eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

"Las autoridades sanitarias están secuestradas por el Sindicato Médico"

SATSE ha criticado con dureza el último documento presentado por la Consejería en la Mesa Sectorial de Sanidad, en el que se consolidan 393 plazas de médicos por 245 de profesionales de enfermería

El sindicato de enfermería denuncia que existe mala gestión en cuestión financiera y también en materia asistencial por la sumisión al Sindicato Médico, y que "de seguir así, el sistema no podrá mantenerse"

- PUBLICIDAD -
Luis Esparza y José Antonio Blaya, del sindicato de enfermería SATSE / PSS

Luis Esparza y José Antonio Blaya, del sindicato de enfermería SATSE / PSS

El director general de enfermería del sindicato SATSE, José Antonio Bjaya, y el secretario de Acción Sindical de dicha organización, Luis Esparza, han comparecido ante los medios para criticar con dureza el documento presentado por la Consejería de Sanidad en la Mesa Sectorial, y que se negaron a firmar. Sin embargo, UGT, CC.OO. y el CESM -Confederación Estatal de Sindicatos Médicos- sí dieron su aprobación a lo que desde SATSE se califica como un ataque al sistema de la sanidad pública en la Región de Murcia.

"Con este acuerdo nos estamos cargando el sistema público sanitario murciano", ha argumentado Blaya, mientras que Esparza ha señalado que se está llevando a cabo una "mala gestión financiera y también asistencial". "Si esto sigue así, el sistema no podrá mantenerse", ha afirmado Luis Esparza.

La clave del asunto es la desproporcionada consolidación de puestos de médicos que establece el acuerdo, en relación a la escasa cantidad de puestos de enfermería. Y la propuesta ha llegado con la excusa, afirman desde SATSE, de consolidar las contrataciones eventuales que la Consejería tuvo que hacer para la apertura de dos nuevos hospitales en los que se necesitaba personal: el de Los Arcos y el Santa Lucía.

"Bajo la necesidad de esos dos hospitales y con lo que era una propuesta coherente, han tendido una trampa y han metido todo esto", ha explicado Luis Esparza para referirse a las plazas consolidadas de 393 médicos frente a los de 245 profesionales de enfermería, y no sólo de los dos hospitales reseñados sino de otros centros sanitarios de la Región de Murcia.

El ejemplo paradigmático que han puesto Blaya y Esparza es el del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia: en el mayor hospital murciano se propone consolidar 101 plazas de médicos frente a dos de enfermería. Así, si en el caso de los médicos la plantilla orgánica de la Arrixaca era de 649, y los activos con contrato en vigor eran 750, la propuesta abarcaría al 100% de la plantilla de médicos. Sin embargo, la plantilla orgánica de enfermería era de 1.130, los profesionales activos con contrato eran 1.380 y sólo se consolidarían 2, con lo que 248 puestos de enfermería que estaban contratados -y por tanto, se entiende que son necesarios- quedarían sin consolidar.

El de a Arrixaca no es el único caso. Por ejemplo, desde SATSE se ha denunciado también que se deben 8.000 jornadas de trabajo de enfermería en el Hospital Comarcal de Caravaca de la Cruz, y 30.000 en toda la Región, lo que según este sindicato demostraría la desproporción existente entre el colectivo médico y el de enfermería: "Es que esto ya chirría", ha expresado Luis Esparza.

"Así tenemos la Sanidad"

El gran beneficiado de este acuerdo sería el colectivo médico "mientras las enfermeras cubren cinco puestos de trabajo, van corriendo por los pasillos y sus jornadas laborales son examinadas al dedillo", ha explicado Blaya. "No sólo defendemos a un colectivo, sino a la sanidad pública, que se está medicalizando", ha afirmado el secretario general de SATSE, para quien una de las soluciones es "cambiar la política sanitaria de la Región de Murcia" y enfocarla como lo están haciendo otras comunidades autónomas y otros países: "Con la medicalización no se están reduciendo las listas de espera y nadie nos justifica esa política, pero es la enfermería la que presta la prevención y los cuidados a los enfermos crónicos; hay que poner más profesionales de enfermería".

A ese respecto, Luis Esparza ha proclamado que "con esta gestión se están comiendo el capítulo 1". "Claro, y todo esto lo sabemos ahora que hemos tenido acceso a los censos y hemos visto cómo están; no se entendía que el gasto hubiera subido tanto desde 2010, y era por esta política", ha dicho Esparza.

Por otro lado, y aunque ha insistido en que no están en contra de que haya más médicos, José Antonio Blaya ha recordado la desproporción entre médicos y enfermeros en la Región de Murcia, tanto en sí misma como en comparación con las recomendaciones de la OMS: "La Región de Murcia es la tercera comunidad autónoma en personal médico pero la última en personal de enfermería, y nuestra proporción es de un médico por una enfermera y un tercio, cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda una proporción de un médico por cada tres profesionales de enfermería".

"Aquí se ha llegado a presionar al presidente"

¿Y por qué esa desproporción? José Antonio Blaya y Luis Esparza no han podido expresarse con mayor rotundidad: "Aquí hay un gerente del Servicio Murciano de Salud y una consejera de Sanidad que están secuestrados por el Sindicato Médico". En opinión de ambos dirigentes de SATSE, todos los puestos de responsabilidad sanitaria están copados por médicos; "ellos tienen el poder".

Y más: "Aquí se ha llegado a presionar al presidente de la Región de Murcia. Cuando intentaron tocar las guardias médicas, los hospitales se colapsaron. El Sindicato Médico fue a hablar con el presidente y todo se resolvió en dos días". "Pueden bloquear las puertas de urgencias", han insistido, por lo que los intereses de colectivos como el de enfermería quedan en un segundo plano dentro de la planificación sanitaria.

Respecto a informes como el del Tribunal de Cuentas relativo al año 2012, que cuestionaba en varios apartados la gestión económica del Servicio Murciano de Salud, SATSE ha recordado que "desde esos organismos pueden decirles, 'eh, que os estáis pasando', pero la Consejería no está olbigada a hacer caso a sus recomendaciones". Según Blaya, pasó lo mismo con el informe del Consejo Interterritorial del Ministerio de Sanidad, "en el que se les dijo que estábamos a la cola en enfermeras, y les dio igual".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha