eldiario.es

Menú

Sémper (PP): "El perdón es una demostración mínima de un dirigente político cuando en tus filas ha habido chorizos"

Pide que les caiga "un buen puro", reclama "un gran pacto anticorrupción" y cree Aguirre debía haber tenido "una actitud vigilante más acertada"

- PUBLICIDAD -
Sémper (PP): "El perdón es una demostración mínima de un dirigente político cuando en tus filas ha habido chorizos"

El portavoz parlamentario del PP vasco y presidente de los populares guipuzcoanos, Borja Sémper, ha considerado que no es suficiente pedir perdón por la corrupción, sino que se debe actuar con "rapidez y contundencia" contra ella. "El perdón es lo mínimo que un responsable político debe hacer cuando en tus propias filas se ha destapado que había unos chorizos y unos sinvergüenzas como los que hemos tenido oportunidad de conocer", ha afirmado.

Tras reclamar que les caiga "un buen puro" a los que se han aprovechado de la política para enriquecerse o ascender, ha ha reclamado "altura de miras" al PSOE y al resto de partidos del Congreso de los Diputados para aceptar la oferta del partido Popular de consensuar "un gran pacto anticorrupción" y ha advertido de que, de no ser así, les pasará "por encima una ola ciudadana de indignación".

También se ha referido a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, la popular Esperanza Agirre, para apuntar que debería haber tenido "una actitud vigilante más acertada".

En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Sémper ha manifestado que "tal vez" los partidos están respondiendo a los casos de corrupción "tarde y no con la contundencia necesaria".

"Y digo tal vez porque han dimitido o se han cesado a todos los cargos que tenían alguna vinculación con las 'tarjetas black' o con los cargos que hemos conocido de la Comunidad de Madrid, incluso pesos pesados del partido, como Rodrigo Rato. Pero yo tengo la sensación, igual que una buena parte de la ciudadanía, que se ha respondido un poco tarde", ha añadido.

No obstante, ha considerado que "sí se ha aprendido" de ello, y cree que "la rapidez es tan necesaria como la contundencia", es decir, "la contundencia, cuando se pone a alguien de patitas en la calle, y la rapidez cuando no se espera 48 ó 72 horas".

A su juicio, los partidos "van entendiendo, aunque quizá demasiado lentamente, que el cabreo es tan grande en la calle que las medidas de respuesta deben ser contundentes y muy rápidas".

Borja Sémper ha indicado que "el mejor perdón es el que se demuestra cuando no se vuelven a repetir los errores". "El perdón es necesario, pero no es suficiente. Es una demostración mínima de humildad de un dirigente político hacia una ciudadanía harta y cansada. Es lo mínimo que un responsable político debe hacer cuando en tus propias filas se ha destapado que había unos chorizos y unos sinvergüenzas como los que hemos tenido oportunidad de conocer", ha dicho.

Por ello, ha considerado que "es un gesto necesario", pero "insuficiente" porque hay que "demostrar a la ciudadanía con hechos" que se ha "entendido la lección".

ESPERANZA AGUIRRE

Sémper ha apuntado que debe creer a Esperanza Aguirre cuando asegura que Francisco Granados, involucrado en la 'operación Púnica', le ha "engañado", ya que desconocía que el exsecretario general del PP de Madrid y relevante consejero cuando era presidenta del Gobierno de esta Comunidad, estaba cometiendo supuestos actos delictivos.

"Yo tengo que creer en la palabra de Esperanza Aguirre. Es verdad que a alguien le puede parecer extraño. Y yo podría decir que, aunque no lo supiera, quizá debería haber tenido una actitud vigilante más acertada", ha manifestado.

Con el fin de buscar "algo positivo a toda esta pobredumbre" a la que asiste en las últimas semanas, el representante popular ha destacado que "se están conociendo esos casos", lo que demuestra que "el sistema está funcionando y reacciona ante la corrupción, identificando, deteniendo y juzgando a aquellos que se han aprovechado de su posición política para enriquecerse personalmente o para ascender socialmente".

Además, ha señalado que le gustaría que los procesos de instrucción "fuesen mucho más rápidos" y no se dilataran "durante cinco o seis años, que pueden transmitir la sensación a la ciudadanía de cierta impunidad, cuando no es cierto". "La Justicia debe ser también muy rápida", ha apuntado.

Borja Sémper considera que también hay que introducir modificaciones legales, y ha recordado que "algunas de ellas están en estos momentos tramitándose en el Congreso de los Diputados, para conseguir que las penas de corrupción, además de ser rápidas y además de ser eficaces, sean muy contundentes". Por ello, ha exigido que se "aprueben cuanto antes con un amplio consenso".

"Le tiene que caer un buen puro a aquel que se ha aprovechado de la política, a aquel que se ha aprovechado del ejercicio de la política, no sólo para engañar a su partido político, que es un tema menor, sino al conjunto de la ciudadanía", ha aseverado.

En este sentido, ha manifestado que "de ahí esa petición y ese ofrecimiento del PP al PSOE, en este caso, pero también al resto de formaciones en el Congreso de los Diputados para un gran pacto anticorrupción, para demostrar a la gente que se ha entendido la dimensión del problema y que se van a dejar la lado aquellas cuestiones que nos diferencian y que son legítimas, pero que se introducirán las modificaciones legales necesaria para que este tipo de cosas no vuelvan a pasar".

A su juicio, se vive "un momento tan grave" que es necesario "dar una respuesta contundente y con altura de miras". "Tenemos que ser capaces de demostrar a la gente que salimos de nuestras trincheras particulares, que dejamos de lado las siglas en las que militamos, para acordar cosas fundamentales, y lo hacemos independientemente de que haya elecciones a la vuelta de le esquina, o nos va a pasar por encima una ola ciudadana de indignación y de cabreo que cuestiona no solo a los partidos políticos, sino la propia naturaleza del sistema", ha apuntado.

El portavoz parlamentario del PP vasco ha mostrado su preocupación porque esto pueda ocurrir porque "esas alternativas son frofundamente peligrosas".

PP VASCO

Sobre el hecho de que la sede del PP de Bizkaia salga en el caso del extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, ha manifestado que, cuando se hizo en los años 90 un análisis de las cuentas, se les dijo que "todo estaba correcto".

"Ahora bien, que no es así, somos los principales interesados en que se conozca porque a nosotros nos da igual dónde milite un corrupto, dónde milite alguien que se ha aprovechado de la política. Es más, si es de mi propio partido, yo quiero que se le conozca antes", ha afirmado.

Borja Sémper ha indicado que los populares vascos pueden cometer errores y tener discursos "más o menos acertados", pero si hay algo que no pueden tolerar es que se cuestione su "honradez y su compromiso con la política".

Asimismo, ha señalado que a su partido le "cabrea todavía más" la corrupción después de lo que "ha sufrido en los últimos años", en referencia al terrorismo. "No hay ningún límite a nuestra acción contra los corruptos que pueda haber existido en nuestras filas", ha dicho.

En su opinión, la política "es tan noble que merece que, quienes le hemos vividos así, saltemos como un resorte contra aquellos que quieran mancharla".

SIN ELECCIONES ANTICIPADAS

Para el dirigente popular, "España está en un momento realmente complicado", también en materia económica, como para adelantar elecciones. En su opinión, "introducir elementos de inestabilidad puedan poner en riesgo" la salida de la crisis.

"Yo no soy tan partidario de adelantar elecciones, sino de exprimir hasta el último día de la legislatura para hacer las reformas que hacen falta", ha indicado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha