eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Australia anuncia nuevas medidas en la lucha contra el terrorismo islámico

- PUBLICIDAD -
Australia anuncia nuevas medidas en la lucha contra el terrorismo islámico

Australia anuncia nuevas medidas en la lucha contra el terrorismo islámico

El primer ministro australiano, Tony Abbott, anunció hoy que buscará cambiar las leyes de inmigración y ciudadanía, así como reprimir a aquellos que prediquen la violencia extremista, como parte del reforzamiento de la lucha de su país contra el terrorismo islámico.

"La amenaza terrorista aumenta en el país y en el exterior y se vuelve más difícil de combatir", enfatizó Abbott desde el cuartel central de la Policía Federal Australiana en Camberra.

El jefe del Ejecutivo anunció la respuesta Gubernamental a un informe que revisaba la estrategia antiterrorista del país.

Abbott indicó que su Gobierno busca enmendar las leyes para revocar o suspender la ciudadanía australiana a aquellas personas con doble nacionalidad que estén implicados en actos terroristas.

En el caso de los ciudadanos australianos, se evaluará la posibilidad de suspender algunos de los privilegios vinculados a su estatus mediante "las restricciones a los desplazamientos al exterior o su eventual retorno a Australia, así como al acceso a los servicios consulares y a las ayudas de la seguridad social", señaló.

"No podemos dejar que la gente mala utilice nuestra bondad contra nosotros", acotó Abbott.

El Gobierno australiano presentará un proyecto de ley para rechazar el visado a los aspirantes que "destruyan evidencia sobre su identidad" y evitar que sus autoridades "den el beneficio de la duda" a los sospechosos por terrorismo.

Así recordó el caso del autor de la toma con rehenes de una cafetería de Sídney el pasado diciembre, el autodenominado clérigo iraní Man Haron Monis, a quien se le otorgó refugio, ciudadanía, gozaba de libertad condicional y recibía asistencia social a pesar de las dudas en torno a su integridad.

El Ejecutivo de Camberra también adoptará medidas contra aquellos que prediquen la violencia extremista a través del reforzamiento de las leyes para la defensa de terroristas, la implementación de programas para contrarrestar la propaganda y medidas más estrictas contra el vilipendio, la intimidación y la incitación al odio.

"Las organizaciones y los individuos que difunden la discordia desvergonzadamente, como Hizb ut-Tahrir, no deben hacerlo de forma impune", advirtió el primer ministro en su mensaje.

Además Abbott reveló que se contempla prohibir los desplazamientos a la ciudad iraquí de Mosul, controlada por el Estado Islámico, después de que en diciembre pasado incluyera en esta lista a la provincia siria de al Raqqa.

Otras de las medidas contempladas son el nombramiento de un coordinador nacional para asuntos terroristas, la modificación del sistema de alertas terroristas y el desarrollo de una nueva estrategia antiterrorista.

Australia elevó la alerta terrorista en septiembre pasado y desde entonces, unas 20 personas han sido arrestadas en seis operaciones antiterroristas, informó Abbott, mientras que "al menos 110 australianos han salido del país para unirse al culto de muerte en Irak y Siria y al menos 20 de ellos han muerto".

La Organización Australiana de Seguridad e Inteligencia (ASIO, sigla en inglés) realiza unas 400 investigaciones vinculadas a actividades terroristas, el doble de casos que hace un año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha