eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Va de literatura

El canon literario ha sido elaborado desde siempre por y para ciertos hombres, esa panda de bien-pensantes y pedantes académicos inserta cual palillo de hidalgo en los dientes del capitalismo más rancio.

- PUBLICIDAD -
El escritor Javier Marías compartirá premio con Harry Belafonte en Nueva York

El escritor Javier Marías. EFE

“El arte público puede estar en su mejor o peor momento, pero la ideología que lo sustenta está donde estaba y al servicio de quien paga”. (D. Corbeira. ¿Público o no público?).

Y sí, puede que sea el calor, pero temo que estoy a punto de meterme en un jardín con la expresa, confesada intención de chingarle los claveles al señorito. Hoy el señorito, mira por donde, es esa cosa excelsa que llamamos Literatura y que mira por donde, me ha venido a la cabeza después de leer un artículo de Javier Marías sobre Gloria Fuertes. Y, para que vean que me mojo: a mí las novelas de ese bardo me matan del aburrimiento. Dicho esto: a cada cual, sus cacualadas: nada que decir sobre si a Marías le gusta o no le gusta Gloria que aquí todas somos libres de opinar cómo nos dé la gana. No. Es algo que tiene que ver más bien con su forma de decir, con su actitud y la defensa cerrada que los escritores cipotudos como él hacen del Canon Literario, un Canon que, siento decirlo, ha sido elaborado desde siempre por y para ciertos hombres, esa panda de bien-pensantes y pedantes académicos inserta cual palillo de hidalgo en los dientes del capitalismo más rancio.

Una panda, digo, que convierte los libros, los poemas y las obras de arte en productos perfectamente ajustados a los controles de calidad que ellos mismos han establecido. Controles –todo hay que decirlo - que se ajustan ¡y de qué manera! al cumplimiento de unos estándares de calidad que lejos de ser objetivos, están tomados por convención y sostenidos por una tradición de machos alfa y su –posterior reproducción autoritaria. De esa manera, la jugada les sale perfecta: ellos me refiero a la gente como Don Marías  escriben como les da la gana y a los ojos de académicos tan cipotudos como él, todo lo que escriben son obras maestras. Dicho esto, Don Marías es libre de opinar siempre que se abstenga de decir tonterías como por ejemplo que acordarse de la Fuertes o poner en valor la obra de tantas artistas olvidadas acarrea más daño que beneficio a la Literatura”.

¡Será pedante el tío!

Estoy segura de que todos estaremos de acuerdo si digo que nadie sabe (a no ser claro está Sandro Rey) qué nos deparará el futuro, cuánto de grande será entonces la fama de Gloria Fuertes o de quien se acordará más la posteridad, si de Marías o de ella. Mientras tanto ¿Qué tal Marías si se baja de la peana donde lleva tanto tiempo levitando, se calza las chanclas y, de un salto se llega al colmado de la esquina para comprar un cuarto y mitad de humildad? A lo mejor se la venden. Créame, le vendría bien al cutis y, de paso, haría más digerible cuanto escribe. Su soberbia ha llegado a tal extremo, que ya no hay quien le aguante. Ni a usted, ni a sus paridas.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha