eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bachelet les dice a las escolares filipinas que se atrevan a cambiar el mundo

- PUBLICIDAD -
Bachelet les dice a las escolares filipinas que se atrevan a cambiar el mundo

Bachelet les dice a las escolares filipinas que se atrevan a cambiar el mundo

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha aprovechado su estancia en Filipinas, donde hoy participa en la cumbre de líderes del APEC, para tener un encuentro con cientos de escolares filipinas de un selecto centro educativo de Manila a las que animó a que se atrevan a cambiar el mundo.

"¡Las mujeres pueden!", les dijo la mandataria chilena, tomando prestado parte del lema de la campaña electoral que llevó a la Casa Blanca al primer presidente afroamericano.

"Si logramos estar presentes en las esferas de poder y toma de decisiones, tendremos mayores posibilidades de influir y promover las necesarias transformaciones", manifestó apelando a la participación femenina.

Bachelet goza de prestigio a nivel internacional, pero difícilmente cabe imaginar que sus palabras provoquen una reacción tan entusiasta como la que este martes encontró en el Miriam College, un selecto centro de Filipinas en el que estudian niñas y jóvenes con vocación de convertirse en futuras líderes.

De este colegio salieron destacadas militantes del Katipunan, la organización que tuvo un importante papel en la caída de la dictadura de Ferdinand Marcos durante la Revolución Popular, a mediados de los ochenta.

Y ahora es semillero de mujeres líderes del único país de Asia que ha sido capaz de cerrar completamente las diferencias entre ambos en materia de educación y salud, y que figura entre los diez mejores en el Informe Global sobre Brecha de Género 2014 elaborado por el Foro Económico Mundial.

En un engalanado colegio, en medio de la más esmerada puesta en escena, Michelle Bachelet se dirigió a un auditorio abarrotado de adolescentes que escuchaban con disciplina y admiración el mensaje de entusiasmo y esperanza de la exdirectora de ONU Mujeres.

La soledad del poder, la clave del éxito personal, los desafíos de las emprendedoras y hasta consejos para las relaciones amorosas.

Las preguntas de las escolares filipinas, cargadas de tanta ingenuidad como sincero interés, hicieron que por un momento, Bachelet se olvidara de la formalidad institucional de los actos oficiales y se sincerara con las alumnas del Miriam College.

"Estoy agradecida por esta oportunidad de intercambiar ideas y experiencias sobre temas que son muy importantes para mí, como el cierre de la brecha de género y la participación política de las mujeres", manifestó.

Bachelet fue presentada a las estudiantes por la directora del centro como una mujer que luchó contra la dictadura, que junto con su madre, Angela Jeria, sufrió tortura y exilio, y que después se convirtió en presidenta de Chile, además de ser la primera directora de ONU Mujeres.

"Para las mujeres líderes no existe el paraíso en la tierra, pero cuando crees en lo que haces, entiendes que muchas de las dificultades valieron la pena", confesó.

"No intenten ser una súper mujer. Estudien, preparense, apóyense unas a otras, dialoguen", aconsejó a las estudiantes la mandataria chilena, quien reconoció que a veces, en el ejercicio del poder, se siente la soledad.

Bachelet les contó a las estudiantes que en las últimas cuatro décadas el mundo ha sido testigo de importantes avances en la promoción y respeto de los derechos de la mujeres en áreas como la salud, la educación y la participación política.

"Estoy convencida que el desarrollo económico y humano de los pueblos y la consolidación de los sistemas democráticos dependen en gran medida de ellos", subrayó.

Por eso felicitó a las mujeres de Filipinas, un país que ocupa el puesto 24 a nivel mundial en cuanto a participación económica y el lugar 17 respecto a empoderamiento político de las mujeres, además de ser el que cuenta con mayor porcentaje de empresas propiedad de mujeres"

Pero no todas las naciones avanzan de manera tan decidida hacia la emancipación y la igualdad, y por eso la presidenta aludió a los desafíos mundiales relacionados con la violencia de género, la mortalidad materna y la feminización de la pobreza.

"Cerca de 800 mujeres mueren cada día en el mundo debido a complicaciones durante el parto. En mi región, América Latina y el Caribe, 9.300 mujeres mueren cada año por causas relacionadas con el embarazo", se lamentó Bachelet, para a continuación recordar que "en muchas regiones, cada vez más, la pobreza parece tener cara de mujer".

"No podemos permitir que estas tendencias continúen, hipotecando el futuro de las mujeres y, con ellas, el futuro de nuestros niños y niñas, el futuro de nuestros pueblos".

La presidenta de Chile animó a las estudiantes filipinas a luchar para hacer frente a los retos pendientes en materia de educación, brechas salariales y la participación de la mujer en la política y en el sector privado.

Y para ello, les dijo, nada mejor que "ser honestas, coherentes y no rendirse jamás".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha