eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Extremadura recibe un dron de vigilancia nocturna para la campaña contraincendios

El pequeño avión de control remoto es uno de los cuatro en España

El año pasado se quemaron en la región 6.400 hectáreas

- PUBLICIDAD -
Reproducción de las imágenes tomadas por un dron al detectar fuego, estimación calórica y personas desde el aire. Imagen cedida por Aeorum

Visión diurna de un don contraincendios

Extremadura es una de las comunidades autónomas que cuenta este verano con uno de los cuatro drones de vigilancia nocturna (remote piloted aircraft) operativos en el país para la prevención y extinción de incendios.

Este dron, que se ubica en Cáceres, es una de las grandes novedades para la campaña de prevención de incendios forestales de este año en la comunidad, junto al establecimiento en Talavera la Real (Badajoz) de un avión de coordinación y observación (ACO).

La delegada del gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, que se ha reunido con las distintas administraciones y organismos responsables de la extinción de incendios, ha explicado que este avión ACO ya operaba en la comunidad, pero ahora tendrá su base en territorio extremeño.

El invierno y la primavera pasados, muy secos y cálidos, hacen prever una campaña de verano de alta incidencia de incendios forestales, y Herrera ha dicho que para combatirlos la comunidad tiene unos sistemas de prevención y extinción "punteros".

No en vano, y además de las novedades, Extremadura cuenta con una brigada de refuerzo en incendios forestales (BRIF) en Pinofranqueado (Cáceres), un helicóptero de extinción "bombardero" Kamov Ka-32 en Plasencia (Cáceres), y un hidroavión Canadair en Talavera la Real.

Además, el Ministerio de Defensa ofrece medios de apoyo como la Unidad Militar de Emergencias (UME), el Batallón de Intervención de Emergencias (BIEM I) ubicado en Torrejón de Ardoz (Madrid), el puesto semifijo con un Puesto de Intervención de Emergencias de Cáceres, o un segundo contingente de apoyo de este tipo.

315 fuegos en 2016

El año pasado se produjeron en Extremadura un total de 315 incendios forestales, con una superficie afectada de 6.365 hectáreas, 4.498 en la provincia de Cáceres y 1.866 en territorio pacense.

De este número de casos, se produjeron dos grandes incendios (más de 500 hectáreas afectadas), ambos en Cáceres, el 23 de julio en la capital provincial, con 1.393 hectáreas afectadas, y el 18 de agosto en Jerte, con 1.054 hectáreas.

La delegada del Gobierno en la comunidad ha pedido a los extremeños extremar las precauciones más si cabe este verano, ya que las condiciones del invierno y primavera hacen atisbar un periodo estival difícil.

"La mayor parte de los incendios tienen su origen en las negligencias humanas, y eso es algo que se debe remediar cuanto antes por el bien de todos, -ha dicho- por lo que es fundamental la colaboración ciudadana".

Estas condiciones meteorológicas han tenido ya reflejo en el número de incendios forestales acaecidos en el país en lo que va de año, ha dicho Herrera.

En la reunión sobre la coordinación de la prevención de incendios forestales han participado Delegación del Gobierno en Extremadura, Guardia Civil, Delegación de Defensa, UME, Gobierno central, Junta de Extremadura, confederaciones hidrográficas y diputaciones en la comunidad, Fempex o Protección Civil de Portugal, entre otros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha