eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Apple separa a ricos y pobres con los 'animojis', un lujo exclusivo de iPhone X

El oso panda, el robot o el unicornio imitarán nuestros gestos gracias al sistema de reconocimiento facial del iPhone X, que saldrá a la venta el 3 de noviembre pero ya se puede reservar. Solo los que puedan permitirse el nuevo buque insignia de Apple, el más caro hasta la fecha, podrán disfrutar de los 'animojis'. Algunos diseñadores comparten con nosotros su opinión sobre esta novedad que vuelve a abrir la brecha entre usuarios con distinto poder adquisitivo. 

- PUBLICIDAD -
Los 'animojis' funcionan con el sistema de reconocimiento facial del iPhone X

Los 'animojis' funcionan con el sistema de reconocimiento facial del iPhone X

Si alguna vez has soñado con reencarnarte en unicornio y relinchar mientras dejas que el viento meza tu pelo lila, o si te has encariñado tanto con la caca sonriente de WhatsApp que querrías que te explicara por qué ser un zurullo es gracioso, estás de suerte. Ya se puede reservar  el iPhone X, que te permite convertirte en ‘emoji’: la cara del extraterrestre, el oso panda o el robot se moverán según tus gestos e incluso hablarán por ti gracias a una nueva funcionalidad tan curiosa como inquietante.  

Apple presentó esos pictogramas animados, a los que ha puesto por nombre ‘animojis’, como una de sus mayores novedades en la ‘keynote’ del décimo aniversario del iPhone. De hecho, Craig Federighi, el responsable de ‘software’ del gigante, cacareó en el escenario para convencer al público de cuán ingenioso es el invento.

Ahora bien, la broma de hacernos pasar por una gallina no nos saldrá precisamente barata: habrá que desembolsar más de 1.159 euros para tener en nuestras manos el flamante ‘smartphone’ de la firma de la manzana mordida. Así, a diferencia de los universales ‘emojis’ que el consorcio Unicode (una organización sin fines de lucro) se encarga de regular, los expresivos ‘animojis’ solo estarán disponibles para los que tengan el buque insignia de Apple a partir del viernes 3 de noviembre.

Apple presentó los 'animojis' en la 'keynote' del décimo aniversario del iPhone

Apple presentó los 'animojis' en la 'keynote' del décimo aniversario del iPhone

Cuando la caca feliz es un símbolo de estatus

Captar tus gestos y tu voz para replicarlos en uno de los doce emoticonos que Apple ha animado es una misión que solo el iPhone X puede realizar. El nuevo ‘smartphone’ de la firma cuenta con TrueDepth, una cámara infrarroja que proyecta haces de luz sobre la cara del usuario para crear un mapa en 3D de su inimitable rostro.

Ese sistema de reconocimiento facial es el que permite al usuario desbloquear el iPhone X con solo ponerlo delante de sus narices -una característica que ha despertado dudas en materia de seguridad y privacidad- y también es el que posibilita que un pictograma con forma de cerdito frunza el ceño igual que nosotros, suponemos que emitiendo algún gruñido de propina.

La cámara monitoriza 50 movimientos de los músculos de las cejas, los labios, la barbilla o la boca, permitiendo “expresar lo que queramos expresar a nuestra familia y amigos”, según explicó el propio Federighi en la ‘keynote’. Sin embargo, solo los ‘fanboys’ que puedan pagar el ‘smartphone’ más caro de los de Cupertino hasta la fecha podrán mandar un ‘animoji’ a sus conocidos a través de iMessage.

El propio servicio de mensajería de Apple marca ya una diferencia entre los dueños de iPhones y aquellos que no quieren (o no pueden) comprarse uno. Nacido en 2011, iMessage apareció como la alternativa de la firma a WhatsApp, disponible ya por entonces en los ‘smartphones’. Como suele ser habitual en su ecosistema cerrado, los de Cupertino decidieron que su aplicación solo se destinara a sus propios dispositivos con iOS 5.  

Sin embargo, los ‘animojis’ no solo serán una funcionalidad ‘premium’ para que los clientes de Apple se distingan de los demás (principalmente Android, el sistema operativo mayoritario en España), sino que además crearán diferencias entre los propios dueños de los iPhone: solo los propietarios del flamante X podrán presumir de que sus ‘emojis’ hablan.

Según indica Emojipedia, un repositorio con información actualizada de los más de 2.600 ‘emojis’ (estáticos) aprobados por Unicode hasta la fecha, así como de su adopción en diferentes plataformas, estos pictogramas seguramente formen parte de la próxima actualización de iOS 11 y otros modelos de iPhone podrán también recibir esos ‘animojis’, aunque no enviarlos. De ser así, los fans de la manzana que no puedan permitirse el lujo de comprar el iPhone X tendrán claro cuál de sus amigos sí se ha dado el capricho.

El responsable de 'software' de Apple, haciendose pasar por la caca sonriente

El responsable de 'software' de Apple, haciendose pasar por la caca sonriente

En realidad, Apple ya ofrecía la posibilidad de enviar emoticonos en movimiento solo a algunos usuarios. Aunque no responden a los patrones faciales ni crean una jeta tridimensional, Apple incluyó la opción de enviar ‘emojis’ animados en los Apple Watch desde su nacimiento en 2015. No obstante, estos pictogramas han pasado bastante desapercibidos. 

El apodo que el iPhone ha puesto a sus nuevos ‘emojis’ animados para diferenciarlos de los anteriores también está trayendo cola. Emonster kk, una compañía japonesa de ‘software’, ha demandado a Apple porque había registrado previamente la marca Animoji en Estados Unidos. Es más, Tim Cook y los suyos lo sabían. Los de Cupertino hicieron una petición en septiembre para que se cancelara la concesión de esa marca registrada, lo que muestra su interés por quedarse con el nombre. 

¿El futuro de los ‘emojis’ o un servicio ‘premium’ sin más?

Ahora bien, ¿ qué opinan los expertos en ‘emojis’ de una de las grandes novedades del iPhone X? ¿Consideran que son un símbolo de estatus o una funcionalidad más de Apple? Es más, ¿piensan que usaremos solo estos pictogramas en el futuro o por el contrario se quedarán como un extra del iPhone X sin mucha trascendencia?

“Lo bueno de los ‘emojis’ habituales es que son universales y todo el mundo puede usarlos, mientras que los ‘animojis’ son un poco más elitistas”. Julia Heffernan, una diseñadora que ha ideado emoticonos para la aplicación de mensajería GroupMe o para el Washington Post, contesta así a  HojaDeRouter.com cuando le preguntamos sobre una de las grandes novedades de Apple. “Creo que los usaré lo mismo que uso otras características de iMessage (como enviar mensajes con globos o con tinta invisible), que es bastante poco”.

Yiying Yu, promotora y diseñadora del ‘emoji’ de un alimento internacional que consiguió el beneplácito de Unicode ( la empanadilla), no se muestra tan crítica con la nueva funcionalidad de Apple, pero señala que no está “particularmente emocionada” con los ‘animojis’. “Me gusta que las cosas se mantengan sencillas”, reivindica Lu, que defiende que los ‘emojis’ ya son “una forma efectiva de comunicación”.

Los diseñadores que hemos consultado tampoco creen que los nuevos ‘animojis’ de Apple vayan a poner en peligro la supervivencia de las tradicionales caritas amarillas. Por ejemplo, Paul Hunt, el creador del ‘emoji’ de género neutro que ya está en la versión beta de iOS 11.1, los compara con los filtros de Snapchat. “Serán una nueva característica divertida para los dispositivos de Apple, pero pienso que no estarán disponibles de una forma que haya interoperabilidad con otros sistemas”, defiende este diseñador. “ Su uso será bastante limitado y no serán tan importantes como los ‘emojis’ en sí mismos”, augura Hunt.

Los 'animojis' reconocen 50 patrones del rostro

Los 'animojis' reconocen 50 patrones del rostro

Gedeon Maheux, cofundador de Iconfactory (una empresa que ha creado ‘emojis’ para Twitter o Facebook), coincide con esa opinión. “No pienso que los ‘emojis’ animados reemplacen nunca totalmente a los ‘emojis’. Pueden ser fantásticos pero también pueden ser molestos después de un tiempo”, señala, si bien califica a los ‘animojis’ como “superdivertidos”. “Creo que son una cosa completamente separada de los ‘emojis’ normales. No puedes usarlos en los textos para añadir a la conversación para reemplazar a las palabras escritas . Son más un truco que un instrumento para el lenguaje”, sentencia Heffernan.

El truco de Apple para hacernos creer que somos un unicornio o una cara sonriente y el hecho de que la magia solo pueda crearse en el iPhone X están sirviendo a Apple como reclamo para que reservemos su buque insignia. Una funcionalidad que creará diferencias entre los dueños del carísimo dispositivo y el resto del mundo y de la que solo el tiempo dirá si marca un hito o no en la todavía corta historia de los ‘emojis’.

---------------------------

La imagen principal es propiedad de Apple

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha