eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alberto Garzón replica a Cayo Lara: "Gallegos y catalanes tienen que ayudarnos, pero nunca al coste de romper las confluencias"

Dirigentes de IU han tachado el informe del coordinador, que se ha visto obligado a rebajar, de "enorme irresponsabilidad", por situar a la organización al borde de la ruptura con su federación gallega y su partido hermano en Catalunya

El portavoz parlamentario de IU replica al coordinador federal, Cayo Lara, que ha responsabilizado a los tres diputados de IU en las confluencias (dos catalanes y una gallega) de que la federación se quede sin grupo parlamentario

Garzón ha sido el primero en intervenir en el Consejo Político Federal de IU tras Lara y ha afirmado: "Creo que EU y EUiA tienen que ayudarnos pero nunca jamás al coste de romper las confluencias y hacerle el juego a Ciudadanos"

140 Comentarios

- PUBLICIDAD -
IU tiene hasta las dos para tener grupo si suma los 3 escaños de confluencias

El portavoz de IU en el Congreso, Alberto Garzón. EFE

"Enorme irresponsabilidad". Así han calificado algunos presentes en el Consejo Político Federal de IU el informe leído por el coordinador federal, Cayo Lara.

Cayo Lara ha tensado la cuerda con su federación gallega, Esquerda Unida (EU), y su partido hermano en Catalunya, Esquerda Unida i Alternativa (EUiA). Y lo hace en contra del criterio de su principal referente político, Alberto Garzón. El coordinador federal de IU ha aprovechado su intervención ante el Consejo Político Federal de la organización –máximo órgano entre asambleas– fijado para este sábado, para señalar a gallegos y catalanes como culpables de no tener grupo parlamentario en el Congreso, lo cual lleva consigo no recuperar los dos millones de euros del buzoneo, así como menor visbilidad en tiempos e intervenciones en el Congreso.

"Quiero recordar lo acordado por la última Presidencia Federal: ante la posibilidad de poder conseguir grupo parlamentario propio con los dos escaños de IU-UP y los tres de EU y EUIA, requerir a ambas organizaciones a que lo faciliten", afirma Lara en su informe, a pesar de que no se votara ninguna resolución en ese sentido en la reunión a la que se refiere, celebrada el 28 de enero. Y prosigue: "El plazo para registrar la solicitud y que la mesa pueda ver la propuesta el próximo martes, acaba hoy a las 14.00. Hasta este momento y tras varias conversaciones con las organizaciones de EU y EUiA y los diputados y diputadas seguimos sin obtener las firmas".

A consecuencia de la tensión creada, Lara se ha visto obligado a rebajar el informe en relación a las confluencias y limitar el texto a "pedir a las organizaciones de Galicia y Cataluña que se agoten las posibilidades para conformar grupo hasta el último momento". El informe, finalmente, ha sido aprobado por 62 votos a favor, 7 en contra y 9 abstenciones".

El primero en intervenir tras Lara, ya a puerta cerrada, ha sido Alberto Garzón. El portavoz parlamentario de IU ha replicado, según los asistentes: "Creo que EU y EUiA tienen que ayudarnos pero nunca jamás al coste de romper las confluencias y hacerle el juego a Ciudadanos. Tienen que ayudarnos por proyecto federal y porque muchos que votaron confluencias querían votarnos a nosotros también, pero nunca al coste de romper las confluencias".

Lara ha sostenido que "tras una semana intensa de conversaciones, Ciudadanos mantiene su oferta de apoyarnos el grupo en las condiciones que anunciaron [sumando los dos diputados de IU-UP, Alberto Garzón y Sol Sánchez, a los tres de IU en las confluencias] y el PSOE ha confirmado su compromiso de votarnos de forma favorable. El PP no ha respondido a la propuesta y Podemos después, de las manifestaciones públicas que han realizado, no deberían oponerse". La Mesa son nueve votos, y PSOE y Ciudadanos suman cuatro, por lo que necesitan los tres de PP o los dos de Podemos, que se vería en la tesitura de votar la ruptura de sus candidaturas gallegas y catalanas para satisfacer las necesidades de IU.

La intervención de Lara, opuesta a lo defendido en público y en privado por Garzón, supone un pulso que pone a la organización al borde de la ruptura: los diputados de IU en las confluencias, Yolanda Díaz (EU-En Marea), Joan Mena (EUiA-En Comú) y Fèlix Alonso (EUiA-En Comú), se han inscrito en el grupo Podemos-En Comú-En Marea en virtud de los acuerdos suscritos para la candidatura, que establecían que se intentaría conseguir un grupo propio, cosa que vetaron PP, PSOE y Ciudadanos en el Congreso. En caso de que eso no fuera posible, cosa que ocurrió, se decidiría por mayoría qué hacer: si ir al Mixto o conformar un "grupo plurinacional" con Podemos, lo que al final ha sucedido.

Así, Lara responsabiliza a Díaz, Mena y Alonso, que han seguido la letra y el espíritu de los acuerdos con los que concurrieron a las elecciones, de las consecuencias de no tener grupo propio y los sitúa al margen de la disciplina de la organización: "Necesitamos tener un grupo parlamentario para representar plenamente al más de un millón de personas que han apostado por las candidaturas de UP-IU en el conjunto del Estado y que han apoyado las coaliciones electorales en Galicia y Cataluña al sentirse también representados por candidato/as de nuestras organizaciones en esas coaliciones territoriales. Hay que ser conscientes que, sin el grupo parlamentario, el plan de viabilidad se endurece de forma considerable y afectará al conjunto de las federaciones".

Ajuste económico

Los responsables de finanzas de Izquierda Unida han puesto sobre la mesa un plan de ajuste económico que incluye el recorte de alrededor de un 60 por ciento de su plantilla laboral para poder hacer frente a la delicada situación financiera en la que se encuentra la organización tras los malos resultados obtenidos en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.

El plan ha sido presentado ante el Consejo Político Federal que la coalición celebra este sábado por su responsable de Finanzas, Lola Sánchez, el secretario de Organización, Adolfo Barrena, y el dirigente Antonio Cortés.

Este programa de viabilidad económica incluye el despido del 60% de su plantilla. Miembros de la coalición señalan que IU tiene actualmente 22 trabajadores y 7 liberados y, tras el ajuste, quedaría con 9 empleados y 5 liberados.

Las finanzas de IU sufren un duro golpe sin lograr tener grupo parlamentario propio en el Congreso y que sus dos diputados tengan que formar parte del Grupo Mixto. Una de las consecuencias es que la organización no recibirá subvenciones por el denominado 'mailing' electoral, en el que invirtió casi dos millones de euros para el 20D, alrededor del 70% de su presupuesto total de campaña.

Equipo negociador con el PSOE

El candidato a las elecciones y diputado, Alberto Garzón, la también diputada Sol Sánchez, el exportavoz parlamentario José Luis Centella, y el secretario de Organización de la formación, Adolfo Barrena, pilotarán las negociaciones de Izquierda Unida con el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez.

Cayo Lara, el coordinador federal, estará también en esas negociaciones, que comenzarán el lunes, siempre que intervenga en ellas el secretario general socialista y candidato a la Presidencia del Gobierno.

La composición del equipo negociador ha sido aprobada en el Consejo Político que IU ha celebrado este sábado, donde ya Garzón ha apostado por ese diálogo abierto con el PSOE para poder impulsar un Gobierno de progreso y evitar unas nuevas elecciones.

En esa misma línea, el coordinador federal ha apostado por la vía de las negociaciones y posibilitar un cambio en el Ejecutivo siempre y cuando se tenga en cuenta el paquete de 16 medidas económicas y sociales que IU ya ha hecho llegar al PSOE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha