en Chile (con Ripley, uno de los líderes del sector minorista en ese país), Perú (con Oechsle) y Arabia Saudí (con Alhokair). El caso de Portugal, el único país donde ha expandido su formato más emblemático, los grandes almacenes, es diferente porque no se conoce la identidad de ese socio y por la pequeña participación que ostentaba.

Un buen año

2015 fue el mejor ejercicio para El Corte Inglés en Portugal desde el multimillonario rescate del país en mayo de 2011. Sus ventas crecieron un 2,9%, hasta 429,6 millones de euros. El beneficio operativo o Ebitda, un 5,7%, hasta 40,6 millones. Y el beneficio neto alcanzó 19,2 millones, un 3,8% más.

El grupo, que en el país vecino también explota ópticas, su enseña de bricolaje Bricor y agencias de viajes, entre otros formatos, expresó su satisfacción por estos resultados, “teniendo en cuenta la coyuntura económica en Portugal a lo largo de 2015”. En enero pasado, El Corte Inglés realizó una reducción de capital de 140 millones que fueron a parar a la caja de la matriz española, como si de un dividendo se tratase. 

Portugal tiene un significado especial para Dimas Gimeno, presidente del grupo desde el fallecimiento de su tío Isidoro Álvarez en septiembre de 2014. En 2001, un año después de empezar a trabajar en los servicios centrales del grupo de distribución, Gimeno se trasladó a Portugal para la puesta en marcha de la filial lusa y del primer centro de El Corte Inglés en Lisboa y completó su formación con un máster en la escuela de negocios AESE.

El centro de Lisboa, ubicado en la céntrica avenida de António Augusto de Aguiar,  se inauguró el 22 de noviembre de 2001 en un acto al que acudieron Álvarez, el entonces presidente de la Asamblea de la República y del Partido Socialista portugués, Antonio de Almeida, y el entonces alcalde de Lisboa y hoy ministro de Cultura luso, Joao Soares. El centro, con 47.000 metros cuadrados de superficie, fue el mayor del grupo en su momento.

El de Vila Nova de Gaia (Oporto), con cerca de 42.000 metros cuadrados de superficie comercial, se inauguró en mayo de 2006. El grupo llegó a proyectar la construcción de un tercer centro en Carcavelos (Cascais), cerca de la capital lusa. Isidoro Álvarez llegó a anunciar en agosto de 2007 que las obras se iniciarían "en breve", pero el centro, con una inversión estimada de unos 200 millones y una superficie comercial de 39.000 metros cuadrados, nunca se levantó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha