Opinión y blogs

eldiario.es

Defender el medioambiente no puede salir tan caro

17 personas (9 mujeres y 8 hombres) se sentarán en el banquillo por la acción pacífica del 15 de febrero de 2011 en la central nuclear de Cofrentes (Valencia). El motivo de la acción era pedir al Gobierno que no renovase el permiso de explotación de la central. El permiso caducaba el 19 de marzo de ese mismo año, y desde Greenpeace demandábamos la no ampliación del permiso y el cierre definitivo. Porque si la energía nuclear es peligrosa, más lo es cuando sus componentes van llegando al final de su vida. Estamos hablando de una central que escasamente hace un mes cumplía 30 años, situación semejante al resto de nucleares en España. Entramos en una nueva era de riesgo nuclear.



Coincidencias de la vida, Greenpeace España también ha cumplido 30 años, durante los cuales hemos trabajado en nuestras campañas para proteger el medioambiente: investigando, informando, señalando intereses empresariales y políticos, haciendo acciones y protestas pacíficas para visibilizar los atropellos ambientales y que la sociedad y medios de comunicación se hagan eco para conseguir un planeta verde y en paz.  En estos años, Greenpeace siempre ha asumido las consecuencias de sus acciones, pero entendemos que éstas tienen que ser proporcionadas. En noviembre la organización se enfrenta al juicio más duro de nuestra historia: penas privativas de libertad y penas de multa y responsabilidad civil de 360.000 €.

La protesta ambiental es un pilar básico del movimiento ecologista y de la ciudadanía de las personas que entendemos como DEBER tener un medioambiente sano y adecuado. Así queda recogido en el Artículo 45 de la Constitución Española. Tenemos DERECHO a protestar.

Hace pocos días, estábamos con el corazón en un puño, cuando embarcaciones de la Armada embestían a las lanchas neumáticas donde activistas de Greenpeace protestaban en contra de las prospecciones petrolíferas en Canarias. Una compañera herida de gravedad por defender el interés de todas las personas. Defender el medioambiente a través de la protesta pacífica no puede salir tan caro a personas anónimas que entienden como obligación propia, proteger el medio ambiente del que dependemos todos. Ahora necesitan todo tu apoyo. Apoya “MISIÓN COFRENTES: ARTÍCULO 45, actuando en 17 misiones que te proponemos en estos 17 días que faltan para el juicio de las 17 personas que dicen:
¡Defender es un nuestro Deber! ¡Protestar nuestro Derecho!

Seguir leyendo »

La sobrecapacidad y la sobrepesca no tienen sitio en los océanos

Hoy queremos ponerle nombres y apellidos a quienes amenazan el futuro de los océanos y de quienes dependen de ellos directamente para sobrevivir. Son Annelies Ilena, Franziska, Txori Argi, Franche Terre, Albatun Tres, Helen Mary… y así hasta 20 nombres, no de personas sino de barcos. Barcos grandes que se comen al pequeño. Son los Monster boats.

monsterboats

Están en esta lista por distintos criterios. Por su tamaño, por su capacidad de pesca, por su forma de pescar destructiva, por dónde pescan, por lo que pescan. Por haber sido multados por pesca ilegal, por tener malas condiciones laborales a bordo. Y a pesar de todo esto muchos han recibido grandes cantidades de subsidios públicos.

Impactan directamente en las comunidades costeras de las que explotan sus recursos marinos y sustento, y de forma indirecta en la pesca sostenible europea al competir con su pescado.

Seguir leyendo »

Ley de Seguridad Ciudadana: Esto no es democracia y lo sabes

El Congreso de los Diputados se ha ido convirtiendo en símbolo de todo lo contrario a lo que debería representar, el poder ciudadano. Y es que últimamente es inalcanzable para muchas personas que quieren protestar frente a él ante las impopulares políticas de recortes sociales del Gobierno. Hoy es un día de esos en los que el Congreso se convierte en símbolo de la pérdida de espacio democrático. El partido político en el Gobierno quiere utilizar su mayoría absoluta para imponer la tramitación de una reforma legislativa que busca poner trabas a la ciudadanía para ejercer su legítimo derecho a protestar. Y todo ello en la soledad más absoluta, con enmiendas a la totalidad del resto de grupos parlamentarios.

Activista de Greenpeace antes de descolgar la pancarta

Se trata de la cuestionada Ley Orgánica de Protección de Seguridad Ciudadana. Una reforma que sanciona actuaciones amparadas por el derecho de reunión y manifestación y por la libertad de opinión y expresión. Por eso, este es el lugar apropiado y el momento oportuno de gritar: No a la Ley Mordaza. Y Greenpeace lo ha hecho esta mañana con una pancarta frente al Congreso.

La Ley Mordaza permitirá multar, por ejemplo, con hasta 30.000 euros la perturbación grave de la seguridad ciudadana al manifestarse delante del Congreso si se incumplen los requisitos de la ley que establece el derecho de reunión. Principalmente, no informar de ello, como es el caso de esta protesta. Interpretar qué es perturbación y valorar su gravedad queda a decisión del sancionador.

Precisamente esta medida concreta es una de las que ha llevado al Relator Especial de Naciones Unidas sobre el derecho a la libertad de reunión y asociación pacíficas a estar preocupado por las restricciones desproporcionadas de este texto y por cómo pueden socavar "la existencia misma de los atributos de pluralismo, tolerancia y mentalidad abierta necesarios a cualquier sociedad democrática".

Hoy el Partido Popular quiere sacar adelante este proyecto con su mayoría absoluta ganada en las urnas hace casi tres años pero a sabiendas de que su intención es acallar las voces críticas a su gestión y gobernar a sus anchas sin molestias. No les gusta la participación ciudadana. Se olvidan de que la protesta también es democracia. Este proyecto aumenta el poder sancionador del estado en contra de las garantías judiciales de los ciudadanos.

La nueva Ley de Seguridad Ciudadana es una carga en la línea de flotación del Estado social y democrático de Derecho. Y el Gobierno lo hace a sabiendas porque, además, son muchos los expertos en derechos humanos que se lo han dicho. Esto no es democracia y lo sabes.

¿Qué puedes hacer tú?

Seguir leyendo »

Hay alternativa a las prospecciones

Esto sumado al fin del apoyo gubernamental a las energías renovables nos conduce hacia un futuro en un modelo energético basado en la quema de hidrocarburos y fisión de uranio, más propio del siglo pasado que del actual. Por ello, Greenpeace quiere demostrar que podemos mirar al futuro con otras expectativas y que no sean el de la pobreza energética, el cambio climático y el de una factura eléctrica cada vez más cara.

logocampaña

El informe presentado por Greenpeace  “La recuperación económica con renovables” lo dice alto y claro: Un sistema energético basado en renovables generaría resultados muy positivos para el crecimiento económico, el empleo y el ahorro en la factura energética de los hogares, además de reducir significativamente las emisiones contaminantes.

Las energías renovables son un buen dinamizador de la economía española y apostar por ella podría contribuir a la recuperación económica ya que la inversión en estas energías tiene un importante efecto arrastre sobre el conjunto del tejido productivo e impulsaría fuertemente, por ejemplo, al sector de la construcción, con el correspondiente efecto positivo sobre el colectivo de desempleados con experiencia en el mismo.

Por otro lado, el apostar por una gran cantidad de renovables en el mix energético, favorecería a desarrollar estas tecnologías, volviéndolas cada vez más competitivas. Eso sumado a la bajada en el precio de producción de la energía gracias a las renovables, garantizaría que para 2030, nuestra factura energética fuera más baja. Un 34% más baja que en 2012 para ser exactos, según el informe “La recuperación económica con Renovables”.

La creación de un sistema eléctrico basado en un 95% de energías limpias, dónde casi no se necesitarán energías sucias supondría una gran inversión (unos 293.000 millones) pero crearía más de 3 millones de puestos de trabajo para construir la infraestructura que sería necesaria para este sistema.  Una vez creada esta estructura la producción de energía con fuentes renovables generaría otros 203.697 puestos de trabajo directos e indirectos en 2030 y su contribución al PIB sería de 37.936 millones de euros ese año.

El gobierno debe apostar por un modelo sostenible, basado en energías renovables y eficiencia energética, y para eso debe darle un marco legislativo estable que permita que invertir en estas energías sea atractivo. Un primer paso imprescindible en esta dirección es dejar claro hacia dónde va el modelo energético. El 23 y 24 de octubre España junto con toda Europa decide a que objetivos de reducción de emisiones, ahorro de energía y porcentaje de energías renovables en el mix energético, se compromete para el 2030. España tiene que apostar por las renovables y el ahorro de energía, no sólo porque es necesario cambiar el modelo energético si queremos parar las peores consecuencias del cambio climático, sino porque es una manera de crear empleo, mejorar la economía y bajar la factura energética.

- Firma contra las prospecciones petrolíferas. Las prospecciones de petróleo llegarán en breve hasta Canarias, Baleares y mar de Alborán si no actuamos para detenerlas. Di no a las prospecciones

- Vente a visitar nuestro barco Arctic Sunrise

MÁLAGA
Sábado 18
10-14 h público general
16-18 h open boat socios
18-20 h público general

Domingo 19
16-20 h open boat público general

Lunes 20
16-20 h open boat público general

LANZAROTE
Sábado 25
10-14h público general
16-18h open boat socios
18-20h público general

Domingo 26
10-14h publico general
16-20h open boat publico general

Lunes 27
12,30-14h público general
16-20 h open boat público general

FUERTEVENTURA
Miércoles 29
10-14h público general
16-20h open boat público general

Jueves 30
10-14h público general

GRAN CANARIA
Viernes 31
10-14h público general
16-20h open boat público general

Sábado 1
10-14h público general
16-18h open boat socios
18-20h público general

Domingo 2
10-14h público general
16-20h open boat público general

Seguir leyendo »

Escalando a lo más alto para pedir la protección del Ártico

Hoy la petición de protección del Ártico ha cogido altura. Desde montañas y edificios emblemáticos de 20 países diferentes se pueden ver grandes pancartas de Greenpeace pidiendo la protección de la última frontera de hielo (con el lema #Ontop). Una petición que llega desde lo alto para asegurarnos de que la clase política la vea y se anime a coger el testigo de esta necesidad planetaria y a ponerla como prioridad urgente en sus agendas políticas.

No hay lugar para excusas. Podemos decirlo todavía más alto pero no más claro. Y por ello, en España hemos subido al llamado risco 'El Pájaro', en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama, para llevar nuestro mensaje.

Subida al risco del Pájaro para reclamar la protección del Ártico

En el reto del ascenso, nos ha acompañado Miguel Ángel Gavilán López, un alpinista con discapacidad que lidera la asociación Montañeros Sin Barreras. No podríamos tener un equipo mejor. Compartimos grandes valores: superación y constancia, imprescindibles en esta carrera por la protección del Ártico.

La protección del océano helado es tarea de todos los países, no sólo de los estados árticos (Rusia, Estados Unidos, Canadá, Dinamarca con Groenlandia, Islandia, Noruega, Suecia y Finlandia). Las consecuencias del deshielo del Ártico afectan a todo el planeta. Por ello, no puede ser un negociado exclusivo de los países que forman el Consejo Ártico. Es necesario que, lejos de intereses particulares, se abran las negociaciones al resto de países para poder trabajar en la figura de un santuario que proteja el Ártico de prospecciones petrolíferas y de la pesca industrial.

El cambio climático es el mayor reto ambiental al que nos estamos enfrentando y el deshielo del Ártico lo agrava seriamente. No hay ecosistema que se libre de sus efectos. En el recientemente declarado Parque Nacional de Sierra de Guadarrama, nuestra pancarta pide "Salva el Ártico",  porque a pesar de estar a miles de kilómetros de distancia, la zona también sufre ya efectos perceptibles de la subida de las temperaturas. Efectos que impactan en la fauna, en la flora y en las personas. Salvar el Ártico es salvar mucho más.

Salvar el Ártico es cosa de todos. Ciudadanos y ciudadanas de todo el mundo queremos que la protección de este ecosistema único sea una realidad. Concretamente el 74% de la población está a favor de la protección de la parte "más alta" del planeta, el llamado "casquete polar". Así lo confirma la primera encuesta pública que se ha realizado en todo el mundo sobre la posibilidad de la creación de un santuario que proteja el Ártico. Los resultados abarcan la opinión de personas de 30 países de 6 continentes y 22 idiomas distintos. Sin olvidar el apoyo de más de 800 politicos, académicos, premios nobel, artistas y otras personalidades que han firmado la Declaración Internacional por un Futuro del Ártico, sumando fuerzas con los más de 5 millones de personas que han pedido ya su protección.

Esperamos que con esta iniciativa, la clase política, responsable en la toma las decisiones, lleve esta demanda al más alto nivel consiguiendo compromisos reales que estén a la altura de la importancia que supone el Ártico para nuestro planeta.

Seguir leyendo »

El rodillo de verano 2014: el proyecto de ley Mordaza

Así, hemos visto como se ha apisonado la anterior Ley de Costas, como ha surgido una reforma energética para las eléctricas o como se ha alargado la vida útil de Garoña... Entre todas las reformas, las hay que son especialmente controvertidas y con un amplio rechazo social. Es en estas en las que dan una vuelta de tuerca al modelo para facilitar la operación. Se trata de los rodillos de verano, y su peculiaridad es que se llevan a cabo durante la época vacacional para disminuir en la medida de lo posible la crítica y la respuesta social.



Este es el caso del Proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana que supuestamente aprobará hoy el Gobierno, y que es un empeño del ministro Fernández a pesar de la ausente demanda social por la reforma, a pesar de su incoherente justificación y a pesar del rechazo de asociaciones de juristas, movimientos sociales, partidos políticos, sindicatos, organismos internacionales de derechos humanos… Siguen con el rodillo, a pesar del rechazo de casi todos menos de ellos. ¡Ahora, que están de vacaciones!

Hoy el Consejo de Ministros, también casi de vacaciones, puede dar luz verde a una propuesta de ley que trasladará posteriormente al Parlamento para su votación. Sí, ese Parlamento en el que tiene mayoría absoluta el partido en el Gobierno.



Incluso con los cambios con los que dicen haber suavizado la ley, podremos seguir llamándola Ley Mordaza o Ley Antiprotesta, porque su aplicación sancionará formas de protesta amparadas por el derecho a la libertad de expresión y reunión pacífica y porque aumentará el poder y la arbitrariedad de las administraciones para sancionar. Además, esta ley no va sola: acompaña a la reforma del Código Penal.

El rodillo sigue adelante. Les molesta la protesta. Tanto les molesta como tan poco les interesa lo que tenga que decir la ciudadanía de su proyecto de ley. Por eso utilizan el rodillo de verano.

¿Qué puedes hacer tú?
- Blog en vivo.- Greenpeace escala el Faro de Moncloa en contra de la Ley de Seguridad Ciudadana
- Hazte socio y ayúdanos a defender el derecho a la protesta pacífica para defender el medio ambiente.
- Elige tu propia protesta
- Descubre más sobre esta campaña.



Seguir leyendo »

No al petróleo, No a la dependencia, Sí a las renovables

Desde Greenpeace llevamos décadas haciendo hincapié en la necesidad de cortar la adicción con las energías contaminantes que termina, como toda buena adicción, en comportamientos irracionales. Por el mal llamado “oro negro” se pone en peligro ecosistemas naturales irremplazables, como el Ártico, las Islas Baleares, el Golfo de Valencia o las Islas Canarias.



Casi el 50% del consumo de energía primaria total de España depende del petróleo y sus derivado. El sistema energético actual basado en combustibles fósiles es la principal causa del calentamiento global. Según los expertos de Naciones Unidas, para evitar los peores impactos del cambio climático hay que mantener el aumento de la temperatura por debajo de los 2ºC y para ello al menos dos tercios de las reservas de combustibles fósiles que están en el subsuelo debería permanecer sin explotar.

Todas las áreas donde el Ministerio de Industria, Energía y Turismo quiere conceder permisos de exploración de hidrocarburos (Islas Canarias y Baleares, golfo de Valencia, Mar de Alborán o costa catalana), tienen un gran valor ecológico.

Por eso, desde Greenpeace proponemos cambiar de modelo energético, dejar esta dependencia y pasar a un modelos basado en energías renovables, eficiencia energética e inteligencia. Es posible. Por eso, esta semana Greenpeace dice NO a esta adicción, NO a un modelo basado en energías contaminantes, NO a poner en peligro el medio ambiente (ni aqui ni en el Artico), todo esto resumido en en un gran NO a las prospecciones.

Este es el calendario concreto de actividades del barco, que puede sufrir modificaciones, así que consúltalo poco antes de ir a visitar el barco.

VALENCIA
Jornadas de puertas abiertas:
Lunes 9 de junio:  de 12:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00
Martes 10 de junio: de 9:00 a 13:00
Lugar: Marina Real Juan Carlos I. Dique Sur

IBIZA
Jornadas de puertas abiertas
Jueves 12 de junio: de 14:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00
Viernes 13 de junio: de 10:00 a 15:00
Lugar: Muelle adosado Duques de Alba

MALLORCA
Jornadas de puertas abiertas:
Sábado 14 de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00
Domingo 15 de 10:00 a 14:00
Lugar: Pantalán del Mediterráneo, Puerto Palma de Mallorca

CANARIAS (actividades sin barco)
28 de junio: Día de Acción Global

¿Qué puedes hacer tú?
- Vente a ver el barco
y conoce mejor cómo se trabaja en un barco de Greenpeace
- Hazte socio y ayúdanos a seguir defendiendos el medio ambiente. No dependemos de empresas ni de gobiernos. Únicamente de personas como tú que deciden individualmente colaborar.

Seguir leyendo »

30 años de protesta pacífica por un planeta verde y en paz

No se puede hundir un arco iris, dijimos cuando miembros de la Armada Francesa pusieron una bomba en el Rainbow Warrior. No nos van a parar, ni a amedrentar, ya sea con cambios en el código penal o con leyes de seguridad ciudadana más propias de épocas afortunadamente superadas. En Greenpeace seguiremos ejerciendo nuestro derecho a la protesta pacífica con el que tantos avances se han conseguido en la protección del medio ambiente y seguiremos insistiendo para cambiar leyes que nos restringen a todos los derechos y que impiden el cambio y el avance hacia un mundo mejor.


 
En estas tres últimas décadas, la acción directa no violenta ha sido una herramienta fundamental para denunciar los problemas de degradación ambiental, sus responsables y quienes lo han permitido cuando tenían que velar por el interés general.

A algunos políticos se les olvida, que la democracia es mucho más que acudir a votar cada cuatro años o participar en manifestaciones autorizadas, que son más que necesarias, pero no únicas y excluyentes de otras formas de protesta pacífica que fortalecen el papel de la ciudadanía en la defensa del medio ambiente y los derechos sociales.

Sin duda tenemos grandes retos por delante. Recuperar el espacio democrático y garantizar el derecho a la protesta no violenta como motor de cambio y avance hacia la justicia social y ambiental. Frenar el cambio climático, cambiar el modelo basado en energías fósiles por uno basado en energías renovables, apostar por una agricultura sostenible y por un futuro para los océanos. Proteger los últimos bosques primarios del planeta o lograr un santuario en el Ártico. En nuestro país seguiremos luchando por parar proyectos como las prospecciones de petróleo en Canarias, Baleares o Andalucía.  Fomentar las energías renovables, cerrar las nucleares, acabar con símbolos de la destrucción de la costa como el hotel de El Algarrobico.



Durante estos últimos 30 años ha habido avances importantes en la protección del medio ambiente, tanto en el ámbito global como local: Se alcanzó la prohibición permanente del vertido de residuos radiactivos y tóxicos en alta mar. La prohibición de los compuestos dañinos del ozono. La firma del Tratado de Prohibición total de Pruebas Nucleares en el mar. La Adopción del Protocolo de Kioto o la Firma del Tratado de Ottawa prohibiendo las minas antipersona o de la legislación europea REACH para sustituir los compuestos químicos más tóxicos. La aprobación del Tratado internacional que prohíbe las bombas de racimo. Europa prohibió también la importación de madera ilegal procedente de los últimos bosques primarios del planeta. El Tribunal Internacional del mar declara ilegal la caza de ballenas en la Antártida.

Y aquí en España: La prohibición de las redes de deriva, conocidas como las cortinas de la muerte. El fin de los vertidos en la Bahía de Portman. El cierre de la central nuclear de Zorita. La entrada en vigor de la Ley de Transparencia en el Comercio de Armas. A pesar de las trabas del Gobierno actual, es uno de los tres países (junto con Alemania y Dinamarca) con mayor nivel de aprovechamiento de renovables en todo el mundo.

Pero no conviene olvidar que nada o muy poco se hubiera conseguido, en estos treinta años de lucha ambiental, sin la decisión de desobedecer, resistir, ser creativos, rigurosos y aportar soluciones a la hora de denunciar.

- Hazte socio y ayúdanos a seguir defendiendos el medio ambiente.
No dependemos de empresas ni de gobiernos. Únicamente de personas como tú que deciden individualmente colaborar.

Seguir leyendo »

La protesta también es democracia. Defiéndela

En pleno sprint final de la carrera electoral la importancia de la participación ciudadana se hace más elocuente. Nos lo recuerdan desde cada partido, en cada mitin y debate. Y no mienten. Sólo desde la participación se puede construir un estado democrático. Así que es tiempo de que nos lo recuerden, pero también es un momento para recordar.




Lo digo porque lo que hoy nos recuerdan con fervor se les olvida cuando ya han sido elegidos. Un ejemplo, hoy se alaba la participación ciudadana como hace poco se alababa la “mayoría silenciosa”. Hoy nos recuerdan que debemos salir de casa el domingo aunque el Gobierno se ha pasado los últimos meses preparando una serie de reformas legales que pretende impedir que la gente salga a las calles, o incluso a las redes sociales, si es a protestar o a disentir de sus políticas.

La reforma del Código Penal, la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, la Ley de Seguridad Privada, la Ley de Tasas,... un entramado legislativo que da forma a una mordaza. Para qué confiar en una mayoría silenciosa si pueden tener una mayoría silenciada.

Por eso, es tiempo de recordar y de hacer memoria. Que la protesta también es un derecho ciudadano que respalda la Constitución. Que hoy estamos en nuestro derecho de disentir, de manifestarnos, de protestar o de hacer escrache…y que a lo mejor en unos meses ya no tanto.

Que hay quienes izan la bandera de la participación pública en campaña electoral, animando al voto, para luego olvidarse del cuento hasta las próximas elecciones e incluso renegar de ella.

Por supuesto el derecho a voto también es democracia. Con él podemos decidir qué (o quiénes) queremos, o no, para la construcción de una sociedad más justa, más participativa y más respetuosa con el medio ambiente.

Así que, para este sprint final, recuerda: la protesta también es democracia. Defiéndela.

¿Qué puedes hacer tú?
- El Gobierno va a sancionar la protesta pacífica. Adelántate! y haz tu propia protesta
- Ayúdanos a parar la Ley Anti protesta haciéndote Socio.
Greenpeace es una organización independiente, que no acepta dinero de gobiernos o de empresas.
- Página de la campaña  No a la #Leyantiprotesta

Seguir leyendo »

En el Día Internacional de la Tierra: el Ártico, prioridad planetaria


Como decimos en la campaña #SalvaelÁrtico, salvar el Ártico es mucho más, porque a pesar de los 5.000 km que separan a España de esta región, los impactos de su destrucción nos llegan de forma mucho más cercana. Así lo reflejamos en el informe “España: hacia un clima extremo. Riesgos de no frenar el cambio climático y la destrucción del Ártico”, que explica la importancia del Ártico y la necesidad de protegerlo para no agravar más el cambio climático y por tanto, los efectos que en España ya estamos sufriendo. Es un círculo vicioso.



En el Ártico, viven cuatro millones de personas y muchas especies únicas que están en peligro. Para el resto del planeta, el Ártico supone un regulador del clima global. Sin embargo, a pesar de su importancia, en los últimos 30 años hemos perdido el 75% del volumen de hielo del mar Ártico en temporada estival. Se trata de un problema de escala global en la que toda la ciudadanía tiene que estar concienciada y exigir su protección a los gobiernos de todo el mundo. Es verdad que hay un Consejo Ártico que deciden sobre su futuro, pero desde Greenpeace consideramos que una región de tal importancia, no puede caer en el negociado exclusivo de ocho países (Canadá, Rusia, Noruega, Dinamarca, Islandia, Estados Unidos, Suecia y Finlandia).

Y te preguntarás, tras 30 años de deshielo, ¿por qué ahora es urgente actuar?



El hielo se derrite con la subida de las temperaturas, donde antes había hielo permanente ahora se abren nuevas rutas de navegación que suponen un acceso y oportunidad para las empresas más destructivas: las extractivas de petróleo y de pesca industrial.

Es una carrera de fondo. Muchas empresas ya están allí intentando ser las primeras en acceder a recursos antes inaccesibles por hielo permanente. De hecho hace unos días se extraía por primera vez 70.000 toneladas de petróleo con destino Europa. La carrera ya ha comenzado y es responsabilidad de todas las personas parar esto.  España es país observador del Consejo Ártico, con lo que tiene más responsabilidad en su protección y la ciudadanía tiene que conocer la responsabilidad de la llamada “última frontera” apoyando la campaña de Greenpeace pidiendo que se establezca un santuario en el Alto Ártico que se traduzca en la prohibición de las perforaciones petrolíferas y la pesca industrial.

Si no actuamos algunas de las fotos que hemos presentado (basadas en las estimaciones del último informe del IPCC) pueden ser una realidad. De hecho, la de la Playa de la Concha a mi me suena de algo, ¿será un déjà vu?

Proteger el Ártico es proteger al resto del Planeta. Ayúdanos a seguir sumando firmas para Salvar el Ártico

Seguir leyendo »