eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sudán aumenta la seguridad tras la subida del precio de combustibles y luz

- PUBLICIDAD -
Sudán aumenta la seguridad tras la subida del precio de combustibles y luz

Sudán aumenta la seguridad tras la subida del precio de combustibles y luz

El Gobierno sudanés impuso fuertes medidas de seguridad este fin de semana después de aumentar el precio de los combustibles y la electricidad, ante el temor de que estallen protestas como las que tuvieron lugar tras el último encarecimiento en 2013.

Los partidos políticos de la oposición instaron a los ciudadanos a salir a las calles y organizar marchas y protestas contra el alza de precios, que es del 30 por ciento en el caso de la gasolina y el queroseno.

El Ministerio sudanés del Petróleo incrementó el precio del galón de diesel de 14,5 a 19 libras sudanesas (2,9 dólares); el de la gasolina, de 21,5 a 28 libras (4,30 dólares); y el del queroseno subió de 14 a 18,5 libras (2,8 dólares).

El ministro sudanés de Finanzas, Badrudin Mahmud, explicó en una rueda de prensa que Sudán suprimió parcialmente los subsidios a los combustibles y la electricidad en el marco de un paquete de reformas económicas que busca disminuir el gasto estatal.

"El conjunto de medidas son necesarias para resolver la crisis económica y, si no las aplicamos, se duplicarán los problemas para el país y los ciudadanos", subrayó el titular.

Asimismo, Mahmud aseguró que el aumento del coste de la luz no afectará a los hogares con menos ingresos, porque el alza afectará sobre todo a los que tenga un consumo elevado: pagarán seis centavos más por cada kilovatio, quien gaste más de 400 kilovatios, y 20 centavos, quien supere los 800 kilovatios.

Mientras, las tarifas eléctricas se mantienen para los sectores industrial y agrícola.

En un intento de paliar los efectos del aumento de precios, el ministro anunció un incremento de un 20 por ciento en los salarios de los funcionarios sudaneses.

El Gobierno quiere evitar que se repitan los hechos de septiembre de 2013, cuando la capital y las principales ciudades de Sudán fueron escenario de violentas protestas que estallaron después de la reducción de los subsidios a los carburantes y su consiguiente encarecimiento.

En esas manifestaciones murieron más de 200 personas, según denunció la ONG Amnistía International, mientras que el Gobierno sudanés cifró las víctimas mortales en 85.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha