eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ANP informa al Ejército israelí que deja de pagar la electricidad a Gaza

- PUBLICIDAD -
La ANP informa al Ejército israelí que deja de pagar la electricidad a Gaza

La ANP informa al Ejército israelí que deja de pagar la electricidad a Gaza

La Autoridad Nacional Palestina (ANP), que encabeza el presidente, Mahmud Abás, y gobierna en Cisjordania, ha informado al Ejército de Israel que deja de inmediato de hacerse cargo del pago de la electricidad que Israel envía a Gaza, lo que amenaza con agudizar la crisis humanitaria en el enclave.

Las autoridades palestinas han informado al COGAT, organismo militar encargado de gestionar los territorios ocupados, que "dejarán de inmediato de pagar por la electricidad que se suministra a Gaza", informó este organismo en un comunicado, que detalla el consumo y necesidades eléctricas del enclave.

"Israel suministra a la Franja de Gaza con electricidad a través de diez líneas eléctricas que producen 125 megavatios, alrededor del 30 por ciento de la electricidad que requiere Gaza. El coste del consumo eléctrico es de unos 40 millones de séqueles (unos 11 millones de dólares) al mes, que Israel deduce de los impuestos palestinos", informó hoy en un comunicado.

"En ausencia de la ANP, los pagos por la electricidad en Gaza pueden hacerse a través de la comunidad internacional o de entidades privadas", sugiere el escrito.

Este precisa que el coste del combustible que la ANP adquiría para operar la planta eléctrica en Gaza es de 25 millones mensuales de séqueles sin impuestos (6,8 millones de dólares) y del doble con impuestos.

Cuando las líneas eléctricas entre Israel y Gaza están en una situación normal y la planta eléctrica (que tiene capacidad de generar 120 megavatios pero funciona a la mitad de su rendimiento) no funciona, las horas de suministro en la franja son alrededor de seis diarias, en vez de doce.

Para que haya suministro disponible en el enclave 24 horas al día harían falta 400 megavatios, añade el COGAT, que afirma que la crisis interna entre el movimiento islamista Hamás y la Autoridad Palestina impide que llegue el combustible, por lo que la única planta eléctrica en la franja no está en funcionamiento.

El presidente palestino, Mahmud Abás, dio recientemente un ultimátum a Hamás, que controla la franja desde que se enfrentó y expulsó a sus fuerzas del territorio hace diez años.

Abás ha amenazado con desentenderse del pago de las cuentas de Gaza (electricidad, agua, tratamientos médicos en el exterior y salarios de funcionarios entre otros) si Hamás no devuelve el poder a la ANP.

El nuevo enfrentamiento político amenaza con agudizar la crisis humanitaria que sufre la franja, bajo un férreo bloqueo israelí desde que los islamistas tomaron el poder en junio de 2007.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha