eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Acusan a Duterte de promover la impunidad de los policías en la guerra contra las drogas

- PUBLICIDAD -
Acusan a Duterte de promover la impunidad de los policías en la guerra contra las drogas

Acusan a Duterte de promover la impunidad de los policías en la guerra contra las drogas

Un grupo de activistas acusó hoy al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, de promover la impunidad de la Policía en su guerra contra las drogas, al afirmar que no permitirá el encarcelamiento de los agentes acusados del asesinato del exalcalde Rolando Espinosa.

"Las declaraciones recientes de Duterte sobre la muerte de Espinosa, de que no permitirá que los policías implicado vayan a la cárcel, fomenta la impunidad y el descarado incumplimiento de las leyes", afirmó en un comunicado la formación filipina Bagong Alyansang Makabayan (Bayan).

El mandatario filipino acusó en agosto a Espinosa, entonces alcalde de Albuera, de ser el principal narcotraficante de la región de Visayas Oriental (centro).

"Es inaceptable y peligroso. El presidente insiste en concederles la presunción de inocencia a pesar de las pruebas contra la policía", agregó el grupo.

Las declaraciones de Bayan se producen un día después de que Duterte defendiera públicamente a los agentes acusados por la Oficina Nacional de Investigación de Filipinas (NBI, sus siglas en inglés) de matar a Espinosa el 5 de noviembre en la celda en la que se encontraba detenido.

"No pienso permitir que estos hombres vayan a prisión, aunque la NBI diga que fue un asesinato. Lo que diga la Policía, esa es la verdad para mí", dijo el mandatario.

Los agentes aseguraron que la muerte se produjo cuando el detenido se resistió al registro de su celda.

La investigación de la NBI, publicada el martes pasado, concluyó que fue un asesinato premeditado.

"Hubo intención criminal y era una conspiración. Fue una matanza premeditada", declaró entonces a los medios el portavoz de la NBI, Ferdinand Lavin.

La NBI explicó que testigos en la celda vecina declararon que la víctima saludó a los agentes y luego les suplicó que no le mataran, entonces se apagaron las luces y poco después se escucharon varios disparos.

Duterte publicó en agosto, dentro de su campaña para limpiar de Filipinas de drogas, una lista con los principales narcotraficantes del país, que incluía a Espinosa y a su hijo Kerwin.

En octubre, el alcalde fue detenido por tenencia ilícita de armas y posesión de drogas, después de que un registro policial de su domicilio encontrase ambas cosas.

Kerwin huyó a Abu Dhabi, pero fue extraditado a Filipinas a mediados de noviembre.

Al menos 5.900 personas, según los datos oficiales, han muerto en operaciones policiales o asesinadas por grupos de vigilantes durante la campaña contra las drogas de Duterte, que comenzó con su mandato, el 30 de junio de 2016.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha