eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Se vende tienda virtual: un mercadillo español de webs en horas bajas

La española Wadios nació hace solo unos meses con un claro objetivo: poner en contacto a los que quieren deshacerse de sus webs o tiendas virtuales con aquellos interesados en comprarlas. Los vendedores suelen ser los que pensaron que un negocio en internet no necesitaba mucha dedicación. Los compradores, por su parte, son personas que se inician en la Red, que buscan hacerse con la cartera de clientes o el buen tráfico de otros más consolidados.

- PUBLICIDAD -
Wadios se inspira en el marketplace norteamericano Flippa

Wadios se inspira en el 'marketplace' norteamericano Flippa

Su idea nació de una necesidad. Cuando el hermano de Carlos Liébana decidió vender su tienda 'online' de productos informáticos, en la que había estado trabajando durante ocho años, no encontró ningún profesional que le ayudara a entrar en contacto con posibles interesados y a despreocuparse del problema. La única oportunidad estaba en webs de anuncios clasificados muy genéricas donde conseguir un comprador serio se convertía en misión imposible.

"Nos dimos cuenta de que nadie estaba dispuesto a echarnos una mano ni a prestarnos un servicio para lograr su venta", explica este ingeniero a HojaDeRouter.com. Sin darse por vencidos, decidieron actuar y gestionar el proceso ellos mismos: valoraron el negocio, las ventas, la tecnología de la que disponían, el estado de sus cuentas, y comenzaron a buscar posibles destinatarios.

La idea salió bien. "Le sacamos un rendimiento bastante importante", afirma Liébana. Con eso, y con el pensamiento de que su desafortunada experiencia sería la de mucha más gente, vieron una buena y "extraña" oportunidad de negocio inspirada por el 'marketplace' norteamericano Flippa, donde habían querido publicitar su web sin conseguirlo.

Se extrañaron de que ni en España ni a nivel europeo existiera un servicio similar, por lo que se comprometieron a impulsarlo desde cero, a crear un ecosistema "sano" para compradores y vendedores, que contara con datos fiables e hiciera una valoración objetiva de las operaciones que pudieran realizarse.

Quienes quieren deshacerse de sus webs ahora tienen una oportunidad de encontrar compradores

Si quieres deshacerte de una web, ahora puedes encontrar compradores

Han pasado alrededor de cuatro meses y Wadios, el 'marketplace' español de páginas web y tiendas 'online', ya asesora a los que quieren deshacerse de sus espacios virtuales. Aunque aún es una idea muy modesta que está tomando forma, acoge ya negocios muy diversos, desde una barbería hasta una red social para animales, una tienda de móviles o una de productos de puericultura.

Quienes quieren vender sus páginas solo tienen que publicar un anuncio, mientras que el posible comprador accede a un listado con los negocios que se ofertan. Después, un equipo de asesores podrá asistirles, aunque solo si se requieren sus servicios. En ese caso, dará consejos al vendedor sobre cómo preparar su producto para que esté presentable, le ayudará a conseguir más visibilidad y buscará potenciales compradores. Así, quienes ofrecen su web tendrán la garantía de que un grupo de profesionales está coordinando la posible venta y ayudando a elegir los mejores precios y compradores posibles.

"Intermediamos entre los dos ofreciendo un valor añadido dentro de la operación", señala el ingeniero. Un caso de éxito es cheaperboy.com, una tienda de productos baratos de todo tipo que se puso en contacto con Wadios para vender su negocio. El 'marketplace' buscó posibles compradores, encontró el adecuado y se encargó de todo lo relacionado con los documentos legales del traspaso e incluso del intercambio de dinero. Otros seis proyectos han llegado ya a buen puerto, aunque sin contar con la asesoría del equipo.

El equipo de Wadios también asesora a quienes lo requieren

El equipo de Wadios asesora e intermedia entre comprador y vendedor

Wadios solo cobra por el trabajo de asesoría: la compraventa en la web es gratis. Si tuviera un coste, "podría desvirtuar un poco las valoraciones que hacemos", explica Liébana, sobre todo al estimar qué precio es el adecuado para cada página.

Se ve mejor con un ejemplo. En cierta ocasión, los propietarios de una tienda 'online' habían fijado el precio en 80.000 euros, porque habían pedido un préstamo para ponerla en marcha, pero el equipo de Wadios consideró que no iba a ser adquirida por más de 5.000. "Somos realistas. No solo nos centramos en cuestiones financieras, sino también otros indicativos", como su calidad o funcionamiento, explican.

Abandonadas por falta de tiempo

El proyecto trabaja ya con alrededor de 70 páginas. La mayor parte son de alimentación, muchas tienen que ver con comercio electrónico y casi todas se habían anunciado antes en webs de anuncios generalistas donde esperaban morir de aburrimiento sin encontrar un nuevo propietario.

La historia de sus impulsores es la de los propios creadores de Wadios. Han visto cómo sus proyectos iban por mal camino y han tomado la decisión de dejarlos en manos de otros que puedan sacarles mayor provecho. Los hay que, incluso, han necesitado abandonar siendo rentables.

Muchos son emprendedores con un fracaso a sus espaldas, pero también se ven diseñadores y desarrolladores web que tratan de vender sus creaciones, algunas realizadas 'ex profeso'. El perfil de los vendedores es muy variado, aunque, independientemente del sector o la temática de la web, la mayoría son personas que pensaban que gestionar una tienda online era pan comido.

Según explica Liébana, lo que suele fallar es la ejecución, la manera en que se ha desarrollado el proyecto. Mucha gente ha gastado "un dinero interesante, tiene un diseño que está bien", pero se da cuenta de que no vende porque hay que impulsar acciones de posicionamiento, de 'marketing' y trabajar las redes sociales. Son personas que "pensaban que era mucho más sencillo, que iba a ser poner la web y ya está". 

Muchos de los anunciantes exponen como razón de venta que el tiempo que deben dedicarle al proyecto es más del que pueden soportar. Hay quien monta negocios conjuntamente con otras personas para llevarlos en paralelo con sus trabajos habituales, y "se han dado cuenta de que esto exige estar las 24 horas".

Muchos compradores son expertos que quieren aprovechar la experiencia de sitios con recorrido

Muchos compradores son expertos en SEO que quieren aprovechar páginas con recorrido

Mientras tanto, los interesados en reciclar y utilizar estos proyectos son, sobre todo, expertos que quieren aprovechar la experiencia de sitios con cierto recorrido. El comprador profesional suele tener varios negocios 'online', busca diversificarlos adquiriendo webs y " suele manejar bien el tema del SEO". También quiere tiendas que vengan con  acuerdos con proveedores para que sean ellos los que envíen directamente el producto al cliente final y se encarguen de todas las cuestiones logísticas.

Otros compradores son primerizos en el sector, gente que quiere ahorrar tiempo al adquirir un negocio 'online' que ya está montado y puede empezar a facturar desde el minuto uno. También hay quien está detrás de páginas de un sector determinado: si tiene una tienda 'online' de parafarmacia, por ejemplo, le puede interesar adquirir otra para situar dos marcas en el mercado.

También "puede ser que no se produzca la venta completa", explica Liébana. Que algún comprador pretenda hacerse con la cartera de clientes de una tienda que se está vendiendo pero no pretenda comprar la página. En cualquier caso, casi siempre suelen venderse la web y la marca, pero no la sociedad.

Algunos muestran interés en conseguir el tráfico de blogs de la misma temática que sus tiendas

Algunos compradores quieren tráfico de blogs de la misma temática que sus tiendas

"Ya no es necesario emprender"

Hace algún tiempo, la 'startup'  Pivotta nació para  servir como desguace a empresas fracasadas. Lo suyo es un 'marketplace' de activos digitales (bases de datos, aplicaciones, estudios de mercado...) que se compran y se venden. Con este ejemplo y el de Wadios, da la sensación de que un buen puñado de emprendedores españoles no ha logrado sacar adelante su negocio y necesita vías fáciles para deshacerse de todo lo posible y recuperar algo de lo que perdió por el camino.

En Wadios prefieren considerarlo una oportunidad para fomentar el "reemprendimiento". De hecho, uno de sus lemas dice que "emprender desde cero es cosa del pasado". Piensan que ya no es necesario dar cada paso porque el nuevo empresario puede ahorrarse tiempo, pasos e incertidumbres aprovechando los cimientos (o las ruinas) de otros: su tecnología, su diseño o incluso su reputación.

"En algunos casos, además, esos pasos que te ahorras vienen con un conocimiento que se traspasa en el momento de la venta y que puede venir bien para continuar", afirma Liébana.La fase de prueba y error la hicieron otros, y el comprador puede acceder a las analíticas de la web para ver qué se ha hecho mal y cómo podría mejorarse.

Quien adquiere una web o tienda 'online' de segunda mano suele pensar que tiene mayores conocimientos "y que es capaz de llevar esa web a otro nivel". El traspaso puede dar vida a esos proyectos que, de otro modo, se habrían quedado en punto muerto.

------------

Las imágenes que ilustran este artículo son propiedad de Wadios

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha