eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Los regionalistas reculan, y facilitan la bajada de impuestos de Monago

Al abstenerse en la votación han permitido la aprobación de la ley Tributaria “por interés ciudadano”

El PSOE, que votó en contra junto a IU, reprocha que es una reforma “electoralista, mentirosa y falsa”

La bajada es de entre 73 y 50 millones según quien la calcule

- PUBLICIDAD -
Damián Beneyto, en el pleno del 11 de diciembre

Damián Beneyto, en un pleno de la Asamblea de Extremadura.

El pasado martes el portavoz regionalista en la Asamblea de Extremadura, Damián Beneyto, aseguraba que votarían en contra del proyecto de Ley de Medidas Tributarias, aunque el PP le aprobara su única enmienda sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Este jueves sin embargo a la hora de la verdad, y con la enmienda aprobada, se ha decidido por la abstención que necesitaba el presidente José Antonio Monago para apuntarse un buen tanto político, el de poder anunciar en vísperas electorales una rebaja de impuestos que estima en 73,5 millones de euros pero que el PSOE rebaja a 50.

La ley ha sido aprobada en un pleno en el que el PSOE (28 diputados) e Izquierda Unida (3) han votado en contra.

Al término de la sesión Damián Beneyto, de la coalición Prex-Crex, ha explicado que se han abstenido, y dejado aprobar el texto, por “primar el interés general sobre el del partido”, y que era mejor esta rebaja fiscal “que ninguna”.

Durante varios días la oposición unida, PSOE, IU y Prex-Crex, han anunciado que tumbarían la el proyecto de ley; sin embargo una vía hacia el lado contrario empezó a abrirse el viernes pasado cuando en la comisión de hacienda, un paso previo al pleno, la Junta vetó sin posibilidad de debate todas las enmiendas de la oposición menos una, la defendida por Beneyto en el sentido de reducir el impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Aunque el resto de propuestas de la oposición presentaban el mismo ‘vicio legal’ que dio pie a la Junta a vetarlas, el de que suponían reducción de ingresos en el Presupuesto autonómico, la regionalista adolecía del mismo defecto; este viernes, tras aprobarse la ley, Beneyto ha dicho no saber por qué la Junta sí la dejó pasar.

Precedente en los Presupuestos

Y pese a que Prex-Crex insistía en que con la reducción de las Sucesiones y Donaciones no bastaba, sino que había que suprimir el canon de agua –Monago ha prometido a última hora hacerlo este año si la economía mejora y la recaudación de impuestos mejora--, y suprimir también el recargo autonómico a los carburantes (céntimo sanitario), finalmente han permitido con su abstención la reforma tributaria, que tiene como precedente el voto a favor en los últimos Presupuestos autonómicos de los dos diputados regionalistas.

En relación al impuesto de Sucesiones, Beneyto ha celebrado que tras esta reforma los extremeños que hereden por debajo de los 600.000 euros no tendrán que pagar impuestos, al igual que tampoco los padres que hagan donaciones a sus hijos por debajo de esta cantidad.

“Señor Beneyto, lo que puede parecer en la vida en principio una derrota, puede ser el principio de una gran victoria”, fue la invitación que con éxito le había hecho Monago en el debate. El presidente había avisado que de no aprobarse la ley se volvería a una situación anterior, en la cual como ejemplo una pareja con 24.000 euros de ingresos anuales pagaría 320 euros más de IRPF.

Los socialistas, que le han reprochado haber subido junto a Rajoy 40 impuestos en tres años y medio, avisan que la rebaja fiscal no se notará en los bolsillos hasta mayo de 2016, y que sería más efectivo según Fernández Vara suprimir ya el canon de agua. La reforma esa según ellos “electoralista, mentirosa y falsa”.

IU, al no quitarse el canon de agua y el céntimo sanitario, no ha estado dispuesto a ningún acuerdo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha