eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Juventud seducida por lo viejuno

Corbyn con 68 años;  Sanders con cerca de los 80; Carmena con 73 o Pepe Mújica con más de 80 figuran como líderes políticos preferidos por los jóvenes

- PUBLICIDAD -
Carmena: De la manera de hacer política de hace 40 años viene el mal de ahora

Manuela Carmena EFE

Una de las cosas más apasionantes que tiene el oficio de sociólogo es que las tendencias sociales nunca te dejan de sorprender. La sociedad tiene una tremenda capacidad de generación y de regeneración. La civilidad resiste y vence a las presiones bárbaras que le acechan. Y a eso se enfrenta la llamada Generación del Milenio; a una de las mayores crisis de civilización.

Por ello, sorprende que, en la nueva frontera de la digitalización y robotización,  los Millennials  se muestren seducidos por líderes políticos viejunos. Son muchos los jóvenes que fijan su atención y  apoyo político en determinados personajes de edad. Así, Corbyn con 68 años;  Sanders con cerca de los 80; Carmena con 73 o Pepe Mújica con más de 80 figuran como líderes políticos preferidos por los jóvenes. Estudios electorales confirman un fuerte apoyo de jóvenes hacia esos líderes. Incluso en este club dorado podemos incluir al Papa Francisco con sus 80 años. Pudiera decirse que los jóvenes prefieren antes a sus abuelos que a sus padres en cuestión de política. Se agranda la brecha generacional entre padres e hijos y se aminora la de abuelos y nietos. Es como si culparan a sus padres de la herencia cultural y social que van a recibir.

¿Cómo es posible que los jóvenes queden prendados ante personas tan diferentes a ellos? Los jóvenes de ahora ni intuyen lo que significó la Guerra Fría, el Mayo francés, las luchas obreras. Cultural y políticamente nada tiene que ver unos y otros. Y aquí, quizás se encuentre la clave. La juventud  atisba una gran incertidumbre sobre su futuro. Vislumbran un negro futuro que les hace temer ante una cultura de barbarie social. Así,  buscan otras respuestas a las que se dan en estos momentos los políticos homologados. Hallan más certidumbre en personas que reivindican los valores sólidos de otras épocas.

Para los jóvenes de hoy, el mayor problema es su futuro y se refugian en el pasado. Recaban la experiencia de personas que han luchado en otras épocas duras para afrontar sus retos venideros. Estos viejunos líderes han sido capaces de sincronizar con las ideas de la juventud a través del discurso clásico de la izquierda. Educación, Sanidad, Protección Social como ejes conformadores de cualquier comunidad política; que se rebela a la desregulación que exige el voraz mercado. Si otra sociedad fue posible en otra época porque no puede ser factible en la actualidad.

A diferencia de otros candidatos, estos líderes que he mencionado ofrecen honestidad, valores, principios. Despotrican contra la codicia del mercado, del dinero y de sus oligarcas. Apuestan por una sociedad inclusiva, cohesionada y solidaria;  no por sociedades donde se aplique el darwinismo social. Proponen un sistema ético sometido al tiempo y a la historia. Hablan de la felicidad como reto político. De la importancia de las relaciones sociales, del tiempo libre, de lo cotidiano. Dicen lo que piensan desde el poso de lo vivido.  Muestran la cara amarga de una civilización que también ha traído cosas buenas.  No apuestan por volver a la caverna, por retroceder en los avances técnicos y científicos realizados.  Simplemente plantean volver a la humanidad.

De este modo, surge un nuevo viejo liderazgo político. Un liderazgo que expresa la demanda de la gente. Quieren vivir en sociedad como personas iguales y libres. Una asociación mutua que les proporcione confort y felicidad. Así de simple, así de complejo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha