eldiario.es

Menú

Revés judicial a los afectados por amianto

La Audiencia de Gipuzkoa estima el recurso de Arcelor contra la sentencia que la condenó a indemnizar a los hijos de la mujer fallecida con mesotelioma  tras limpiar los buzos impregnados de amianto de su marido

- PUBLICIDAD -
Una protesta ciudadana contra el uso del amianto.

Una protesta ciudadana contra el uso del amianto.

La Audiencia Provincial de Guipuzcoa ha estimado el recurso de Arcelor Mittal  contra  la sentencia que la condeno a abonar 71.519,4 euros en concepto de indemnización por daños y perjuicios a dos hijos de Luisa Soraluce, fallecida a consecuencia del mesotelioma maligno, que presuntamente desarrolló al contaminarse con el amianto de los buzos de su esposo. Este, fundidor y encargado de horno, llevaba a lavar a casa la ropa de trabajo.

La Audiencia sostiene, que el juzgado que emitió la condena incurrió en un error al tener en cuenta la prueba de cargo y aceptar las declaraciones de los por miembros del comité de empresa sobre la exposición al amianto del esposo de la fallecida. Según el auto de la Audiencia, “carecen de credibilidad” al desprenderse de sus declaraciones  la existencia de un conflicto con la empresa acerca de la utilización del amianto en el proceso productivo.

Según la Asociación vasca de Víctimas del Amianto (Asviamie),  resulta “incomprensible” que la Audiencia otorgue credibilidad a un cargo directivo de la empresa que “reconoció tener interés en el pleito, tanto más, cuando llegó a reconocer que en el periodo que desarrolló la misma función que el esposo de la fallecida sí tuvo contacto con el amianto. Una cuestión que es obviada por la Audiencia”.

“Resulta indignante para las víctimas del amianto”, añade Asviamie, “que la Audiencia Provincial llegue a afirmar, en relación a la costumbre de los trabajadores de soplarse el buzo con aire a presión para quitar el polvo, que ‘en caso de que existieran partículas de amianto adheridas a la ropa de trabajo, eran los propios trabajadores los que soportaban su inhalación, sin que exista motivo alguno para pensar que el esposo de la fallecida no actuara de igual forma que sus compañeros y dejara la ropa llena de polvo para que su esposa la sacudiera’.  Esta afirmación se realiza sin ninguna base científica y probatoria y lo que evidencia es que efectivamente había polvo de amianto en el buzo”.

Los argumentos aportados por la Audiencia cierran la posibilidad de que la familia pueda continuar su lucha en los tribunales, al cerrar cualquier posibilidad de recurso

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha