eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Tribunal de Justicia se pronuncia a favor de Ryanair y contra la CE

- PUBLICIDAD -

El Tribunal de Justicia de la UE desestimó hoy un recurso presentado por la Comisión Europea (CE) en el que pedía la anulación de una sentencia que daba la razón en parte a la compañía de bajo coste Ryanair en un caso relacionado con ayudas públicas del Gobierno italiano a varias aerolíneas.

Ryanair escribió una carta a la CE en 2005 en la que se quejaba de las supuestas ayudas que el Gobierno italiano había concedido a varias compañías aéreas italianas.

Ese mismo año y de nuevo en 2006, la compañía de Michael O'Leary envió nuevas quejas al Ejecutivo comunitario y denunció el traspaso empleados de Alitalia a Meridian y Air One.

Al no obtener respuesta de Bruselas, Ryanair envió a la Comisión un escrito de requerimiento para que actuase y en 2007 decidió elevar el caso al Tribunal General de la UE.

En su recurso a la justicia europea, la aerolínea solicitó que la Corte declarase que la CE se abstuvo de definir su posición incumpliendo sus obligaciones.

La aerolínea de bajo coste alegó que la Comisión estaba obligada a actuar, y que, sin embargo, no adoptó ninguna decisión tras la recepción de las denuncias, ni definió su posición tras la recepción del escrito de requerimiento.

En concreto, Ryanair se quejó de que Bruselas no tomase medidas en relación al pago a Alitalia de una ayuda en compensación por el 11S, las condiciones favorables en el traspaso de Alitalia Servizi a Fintecna y la no reclamación por parte del Estado italiano del pago de las deudas que Alitalia tenía con los aeropuertos italianos.

Asimismo, asegura que la CE desoyó sus quejas sobre la financiación pública de las indemnizaciones por despidos de Alitalia, los descuentos en los costes del carburante, las reducciones de las tarifas aeroportuarias en las plataformas de correspondencia italianas y el traspaso de más de 100 empleados de Alitalia a Meridian y Air One.

Recuerda, por último, que la Comisión ignoró también su denuncia sobre las restricciones discriminatorias a las actividades de Ryanair en los aeropuertos regionales, incluyendo el aeropuerto de Ciampino.

El Tribunal General pronunció sentencia en septiembre de 2011 y confirmó que la Comisión había incumplido en parte las obligaciones que le incumbían.

Aclaró que no había actuado correctamente en lo que respecta a las denuncias sobre el traspaso de más de 100 empleados de Alitalia, el pago a Alitalia de una ayuda en compensación por el 11S y las reducciones de las tarifas aeroportuarias en las plataformas de correspondencia italianas.

Rechazó, sin embargo, el resto de pretensiones de Ryanair.

La Comisión interpuso un recurso de casación ante el Tribunal de Justicia de la UE, la máxima instancia judicial europea, que ahora ha desestimado dicho recurso y confirmado la decisión anterior.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha