eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Nueva llamada a revisión de Honda tras la muerte de un conductor en Malasia

- PUBLICIDAD -
Nueva llamada a revisión de Honda tras la muerte de un conductor en Malasia

Nueva llamada a revisión de Honda tras la muerte de un conductor en Malasia

Honda Motor ha anunciado la llamada a revisión de unos 170.000 vehículos en todo el mundo después de revelar que un conductor murió en Malasia el pasado julio en un accidente relacionado con un fallo en el airbag.

Esta última llamada a revisión de vehículos con airbags fabricados por Takata se suma a los otros 1,4 millones que el fabricante nipón de vehículos recomendó revisar anteriormente por el mismo motivo y después de que ya se hayan contabilizado cinco muertes.

En Japón,la nueva llamada a revisión afecta a 22.607 unidades del vehículo compacto Honda Fit y a otros 48.190 del modelo utilitario Honda That's, según detalló este jueves el Ministerio nipón de Transporte en un comunicado.

Mientras, unos 100.000 vehículos se vieron afectados en otros países.

De acuerdo con Honda, una mujer que conducía un 2003 Honda City falleció el pasado 27 de julio en Malasia cuando su airbag se rompió tras la colisión con otro vehículo.

El director ejecutivo de Takata, Shigehisa Takada, publicó este jueves una nota de disculpa en la página web de la compañía expresando su pésame por la última muerte anunciada y pidió recuperar la confianza de los clientes.

En Estados Unidos se han producido cuatro muertos en accidentes de tráfico vinculados a defectos en el airbag producidos por este fabricante, según los medios estadounidenses.

Los fallos detectados en los airbags fabricados por Takata obligaron a Honda y otros tres fabricantes japoneses de vehículos -Toyota, Nissan y Mazda- a llamar a revisión a un total 3,4 millones de vehículos en todo el mundo desde 2013.

El problema, que afecta a coches fabricados entre 2000 y 2004, puede causar que en caso de accidente no se active el airbag.

Asimismo, las autoridades estadounidenses anunciaron el pasado junio una investigación que afecta a más de 1 millón de automóviles de diferentes marcas dotados de airbag fabricados por la empresa japonesa Takata.

La Administración Nacional de Seguridad en la Carretera (NHTSA) puso en marcha la investigación tras recibir seis quejas de vehículos producidos entre 2002 y 2006 cuyos airbag se rompieron en el momento de activación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha