eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El petróleo tejano, en caída libre, camino de llegar a 85 dólares por barril

- PUBLICIDAD -
El petróleo tejano, en caída libre, camino de llegar a 85 dólares por barril

El petróleo tejano, en caída libre, camino de llegar a 85 dólares por barril

El precio del petróleo de Texas puede bajar hasta los 85 dólares por barril en los próximos meses, advierten algunos expertos, que prevén que se mantenga la tendencia de las últimas cinco semanas, en las que ha pasado de 103,84 dólares por barril a los 94,60 con que cerró este viernes.

El pasado martes, el crudo tejano cerró en 93,37 dólares, el nivel más bajo desde principios de junio, un descenso motivado sobre todo por el aumento de las reservas en EE.UU., que se han incrementado durante las últimas siete semanas a causa de unas cotas de producción que no se veían en 24 años.

"El aumento en la producción de crudo en EE.UU. está golpeando el mercado, y no me sorprendería ver llegar el precio del barril a los 85 dólares en los próximos meses", indicó a Efe Terry Marshall, analista del mercado del petróleo para Moody's.

Según Marshall, aunque la demanda estadounidense de petróleo está creciendo gracias a la paulatina recuperación económica, esta sigue sin ser muy fuerte, lo que, unido al aumento de las existencias, va a hacer que los precios sigan a la baja.

Las reservas de crudo en EE.UU. se situaron en 385,4 millones de barriles la semana pasada, tras añadir 1,6 millones de nuevos barriles, unas cifras que se encuentran por encima del promedio para esta época del año y son un 2,8 % mayores que las de hace un año.

"El mercado del crudo sufre de un exceso de reservas, tanto a nivel doméstico como mundial", dijo a Efe Alan Harry, gestor de cartera del fondo Spartan Commodity, y para quien, pese a los descensos en el precio del crudo tejano, el mercado sigue "sobrevalorado" si se tienen en cuenta "los incrementos de las reservas en EE.UU. e incluso en Rusia".

"Creo que podríamos llegar a los 86 dólares por barril antes de que termine el invierno", apuntó Harry.

Según las previsiones para el último trimestre de 2013 y el conjunto de 2014 divulgadas esta semana por JP Morgan, la producción petrolera en EE.UU. seguirá creciendo hasta, por lo menos, finales del año que viene (pasando de los actuales 7,9 millones de barriles al día a unos 8,5), mientras que la demanda interna se mantendrá estable o incluso bajará en algunos períodos.

El aumento de la producción y las reservas en este país es el principal de varios factores que están contribuyendo a la fuerte caída del petróleo tejano en lo que llevamos de otoño, sobre la que también ha tenido un gran impacto el comienzo de las negociaciones entre Irán y Occidente sobre el programa nuclear de Teherán.

El nuevo gobierno de Irán se ha estrenado con un tono amigable, dando lugar a expectativas de una posible solución negociada acerca del controvertido programa nuclear, después de ocho años de conversaciones y negociaciones infructuosas con la administración del expresidente, Mahmud Ahmadineyad.

"Hay una cantidad de reservas muy importante en Irán, por lo que las negociaciones tienen que estar afectando a la fuerza el precio del crudo. Si no hubiese sanciones, estaríamos hablando de que un millón de barriles al día volverían a introducirse en el mercado mundial", dijo Terry Marshall.

Este analista del sector se refirió así a la posibilidad de que unas conversaciones fructíferas acaben por levantar las sanciones impuestas a finales de junio de 2012 por EE.UU. y la Unión Europea sobre las exportaciones petroleras de la república islámica.

Por su parte, la tumultuosa situación en Libia está teniendo poco impacto en el mercado del petróleo porque, a juicio de los expertos, "todo el mundo cree que los cortes en su suministro son sólo temporales, ya que el país tiene mucho interés en regresar a los máximos niveles de producción".

"Sólo se me ocurren dos escenarios en los cuales podríamos ver el precio del crudo repuntar", indicó Harry, "pero ambos son muy improbables".

Según el gestor de Spartan Commodity, uno es que un invierno muy frío en el hemisferio norte dispare la demanda, aunque todo apunta a que este "será un invierno de temperaturas medias".

El otro escenario es que la situación en Irán se recrudeciese, algo igual de difícil dadas las intenciones negociadoras mostradas hasta la fecha por el nuevo Gobierno del presidente Hasán Rohaní.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha