eldiario.es

Menú

Juan Luis Ibarra carga contra la ley de Tasas

El presidente del TSJPV advierte de una "peor calidad" de la justicia en 2013.

"La tasas no están bien calibradas y habría que saber parar el mecanismo antes de que nos inunde a todos", dice Ibarra.

Los casos en la jurisdicción Social han subido un 20% en el primer trimestre y se va a tardar entre ocho y diez meses en dar respuesta a las demandas.

Euskadi pide 12 jueces más para hacer frente a unas situación calificada de "preocupante" por el TSJPV.

- PUBLICIDAD -

El panorama para la Justicia en Euskadi no es alentador. El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, ha advertido de que la calidad de la justicia a lo largo de este año va a ser peor y, entre las causas de este cambio de ciclo, situó a la ley de Tasas aprobada por el Gobierno central. Ibarra considera que el modelo no puede ser "frenar el acceso" a la justicia a través de disuadir a los ciudadanos a golpe de tasas. "Las tasas no están bien calibradas. Habrá que saber parar este mecanismo ante de que nos inunde a todos", ha señalado Ibarra durante la presentación hoy de la memoria del alto tribunal vasco de 2012.

Los juzgados vascos ya están constatando las consecuencias de la nueva legislación, tanto en materia laboral, como en la jurisdicción Contencioso Administrativa. La reforma laboral de 2012 y la reforma procesa del año anterior han terminado por situar a los jueces en la última esperanza en la resolución de los conflicto laborales. Y la consecuencia inmediata de todo esto es que los juzgados de lo Social han visto doblado su trabajo. Solo en el primer trimestre, se han incrementado los casos en un 20%. Y a los jueces se les acumula el trabajo. La crisis, los despidos, la multiplicación de los EREs y, en definitiva, las consecuencias de la reforma laboral del gobierno español han provocado que si antes se daba respuesta en primera instancia "en menos de tres meses y si eran casos de despido, menos", ahora los tiempos han "subido a ocho y diez meses", explicó la presidenta de la Sala de lo Social del TSJPV, Garbiñe Biurrun.

"Hechiceros"

Analizados los tres juzgados de lo social, a fecha 30 de abril de este año, cada juzgado lleva 1.400 casos, casi el doble del estándar propuesto por el Consejo General del Poder Judicial (que marca entre 680 y 800 casos por juzgado). "Y este grifo no lo cierran las tasas", ha subrayado Garbiñe Biurrun, que ha calificado el problema de "dramático". "La jurisdicción Social somos los paganos de la crisis", censuró Biurrun.

En la jurisdicción Contencioso Administrativa, las consecuencias son diferentes. Las nuevas tasas están retrayendo a los ciudadanos a ejercer el derecho constitucional a la tutela judicial efectiva. Y al disminuir los recursos de apelación y de casación, "el número de administraciones controladas por la Justicia bajarán muy sensiblemente", ha augurado Juan Luis Ibarra. El presidente del alto tribunal ha calificado de "hechiceros" a los que han diseñado una ley de tasas que ya refleja sus "efectos perniciosos" y ha pedido al poder político -sin nombrarlo- que "no empiece lo que no puede acabar bien". "En la Administración de Justicia no hay milagros, ni baritas mágicas, ni hechizos", ha comentado en clara alusión a la reforma del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, al que no ha nombrado en ningún momento.

Para hacer frente a esta situación, la sala de Gobierno del TSJPV incluye en su memoria las necesidades de la planta judicial en Euskadi. Y ha cifrado en 12 las nuevas unidades judiciales o jueces. En el caso de la jurisdicció de lo Social se solicitan tres nuevos jueces en Bilbao y se considera "urgente" que el juzgado de lo Social desplazado a Eibar vuelva a San Sebastián.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha