eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Avramópulos pide comprensión entre la UE y Turquía para salvar el pacto migratorio

- PUBLICIDAD -
Campo de refugiados cerca de Idomeni (Grecia).

Avramópulos pide comprensión entre la UE y Turquía para salvar el pacto migratorio

El comisario europeo de Migración e Interior, Dimitris Avramópulos, pidió hoy comprensión mutua en materia de terrorismo entre la Unión Europea (UE) y Turquía para salvar el acuerdo migratorio sellado el pasado 18 marzo, que considera beneficioso y de interés para ambas partes.

La negativa de Ankara a modificar su Ley Antiterrorista para alinearla con los estándares europeos y garantizar que no puede ser aplicada a periodistas o académicos ha tensado la cuerda en la negociaciones con Bruselas, que le reclama este cambio para avanzar hacia la exención de visados para ciudadanos turcos, parte del pacto para frenar la llegada de refugiados hacia Europa.

"Debemos entender la sensibilidad turca sobre terrorismo. Siguen contando víctimas inocentes. Turquía también tiene que entender la posición básica de Europa sobre terrorismo. Ambos enfoques pueden encontrarse", señaló Avramópulos en respuesta a un cuestionario escrito de Efe.

El comisario recalcó que pese a las tensiones de los últimos días, "la aplicación de todo el acuerdo con Turquía es nuestro Plan A", al tiempo que consideró que se trata de un pacto "beneficioso" para ambas partes.

Los líderes comunitarios y el entonces primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, acordaron el pasado 18 de marzo cooperar para acabar con la incesante llegada de refugiados e inmigrantes irregulares a las islas griegas desde Turquía, a cambio de hasta 6.000 millones de euros, adelantar a finales de junio la liberalización de visados y acelerar la adhesión del país a la UE.

La dimisión de Davutoglu la semana pasada arrojó una sombra de duda sobre el cumplimiento del acuerdo, que reforzaron poco después las declaraciones del presidente turco Recep Tayyip Erdogan y su negativa a modificar la Ley Antiterrorista.

"Espero que Turquía continúe trabajando con la UE como ha hecho el gobierno del señor Davutoglu hasta ahora, en un clima muy amistoso y completo", se limitó a decir el comisario, que evitó comentar con mayor profundidad los efectos de la dimisión del primer ministro al considerar que se trata de una "cuestión interna de Turquía".

Para permitir a los casi 80 millones de ciudadanos turcos viajar sin visado durante estancias cortas al espacio sin fronteras interiores de Schengen, del que forman parte todos los Estados miembros de la UE menos el Reino Unido, Irlanda, Bulgaria, Rumanía y Chipre, Bruselas exige a Ankara que cumpla 75 requisitos.

Según el último informe de progreso, publicado por la CE el pasado 4 de mayo, Ankara aún no cumple 5 de esas 75 condiciones y debe realizar mejoras en materia de lucha contra la corrupción, de cooperación judicial penal con la UE, de cooperación con Europol, de protección de datos personales y la citada modificación de su Ley Antiterrorista.

"No vamos a rebajar nuestros estándares para permitir viajes sin visado" (a ciudadanos turcos), aseguró Avramópoulos, quien confía en que las autoridades turcas den un "empujón final antes de junio" para llevar a cabo las reformas necesarias.

El comisario incidió además en que si Ankara realiza "todas" estas reformas estará además dando un "paso importante" de aproximación a los estándares de la UE, lo que allana el camino para su incorporación al club comunitario que lleva años estancada, pese a que Avramópoulos asegura que existe "voluntad política clara para el progreso".

Destaca que, en cualquier caso y pese a las discrepancias en torno a los visados, el acuerdo con Turquía se ha traducido ya en una "caída drástica" del flujo migratorio hacia la UE, por lo que ahora es el momento de que los Estados miembros asuman sus responsabilidades de traslado de refugiados desde Grecia.

De las 160.000 personas que los países de la UE se comprometieron a trasladar en dos años desde Grecia e Italia a otros socios comunitarios, solo se ha reubicado a 1.500, según los últimos datos facilitados por la propia Comisión.

"Es, en efecto, muy decepcionante", reconoció el comisario, quien criticó que algunos gobiernos miren hacia dentro y descuiden "sus obligaciones de solidaridad", y solicitó que "urgentemente" los países agilicen el traslado de refugiados desde Italia y Grecia, donde ya hay más de 50.000 demandantes de asilo, de los cuales más del 70 % cumplen los requisitos para ser reubicados.

Sobre las vías alternativas que pueda originar el control del Egeo y el cierre de la ruta de los Balcanes occidentales, el comisario sostuvo que "por ahora no hay fragmentación de la ruta", aunque aconsejó mantenerse alerta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha