eldiario.es

Bergoglio fue implicado en la detención de dos sacerdotes por la dictadura

Varios testimonios le acusan de no haber defendido a dos sacerdotes que fueron detenidos y torturados por los militares

80 Comentarios

El nuevo Papa, Jorge Mario Bergoglio, fue acusado en su día de colaborar con la dictadura militar argentina,  sobre todo después de declarar hace dos años como testigo en el juicio de la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA), Varias personas le habían denunciado por negarse a proteger a dos sacerdotes jesuitas desaparecidos en la misma.

El arzobispo de Buenos Aires siempre negó las acusaciones.

Bergoglio era el superior de los jesuitas en Argentina y tenía bajo su responsabilidad a los curas Francisco Jalics y Orlandio Yorio, que habían adoptado una posición activista en la defensa de los derechos de los pobres. El obispo de Morón, Miguel Raspanti, intentó proteger a ambos porque temía que fueran secuestrados e intentó que pasaran a su jurisdicción. Para eso, necesitaba el permiso de Bergoglio.

"Con las malas referencias que Bergoglio le había mandado él no podía recibirlos en la diócesis", contó una profesora de catequesis que estaba intentando ayudar a los sacerdotes y que mantuvo una conversación con Raspanti sobre el tema. "Estaba muy angustiado porque en ese momento Orlando y Francisco no dependían de ninguna autoridad eclesiástica", y por tanto estaban en peligro. "Vengo a pedirle que simplemente los autorice y que retire ese informe que decía cosas muy graves", le dijo Raspanti. Según este testimonio, publicado por el periodista Horacio Verbitsky en Página 12, Bergoglio se negó.

Finalmente, ambos sacerdotes fueron secuestrados por un grupo de la ESMA, y se les envió a la Escuela Militar donde fueron torturados. Cinco meses después, aparecieron drogados y semidesnudos en un campo.

Robo de bebés

Jorge Mario Bergoglio también fue a llamado a declarar como testigo, por petición de la Fiscalía y las Abuelas de Plaza de Mayo, en el juicio por el plan sistemático de robo de bebés nacidos en cautiverio durante la dictadura.

Se le llamó a declarar después de que otra testigo, Estela de la Cuadra, presentase varias misivas que su padre le había enviado a Bergoglio para que le ayudase en la búsqueda de su hija desaparecida y su nieta. Estela de la Cuadra preguntó al Tribunal: "¿Cómo es que Bergoglio dice que hace solo diez años que sabe del robo de bebés? ¿Por qué no lo citan?".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Boletín de eldiario.es

Recibe una selección de lo mejor en información y análisis.


- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- Publicidad -