eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juegoreviews Juegoreviews

Too Many Distractions, el videojuego que explica nuestra baja productividad en el trabajo

¿El ruido de la calle te impide concentrarte en ese informe de gastos que tenía que estar en la mesa del jefe a primera hora? ¿No puedes escribir una sola letra teniendo una notificación de Facebook parpadeando en la pantalla?

- PUBLICIDAD -
Too Many Distractions

El juego gratuito de Pierre Corbinais expone las diferentes distracciones a las que tenemos que hacer frente mientras intentamos trabajar tranquilos.

Diversos estudios han demostrado que los españoles, pese a echar más horas que nadie en el trabajo, somos menos productivos que un domingo sin fútbol. ¿La culpa? Bueno, pues a la desmotivación total que supone contar con un contrato basura y estar saltando de curro en curro cada seis meses o menos, hay que sumarle nuestra fascinante capacidad para distraernos con el susurro del viento, con el reconfortante tacto de todos y cada uno de los pelos de nuestra barba o con la viveza de los colores de la pantalla de nuestro teléfono móvil. Y eso sin hablar de lo muy enganchados que estamos a las mil y una redes sociales existentes hoy en día.

Para reflejar las distracciones que tiene que sortear cualquier persona a la hora de centrarse en el trabajo, el diseñador  Pierre Corbinais ha creado Too Many Distractions, un pequeño videojuego gratuito para navegador en el que únicamente tenemos que tratar de trabajar mientras nos asaltan toda una serie de ‘problemas vitales’ que no podemos obviar, como por ejemplo esa notificación de Facebook que nos genera tanta inquietud o cerrar esa maldita ventana que se abre cada dos por tres dejando pasar el molesto ruido de la calle.

Toca decir que hemos descubierto Too Many Distractions gracias a la web Indiógenes, una iniciativa de varios developers españoles para dar a conocer juegos gratuitos realmente peculiares, como un simulador de citas con perros, un simulador de barbero o un título que nos coloca en la tesitura de tener que decirle unas palabras a nuestra pareja cuando quedan 10 segundos para el fin del mundo. Casi nada.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha