eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Las familias que acogen niños saharauis pagarán la deuda de 2014 con la compañía aérea ante el silencio de la Junta

El impago de los 87.000 euros del vuelo chárter ha llevado a la única compañía que opera desde los campamentos saharauis de Argelia a no fletar ni un avión más a Extremadura

Una deuda causada ante la falta de subvención de la Junta de Extremadura en la campaña de 2014, cuando la Junta alegó problemas "técnicos"

Carlos Marín, padre de acogida de dos niños saharauis desde hace más de cinco años, permanece en huelga de hambre desde el pasado 17 de mayo, y continuará hasta que se resuelva este problema

- PUBLICIDAD -
Manifestación de colectivos y simpatizantes en la defensa del pueblo saharaui en Santa Cruz de Tenerife.

Manifestación de colectivos y simpatizantes en la defensa del pueblo saharaui

Los plazos se agotan. Tienen que gestionar todos los visados y el papeleo burocrático correspondiente de manera inmediata. La Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui tiene que gestionar de inmediato el programa Vacaciones en Paz, en el que un año más familias de la región acogerán unos 200 niños en verano.

El impago de los 87.000 euros del vuelo chárter ha llevado a la única compañía que opera desde los campamentos saharauis de Argelia a no fletar ni un avión más a Extremadura hasta que no se abone la deuda. La Junta no ha aclarado si asumirá este pago, y los plazos no dejan margen de error. Una deuda causada por la falta de subvención en la campaña de 2014, cuando el Ejecutivo alegó problemas "técnicos" en la elaboración del proyecto.

La federación ya ha tomado la determinación de asumir el coste del vuelo y plantearán a la única compañía que opera desde el desierto de Argelia y Extremadura que les deje hacer frente al coste a plazos. “Interpretamos que no hay intención de solucionar el problema, y que la Junta se limita a hablar de un conflicto de asociaciones solidarias", señala  Antonio García, portavoz de la federación.

Ante esta situación, ya planean hacer galas solidarias, recaudaciones y actos para conseguir, de manera progresiva, hacer frente a estos gastos.

Una semana en huelga de hambre

Carlos Marín, padre de acogida de dos niños saharauis desde hace más de cinco años, permanece en huelga de hambre desde el pasado 17 de mayo, y continuará hasta que se resuelva este problema.

Así lo ha transmitido a este diario Isabel, hermana de Carlos, que señala que su hermano, de 54 años y vecino de Talayuela, ha decidido iniciar esta protesta porque el tiempo corre en contra de los niños, y como medida de presión ante las administraciones. “El objetivo, es ni más ni menos, que los niños no soporten temperaturas de hasta 50 grados”.

Isabel explica que su hermano está bien, aunque este domingo se cumple una semana en la que solo ha tomado agua. “Poco a poco, su salud irá empeorando, y queremos una respuesta inmediata”.

Este pasado viernes, en apoyo al programa solidario, y ante la huelga de hambre que mantiene Carlos, se convocó una manifestación espontánea en Talayuela, ante el futuro incierto del programa Vacaciones en Paz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha