eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Jose Florido: "En Google no hay nada malo, todo es tan bonito como lo pintan"

El fundador de Panoramio dejó un trabajo fijo en Google (aunque, según su descripción, era un lugar de ensueño) para apostar por Wepoke, una 'startup' que busca solucionar con páginas web problemas de todo tipo. "Si tienes algo que soluciona el problema de la gente, tienes algo valioso", afirma.

- PUBLICIDAD -

Afable, simpático y modesto. Esos son algunos de los adjetivos con los que se puede describir a Jose Florido, fundador de Wepoke, miembro del equipo que montó Panoramio y exdiseñador de Google. Tras seis años trabajando en Mountain View, él y su esposa Ana dejaron un empleo fijo para fundar un servicio que, según sus propias palabras, busca "localizar un problema y aportar la mejor solución que podemos crear con una web para ese problema".

Wepoke tiene sede en San Francisco y busca gente para su oficina en Málaga, ciudad natal de Jose y donde aprendió a programar con un Spectrum y la ayuda de un vecino. En la entrevista que mantuvo con Carlos E. Gómez para Nexo, Jose charló sobre sus comienzos en Panoramio, su trabajo en Google y cómo afronta su nuevo proyecto.

Para contar la historia de Jose nos tenemos que remontar por lo menos a 2005, cuando sus amigos Eduardo Manchón y Joaquín Cuenca lo invitan a sumarse al desarrollo de Panoramio, una comunidad global para compartir imágenes de todas partes del planeta (una "especie de Wikipedia de fotografías del mundo", la describe el malagueño). Cuando Google Maps pone su API a disposición de los desarrolladores, ellos comienzan a usarla y a llamar la atención del buscador.

"Creo que Joaquín lo colgó en un foro de desarrolladores de Google Maps", rememora Jose. "Aquello técnicamente era un poco impresionante, y tuvimos algún ‘feedback’ del equipo de ingenieros de Google Maps", que les ofreció promocionarse como contenido para Google Earth. Más tarde, la empresa les propuso aparecer como capa por defecto en ese servicio, e incluso se ofreció a pagarles los servidores ante el aluvión de visitas que habían logrado gracias a ellos. La adquisición se aproximaba, y se materializó finalmente en 2007.

Tras la compra llegaría la época de trabajo en San Francisco, seis años que Jose califica de "geniales" y en los que llegó incluso a participar en el desarrollo de un videojuego de realidad aumentada basado en la geolocalización: Ingress. Todo son buenas palabras para Google. "Realmente no hay nada malo. Todo es casi tan bonito como lo pintan", dice. Sin embargo, él y Ana sentían que les faltaba algo: "Queríamos volver a trabajar un poco totalmente a nuestra manera, por nuestra cuenta, volver a ser más independientes".

Fue el momento de lanzarse a la piscina y apostar por Wepoke, que tiene poco más de un año de vida. Allí, Jose abarca todo tipo de proyectos con un equipo del que busca "aprender y compartir". "Un día haces una tienda de camisetas de fútbol y otro día haces un portal de recetas de cocina. Si tienes algo que soluciona el problema de la gente, tienes algo valioso".

Alaba el ecosistema de 'startups' en España ("hay proyectos espectaculares", afirma), pero cree que las que llegan a Silicon Valley están muy 'obsesionadas' con la inversión "¿La necesitáis realmente? ¿Podéis empezar a facturar primero?", son algunas de las preguntas que le hace a los recién llegados. En su opinión, no siempre es imprescindible.

A Jose no le importa que su vida laboral y personal estén "entremezcladas". "Nos encanta trabajar juntos", afirma feliz en referencia a su mujer. "Es una suerte". Les da igual estar de vacaciones y seguir hablando del trabajo, ya que "compartimos la pasión por lo que hacemos".

Precisamente, la pasión es una de las claves en su vida: "Solo puedes dar lo mejor de ti mismo si te apasiona lo que haces". Desde luego, está predicando con el ejemplo de Wepoke.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha