eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La crisis mundial de aprendizaje cuesta 129.000 millones de dólares, según la UNESCO

- PUBLICIDAD -
La crisis mundial de aprendizaje cuesta 129.000 millones de dólares, según la UNESCO

La crisis mundial de aprendizaje cuesta 129.000 millones de dólares, según la UNESCO

Unos 250 millones de niños en el mundo no están adquiriendo las competencias básicas pese a que la mitad de ellos han estado escolarizados por lo menos cuatro años, señaló hoy la UNESCO, que calculó en 129.000 millones de dólares el costo anual de esta insuficiencia.

El organismo divulgó el undécimo informe de seguimiento al pacto Educación para Todos, un compromiso global para brindar educación básica de calidad para todos los niños, jóvenes y adultos.

Señaló que a menos de dos años de que se cumpla el plazo fijado para la consecución de las metas de Educación para Todos, "es indudable que, pese a los progresos logrados a lo largo del último decenio, no se alcanzará ni uno solo de los objetivos a escala mundial antes de que concluya 2015".

En el informe de este año, titulado "Enseñanza y aprendizaje: Lograr la calidad para todos", la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) apuntó que de los 650 millones de niños del mundo en edad de educación primaria, al menos 250 millones no están aprendiendo las nociones básicas de lectura y matemáticas.

De ellos, casi 120 millones tienen poca o ninguna experiencia de la escuela primaria, ya que ni siquiera han llegado al cuarto grado. Los restantes 130 millones van a la escuela pero no han alcanzado los niveles mínimos de aprendizaje.

"A menudo incapaces de comprender una oración sencilla, estos niños están mal preparados para el paso a la enseñanza secundaria", indicó.

El reporte subrayó que existe una gran división entre regiones en cuanto al aprovechamiento escolar.

En América del Norte y Europa Occidental, 96 % de los niños permanecen en la escuela hasta el cuarto grado y alcanzan los niveles mínimos en lectura, por sólo una tercera parte en Asia Meridional y Occidental y dos quintas partes en el África Subsahariana.

Esta "crisis del aprendizaje" es generalizada, aseveró la UNESCO, y advirtió que menos de la mitad de los niños adquieren las nociones básicas en 21 de los 85 países sobre los cuales se dispone de datos completos.

De esas naciones, 17 están en el África Subsahariana, y los otros son India, Marruecos, Mauritania y Pakistán.

De acuerdo con el organismo, la crisis tiene un costo no sólo por lo que toca a las ambiciones futuras de los niños sino también a las finanzas de los Gobiernos.

"El costo de que 250 millones de niños no adquieran las nociones básicas es equivalente a 129.000 millones de dólares, es decir el 10 % del gasto mundial en enseñanza primaria", acotó.

Si bien las cifras promedio del aprovechamiento escolar ofrecen un panorama general de la magnitud del problema, también pueden ocultar grandes disparidades dentro de los propios países.

El análisis de 20 países africanos realizado para el informe revela que los niños de hogares más acomodados tienen más probabilidades no sólo de terminar la escuela sino también de alcanzar un nivel mínimo de aprendizaje.

En cambio, en 15 de esos países no más de uno de cada cinco niños pobres llega al último grado y adquiere los conocimientos básicos.

Las niñas de hogares pobres padecen algunas de las peores desventajas. En Benin, por ejemplo, alrededor de 60 % de los niños ricos permanecen en la escuela y adquieren competencias básicas en aritmética, frente a 6 % de las niñas pobres.

Otra desventaja que señala el documento radica en vivir en zonas desfavorecidas, especialmente las rurales, que suelen carecer de maestros y recursos pedagógicos.

Ello queda de manifiesto en países como Tanzania, donde sólo 25 % de los niños pobres de las zonas rurales adquieren los conocimientos básicos, frente al 63 % de los niños ricos de las zonas urbanas.

En los países ricos, los niveles de aprovechamiento son generalmente más altos, pero sus sistemas educativos tampoco responden como cabría esperar para los grupos desfavorecidos.

En Nueva Zelanda, sólo dos tercios de los alumnos pobres alcanzaron los niveles mínimos de aprendizaje, frente al 97 % de los alumnos ricos, refirió la UNESCO.

Igualmente, los inmigrantes corren un alto riesgo de marginación. En Francia, más de 80 % de los alumnos de 15 años de edad alcanzan los niveles mínimos en lectura, por menos del 60 % de los inmigrantes.

A su vez, los indígenas de países de ingresos altos suelen estar en desventaja, como se aprecia en Australia, donde dos tercios de los alumnos aborígenes alcanzaron el nivel mínimo en el octavo grado entre 1994 y 2011 frente a casi 90 % de sus pares no indígenas.

Una de las conclusiones del informe es que los buenos maestros son la clave para lograr una mejora y se insta a los Gobiernos a que destinen a los mejores profesionales a la enseñanza de aquellos que más los necesitan.

"Si no se atrae y se forma adecuadamente a un número suficiente de docentes, la crisis del aprendizaje se prolongará durante varias generaciones y afectará más a los desfavorecidos", advirtió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha