eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Draghi no "especula" sobre referendo en Italia e hipotética salida del euro

- PUBLICIDAD -

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, se negó hoy a "especular" sobre qué impacto tendría una victoria del "no" en el referendo constitucional que tendrá lugar el domingo en Italia y las conjeturas sobre una hipotética salida del país del euro.

"No voy a especular" sobre esta cuestión, dijo Draghi ante los diputados de la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.

"No voy a comentar declaraciones de otra gente sobre artículos de otra gente", concluyó al ser preguntado por las informaciones y las voces que apuntan a que una victoria del "no" en la consulta podría llevar a una salida del país transalpino de la moneda única.

Respecto a si el BCE tiene previstas medidas especiales para asegurar la estabilidad bancaria ante potenciales turbulencias tras el referéndum, Draghi dijo que no prevé ningún tipo de acción especial y recordó que en este caso prevalecen las reglas europeas bancarias.

"Nuestra mejor contribución que podemos dar es asegurarnos de que la supervisión y la regulación está bien diseñada e implementada", dijo.

A menos de una semana del voto, las encuestas apuntan a una victoria del "no" a la reforma constitucional propuesta por el primer ministro italiano, Matteo Renzi, quien ha ligado su continuidad al resultado de una consulta, que ha creado inquietud en los mercados.

En concreto, preocupa la delicada situación de la banca italiana, en especial del centenario Banca Monte dei Paschi di Siena, que está tratando de aumentar su capital y sanearse.

Por otra parte, Draghi aseguró que la abultada deuda pública italiana es "sostenible", aunque recalcó que el país no tiene "margen para la complacencia", dado que con un ratio tan elevado de deuda pública-PIB es "vulnerable a shocks".

En este contexto, "es importante que el país cumpla con sus compromisos con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (las normas europeas de disciplina fiscal), incluyendo el superávit primario y el mantenimiento de los esfuerzos estructurales y reformas", dijo.

Roma mantiene un pulso con Bruselas respecto a las políticas presupuestarias que el Gobierno italiano quiere poner en práctica el próximo año, en el que prevé gastar más de lo que le permitiría cumplir con sus objetivos fiscales pactados con los socios europeos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha