eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juegoreviews Juegoreviews

A GameStop le preocupa el precio de los videojuegos digitales

Desde la cadena de tiendas afirman que son demasiado baratos, y que “la industria debe trabajar de forma conjunta para establecer unos precios que sostengan la rentabilidad”.

- PUBLICIDAD -
Tony Bartel presidente de GameStop

Tony Bartel presidente de GameStop

Que levante la mano todo aquel jugador de PC que aún siga bajando a la tienda de turno para comprar un videojuego. ¿Alguien? ¿Ahí al fondo ha levantado alguien la mano? ¿No? Pues no nos extraña un pelo.

Y es que teniendo en cuenta lo fácil y relativamente barato que resulta contar con plataformas como Steam y GOG, las cuales nos permiten hacernos con copias digitales de los juegos más punteros a precios irrisorios, ¿quién demonios necesita pagar más por lo mismo? Y eso sin mencionar aquello de que para comprar algo no necesitamos ni quitarnos el pijama.

De esta forma Steam se ha convertido en el mayor baluarte de los videojuegos en PC, creando un modelo que está siendo imitado por las grandes compañías como Electronic Arts (Origin), Ubisoft (Uplay), Microsoft (Xbox Live) y Sony (Playstation Network), las cuales han encontrado un auténtico filón que explotar en un mercado digital que no hace más que crecer año tras año. De hecho hemos llegado a un punto en el que no pocos juegos descartan directamente su lanzamiento en formato físico, algo que por otro lado no convence a todos los consumidores.

Esta situación, como es lógico, preocupa entre las tiendas minoristas especializadas en videojuegos, y la más importante de todas ellas es GameStop, la cual ha hecho pública dicha preocupación por medio de su presidente Tony Bartel, con unas  declaraciones que pueden levantar alguna que otra ampolla entre los jugadores:

Queremos ayudar a que nuestra industria no cometa el mismo error que otras ramas de entretenimiento al hacer que el valor de los productos digitales se perciba significativamente inferior al de los juegos físicos. Creemos que la industria debe trabajar de forma conjunta para establecer unos precios que sostengan la rentabilidad y alienten la innovación que esta categoría necesita”.

Tony Bartel ha remarcado que el precio medio que un consumidor paga por un videojuego Triple A en formato digital se sitúa en 22 dólares (sin especificar plataforma ni tiempo transcurrido desde su lanzamiento), cuando según un estudio interno estarían dispuestos a pagar 35 dólares.

Ante este punto Bartel se mostró firme: “ 22 dólares es un precio insostenible para un videojuego que cuesta 60 dólares en formato físico”.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha